La Liga Árabe pide un diálogo en Libia y condena el rapto de cristianos egipcios

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 5 ene (EFE).- La Liga Árabe instó hoy a un diálogo entre las distintas facciones libias para poner fin al actual conflicto, al tiempo que condenó el reciente secuestro en ese país de trece trabajadores cristianos egipcios.

Durante una reunión de urgencia celebrada hoy en El Cairo por los delegados permanentes, el secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, lamentó la muerte de al menos tres coptos (cristianos egipcios) y el secuestro de los otros trece.

Al Arabi destacó la importancia de que todas las partes lleguen a un acuerdo para desatascar el proceso político en el país.

El delegado libio en la Liga Árabe, Ashur Aburashed, pidió a la comunidad internacional que levante el embargo impuesto a Libia para importar armas.

Aburashed justificó su llamamiento en las limitadas capacidades actuales del Ejército libio para hacer frente a las milicias islamistas.

Todos los embajadores de los países árabes participantes en dicha reunión pusieron de relieve la importancia de que todas las facciones políticas en Libia consigan su unidad por el bien del pueblo libio y del país.

En cuanto al caso del secuestro, el Ministerio egipcio de Exteriores anunció hoy la formación de un comité de seguimiento para buscar soluciones al respecto.

También se reunió el portavoz egipcio de Exteriores, Badr Abdel Ati, con los familiares de los raptados hace dos días en la ciudad libia de Sirte.

El secuestro de estas trece personas no supone el primer ataque contra cristianos egipcios en Libia, donde ya se han producido raptos y asesinatos de esta comunidad, en general a manos de brigadas islamistas radicales.

La crisis libia se inició con la caída del régimen del coronel Muamar al Gadafi, en octubre de 2011, y desde entonces el país está en una espiral de violencia en la que la verdadera autoridad la ejercen las milicias de todo signo.

Actualmente el país cuenta con dos gobiernos y dos parlamentos, en Trípoli y en Tobruk, que compiten por el poder, además de diferentes milicias rivales que intentan imponer su voluntad sobre el terreno por la fuerza.

Bucarest, 5 ene (EFE).- Un marinero de nacionalidad rumana murió por el bombardeo de un petrolero en el puerto libio de Derna, que causó también el fallecimiento de un griego y otros dos heridos, informó hoy el ministerio de Asuntos Exteriores de Rumanía.

El rumano fallecido, de 23 años, estaba a punto de terminar su contrato y regresar a su país, según declaró el representante del Sindicato Libre de Marineros de Constanza, Adrian Mihalciou, al diario “Adevarul”.

Mihalciou descartó que el barco petrolero pudiera generar sospecha a las autoridades libias, ya que había anclado muchas veces en territorio libio en los últimos tres años.

De los 26 miembros de la tripulación de bandera liberiana, 21 eran filipinos, tres griegos y dos rumanos.

El ministerio rumano de Exteriores no precisó de qué nacionalidad son los otros dos heridos a causa del ataque, ocurrido ayer.

El petrolero abastecía la central eléctrica de Derna cuando fue alcanzado por proyectiles disparados, supuestamente, por aviones leales al general sublevado Jalifa Hafter, que combate a las milicias islamistas.

Derna está desde hace dos meses en manos de milicias islamistas que, según algunas fuentes, han jurado lealtad al Estado Islámico (EI), la organización terrorista que se ha hecho fuerte en amplias zonas de Irak y Siria y ha proclamado un califato al que se han adherido distintos grupos yihadistas en todo el mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo