El Likud de Netanyahu celebra primarias de cara a los comicios del 17 de marzo

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 31 dic (EFE).- El partido conservador Likud que encabeza el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, elige hoy a sus candidatos en unas primarias que decidirán si vira hacia el ala más ultranacionalista o mantiene su ideología de base pragmática.

Se trata de las primeras elecciones internas que celebra una formación política en Israel de cara a los comicios adelantados al próximo 17 de marzo, después de que Netanyahu destituyera a principios de mes a dos ministros y planteara la imposibilidad de seguir gobernando con el anterior Gabinete.

Unos 96.600 militantes fueron convocados por la formación derechista israelí para elegir a sus candidatos a diputados para las próximas generales.

En total, unas 600 urnas habilitadas por todo el país se cerrarán a las 22.00 hora local (19.00 GMT) de hoy, aunque los resultados sólo se conocerán mañana o el viernes.

El índice de participación en estas elecciones primarias a las 18.45 locales (15.45 GMT) se situaba en torno al 35 por ciento, según fuentes de la formación citadas por medios locales.

Los expertos prevén un repunte de la asistencia a urnas en las horas previas al cierre de las urnas.

Las elecciones son consideradas cruciales para el partido derechista que lidera el primer ministro, que lleva en el poder desde 2009 y aspira a revalidar el que, de lograrlo, sería su cuarto mandato al frente del Ejecutivo de Israel.

“Las primarias son importante para el Estado de Israel. En primer lugar, deciden a quién se le da la autoridad para dirigir el Likud, y después para dirigir el país y defender este Estado”, declaró Netanyahu al acudir a una de las urnas de Jerusalén con su esposa, Sara, para depositar su voto a primera hora de la jornada.

Medios locales han subrayado que la importancia de estas primarias radica en que la reciente fuga de candidatos moderados podría desequilibrar la balanza de fuerzas en el seno del partido y llevar a una lista demasiado radical para que el votante medio pueda inclinarse por ella el 17 de marzo.

Netanyahu, que cuenta con una fuerte oposición dentro de su partido por parte del ala colonizadora y ultranacionalista, abogó hoy por una “lista fuerte” y pidió que se le conceda el derecho de reservar dos puestos de designación personal para “reforzarla”.

El Likud ha sufrido en los últimos años una progresiva radicalización por la entrada en sus filas de miles de militantes que viven en los territorios palestinos ocupados, inclinando sus posturas a favor de la colonización judía de ese territorio.

Sondeos recientes dan un peso cada vez mayor a su rival político dentro de la formación Moshé Feiglin, conocido por sus ideas ultranacionalistas y su apoyo al cambio del statu quo en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, conocida por los judíos como Monte del Templo, que ya le disputó la dirección en pasadas primarias.

El diario “Yediot Aharonot” vaticinaba hoy que los comicios se caracterizarán por los ajustes de cuenta entre los distintos grupos de militantes, que mediante acuerdos han confeccionado listas particulares para obtener el voto a sus dirigentes preferidos y, con ello, eliminar a los opositores.

Los analistas afirman que la salida de los moderados y de varias jóvenes promesas llamadas a suceder a Netanyahu en el plano más pragmático han erosionado “el ADN del Likud”, hasta dejarlo sin figuras carismáticas y en manos de poderosos grupos radicales que pueden torpedear su reelección como cabeza de lista.

El Partido Laborista israelí, que concurre a los comicios en una plataforma conjunta con la formación de la exministra de Justicia Tzipi Livni, destituida por Netanyahu, celebrará primarias el próximo 13 de enero.

El ultranacionalista y procolono “Hogar Judío” de Naftalí Bennett lo hará el 14 de enero y el izquierdista Meretz el 19, entre otras formaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo