Sánchez acusa al PP de "atacar día sí y día también" a la Constitución

Por Publimetro Colombia

San Sebastián, 10 ene (EFE).- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado hoy al Partido Popular de “atacar día sí y día también” a la Constitución española al recortar los “derechos y libertades” que consagra, tras lo que ha prometido derogar leyes como la reforma laboral y la Lomce cuando gobierne.

Sánchez ha respondido a las preguntas de los ciudadanos en una asamblea abierta celebrada en San Sebastián, en su primera visita a Gipuzkoa como secretario general, tras lo que se trasladará a Oviedo para participar esta tarde en un acto similar acompañado por el presidente de Asturias, Javier Fernández.

El líder socialista, aclamado con gritos de “¡presidente, presidente!” a su llegada al Kursaal donostiarra, ha estado acompañado por la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, y por el candidato a la Alcaldía de San Sebastián, Ernesto Gasco, que ha oficiado de maestro de ceremonias.

El líder del PSOE ha defendido una reforma constitucional para “renovar” la “alianza de generaciones” de 1978, frente al “inmovilismo” del PP y a la intención de otras formaciones -en alusión a Podemos- de “fracturar” ese pacto.

Sánchez, quien no ha hecho ninguna alusión ni ha recibido pregunta alguna sobre la política vasca o el proceso del fin del terrorismo de ETA, ha planteado impulsar un “cambio seguro” en España para fomentar el empleo digno, la igualdad y acabar con la corrupción.

El dirigente socialista ha considerado “curioso” que el PP sostenga que “no hay que tocar ni una coma de la Constitución”, cuando “nunca creyó” en una Carta Magna, a la que “ataca día sí y día también” al recortar derechos y libertades.

Frente a estos recortes, Sánchez se ha dicho que lo “primero” que hará si gobierna será “derogar la reforma laboral” y aprobar un estatuto de los trabajadores con rango de ley para “recuperar muchos de los derechos laborales perdidos”.

También ha defendido medidas para reestructurar la deuda privada de trabajadores autónomos con problemas o de familias en riesgo de desahucio, ya que, en su opinión, no podrá haber recuperación económica hasta que no se produzca una “recuperación social”.

Para ello, Pedro Sánchez ha abogado por liderar un “gobierno de cambio seguro desde la izquierda”, una frase con la que ha respondido a un veterano militante guipuzcoano que le ha pedido un compromiso explícito de que no aceptará una “gran coalición” con el PP tras las elecciones generales para hacer frente al hipotético empuje de Podemos.

“El compromiso es liderar gobiernos de cambio seguro desde la izquierda. Más veces no lo puedo decir”, ha zanjado.

Dicho “cambio seguro” conllevará una “lista increíble” de medidas del PP que deberán ser derogadas, ha señalado el líder socialista, como la reforma laboral, la Lomce, las tasas judiciales, la llamada “ley mordaza” y “tantos y tantos recortes que se están produciendo”.

Sánchez ha acusado al Gobierno de pretender “desmantelar” el Estado del Bienestar y convertir en “estructural” la desigualdad con medidas como una reforma fiscal que significa un recorte de 4.000 millones de ingresos por los “regalos fiscales a las grandes corporaciones”.

Se trata, ha abundado, de “transferir renta de las capas más pobres y medias de la sociedad a las capas más ricas”, por lo que es una reforma fiscal “regresiva” que “nada tiene que ver con la crisis y sí con la ideología”.

Ha insistido en que la reforma laboral ha significado una disminución de ingresos fiscales por rentas del trabajo, lo que ha llevado al Gobierno a emplear el fondo de reserva de la Seguridad Social, tras lo que ha concluido que con la derecha el futuro de los ciudadanos “más precario, más oscuro cuando lleguen a la jubilación”.

El cambio que propugna Sánchez incluye también la regeneración política, un capítulo en el que ha asegurado que no le temblará “el pulso” para “echar a ningún corrupto del partido socialista”, al tiempo que ha defendido también el principio de presunción de inocencia.

San Sebastián, 10 ene (EFE).- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy en San Sebastián que la situación de Cataluña responde a una “pelea de poder” entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Sánchez se ha referido brevemente a las negociaciones que están manteniendo ambos dirigentes catalanes para celebrar elecciones anticipadas, durante su intervención en una asamblea abierta celebrada en San Sebastián, donde ha asegurado que el independentismo “es insolidaridad”.

Tras tachar de “increíble” lo que “ocurre en Cataluña”, Pedro Sánchez ha señalado que Mas y Junqueras están manteniendo “única y exclusivamente” una lucha “de poder”.

Frente a esta actuación, el líder socialista ha reivindicado la “convivencia y la concordia” y ha pedido a los dirigentes catalanes que “dejen de preocuparse por lo suyo” y empiecen a trabajar por solucionar los problemas de los catalanes, quienes están “sufriendo” los recortes propugnados por “la derecha”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo