Japón aprueba el mayor presupuesto militar de su historia ante el empuje chino

Por Publimetro Colombia

Tokio, 14 ene (EFE).- El Gobierno nipón aprobó hoy el mayor presupuesto de defensa de su historia en un ambiente marcado por la pujanza territorial de China en la región y el ansia de mayor protagonismo militar por parte de Tokio.

El monto para el próximo ejercicio fiscal, que el Parlamento aprobará de aquí a abril, es de 4,98 billones de yenes (unos 35.966 millones de euros), un 2 por ciento interanual más.

El aumento va principalmente destinado a que Japón se haga con nuevos cazas, aviones de reconocimiento, aeronaves de alerta temprana, drones de reconocimiento o vehículos anfibios.

También para comprar terrenos en el archipiélago de Amami (sur del país) para desplegar personal de sus Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) y para que comience a operar una unidad de vigilancia costera en Yonaguni, en la sureña prefectura de Okinawa.

Yonaguni es la isla japonesa habitada más occidental (está apenas a 70 kilómetros de Taiwán), pero ante todo dista solo 90 kilómetros de los controvertidos y deshabitados islotes Senkaku (Diaoyu en chino).

Las Senkaku, administradas por Japón pero reclamadas por China, se han convertido en uno de los principales escollos en las relaciones bilaterales, sobre todo desde que en 2012 Tokio adquirió tres de los islotes que eran propiedad de un particular nipón, lo que desató las iras de Pekín.

Desde entonces, patrulleras chinas han accedido en numerosas ocasiones a aguas que Japón considera parte de su territorio en torno a las disputadas Senkaku, una zona en la que, según Tokio, navíos chinos han apuntado además a buques y helicópteros nipones con sus sistemas de radar.

Desde que a finales de 2012 llegara al poder el conservador Shinzo Abe el presupuesto de defensa nipón se ha incrementado cada año y ha retomado su tendencia al alza tras una década de recortes.

El compromiso de Abe de potenciar la defensa del territorio ante lo que Tokio considera incursiones de China, se une al deseo de jugar un papel militar más activo en el escenario global.

Es por eso que su Gobierno aprobó una polémica reinterpretación de la Constitución pacifista del país para permitir a las Fuerzas de Auto Defensa defender a un aliado en caso de que este sea atacado, algo que prohibía hasta ahora la Carta Magna impuesta tras la II Guerra Mundial.

Muchos críticos dentro y fuera de Japón consideran que la decisión traiciona el espíritu pacifista de la posguerra y abre la vía a una nueva militarización del país, mientras que otros consideran que aumentar los presupuestos y potenciar la alianza con Washington es la única manera de plantar cara a Pekín.

Estos últimos pueden argumentar que Japón gasta una tercera parte de lo que China destina a sus Fuerzas Armadas (35.000 millones de euros frente a 110.000 en 2014).

También que tanto el ritmo de incremento de las partidas -el 2,8 frente al 12,2 por ciento el año pasado- como el volumen del PIB que suponen -el 1 frente al 2 por ciento, según estimaciones de 2013 del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI)- son menores en el caso de Tokio.

Por contra, aquellos que se oponen a los planes de la administración Abe pueden destacar que China tiene 10 veces más población y un territorio que es casi 26 veces más grande.

De cualquier modo, Japón, cuya Constitución le impide mantener “fuerzas terrestres, marítimas o aéreas”, es paradójicamente el octavo país del mundo que más gasta en defensa (China es segundo), según los últimos datos del SIPRI.

Esas mismas cifras indican que también es el segundo que más desembolsa en proporción al tamaño de su territorio, solo por detrás de Reino Unido.

Andrés Sánchez Braun

Tokio, 14 ene (EFE).- El Gabinete del primer ministro japonés, Shinzo Abe, aprobó hoy unos presupuestos generales récord de 96,34 billones de yenes (696.939 millones de euros/820.643 millones de dólares) para el próximo ejercicio fiscal, un 0,47 por ciento más que el año anterior.

Dentro del presupuesto, que deberá ser refrendado por Parlamento, los costes para financiar la seguridad social supondrán un tercio del total y alcanzarán los 31,53 billones de yenes (227.897 millones de euros/268.370 millones de dólares), un 3,3 por ciento interanual más.

De este modo, el Gabinete Abe no ha logrado recortar gastos en esta partida cuyo continuo crecimiento preocupa especialmente en un país con una población muy envejecida.

El presupuesto de Defensa también ha crecido por tercer año consecutivo hasta los 4,98 billones de yenes (35.966 millones de euros/42.330 millones de dólares), un 2 por ciento interanual más, para reforzar la vigilancia del territorio, especialmente de las islas Senkaku/Diaoyu cuya soberanía reclama China.

El gasto en obras públicas se incrementará, pero apenas un 0,03 por ciento, hasta los 5,97 billones de yenes (43.144 millones de euros/50.809 millones de dólares).

Por otro lado, 23,45 billones de yenes (169.470 millones de euros/199.566 millones de dólares) se destinarán a los costes derivados de la emisión de deuda pública.

Pese a que la emisión de bonos de Japón se recortará este año un 13,52 por ciento interanual hasta los 36,86 billones de yenes (266.373 millones de euros/313.698 millones de dólares), el 38,3 por ciento de los presupuestos generales vendrá financiado por nueva deuda.

Esto aumenta la presión sobre la Administración Abe de cara a mejorar la salud fiscal de Japón, que tiene una deuda pública que es más del doble de su PIB y es la mayor del mundo desarrollado.

No obstante, el Gobierno también ha querido diseñar un presupuesto destinado a revitalizar la economía local, en recesión técnica tras una subida del IVA el pasado mes de abril que ha hundido el consumo interno, pilar fundamental del PIB nipón.

El borrador será presentado en la Dieta (Parlamento), donde el Partido Liberal Demócrata (PLD) de Abe ostenta una cómoda mayoría, hacia finales de mes.

Sin embargo, debido a los retrasos derivados de las elecciones generales de diciembre es muy probable que no pueda ser refrendado antes de que arranque el nuevo ejercicio el 1 de abril, por lo que se requerirá de la activación de una partida provisional para el comienzo del curso.

Pekín, 14 ene (EFE).- El Gobierno chino dijo hoy que espera que “Japón analice la Historia para conseguir un desarrollo pacífico” a raíz de que el Ejecutivo nipón aprobara hoy el mayor presupuesto de defensa hasta la fecha.

“Los pasos de Japón en el área militar y de seguridad han despertado la atención de sus vecinos y de la comunidad internacional”, dijo hoy Hong Lei, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, en una rueda de prensa en Pekín.

“Indican (los pasos) si Japón está o no preparado para seguir el camino del desarrollo pacífico”, subrayó con ambigüedad el portavoz, al ser preguntado sobre la opinión de China acerca del presupuesto militar aprobado hoy por Tokio, el mayor de su historia.

Sin evaluar más la decisión del país vecino, Hong destacó: “Esperamos que Japón analice la Historia para conseguir un desarrollo pacífico y jugar un rol constructivo en la promoción de la paz y la estabilidad”.

En plena pujanza territorial de China en la región, el Parlamento japonés aprobará de aquí a abril una cantidad de 4,98 billones de yenes (unos 35.966 millones de euros), un 2 por ciento interanual más.

El aumento va principalmente destinado a que Japón se haga con nuevos cazas, aviones de reconocimiento, aeronaves de alerta temprana, drones de reconocimiento o vehículos anfibios.

La decisión se produce cuando las naciones vecinas comenzaban a experimentar un cierto deshielo de las relaciones tras más de dos años de tensiones por la soberanía de un archipiélago en el Mar de la China Oriental (unas islas que China llama Diaoyu y Japón Senkaku).

Agudizadas desde que Tokio anunció la nacionalización de tres de los islotes en septiembre de 2012, las tensiones por el archipiélago, administrado por Japón, se han convertido en uno de los principales escollos en las relaciones bilaterales.

China también ha manifestado su suspicacia ante la decisión de Japón de aprobar la reinterpretación de la Constitución pacifista del país para permitir a las Fuerzas de Autodefensa defender a un aliado en caso de que este sea atacado, algo que prohibía hasta ahora la Carta Magna impuesta tras la II Guerra Mundial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo