Renzi reclama un "cambio de modelo" en una Europa "estancada"

Por Publimetro Colombia

Roma, 29 dic (EFE).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, reclamó hoy en Roma un “cambio de modelo” en la Unión Europea (UE), de la que constató que está “estancada”, y dijo que las reformas no son suficientes para sacar al Viejo Continente de la crisis.

Renzi explicó en la conferencia de prensa de final de año celebrada en Roma que no está “preocupado en absoluto por los retos que Italia tiene por delante en 2015”, sino más bien porque ve necesario “un gran cambio en Europa”.

“Si no cambiamos el modelo económico, el partido de los euroescépticos no solo crecerá, sino que se corre el riesgo de hacerse con países de gran tradición e importancia”, aseguró.

“Quien quiere el bien de Europa tiene que decir que Europa tiene que cambiar”, agregó Renzi, cuyo país ha ejercido durante la segunda mitad de 2014 la presidencia de turno de la Unión Europea.

El jefe del Gobierno italiano consideró que este año su país ha dado un “cambio” que para él “es una revolución copernicana (…) ha cambiado el ritmo de la política”.

Renzi insistió en que la Comisión Europea debe asumir lo que calificó como “batalla histórica” de Italia, es decir, que se excluyan las inversiones de la contabilidad en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

“Veremos si lo escucha la UE”, admitió Renzi, pero agregó que, si no fuera así, Italia “podría ir en solitario” y no excluyó que se sobrepase el límite del 3 % del déficit público en relación con el Producto Interior Bruto (PIB) incluido en ese pacto si no se asume esta demanda en particular.

En relación con las propias reformas internas, el jefe del Gobierno italiano reconoció que su país “no puede relanzarse sin las reformas estructurales, pero no bastan”, aunque aseguró que Italia ha salvado en 2014 la distancia que le separaba de otros países europeos líderes.

“Nuestro modelo es Alemania y hacerlo mejor (que ese país) es un objetivo a nuestro alcance”, estimó el primer ministro, que además excluyó cualquier “efecto contagio” entre Italia y Grecia.

“Italia es un gran país manufacturero, tiene condiciones económicas positivas, aunque tenga el problema de la deuda, y (hay) reformas, estamos trabajando en estos aspectos”, consideró el primer ministro, que contestó a las preguntas de la prensa durante más de dos horas y media.

“No hay coartada: si no lo conseguimos es culpa mía”, admitió Renzi sobre la recuperación económica de su país que persigue con las políticas reformistas iniciadas desde que llegó al cargo en febrero pasado.

Pero sí admitió también que el año 2015 “será decisivo” para la recuperación económica: “Insisto sobre el sentido de urgencia”, declaró.

Preguntado por sus malas relaciones con los sindicatos por su rechazo a la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo, que estuvo detrás de la huelga general del 12 de diciembre, Renzi dijo que se ha producido un cambio de modelo social en los últimos años.

Que la sociedad esté dividida en “categorías”, como las representadas por los sindicatos o las organizaciones patronales, es una idea “que iba bien hace treinta años”, comentó Renzi.

El líder del Partido Demócrata (PD) también se refirió al escándalo que ha generado la revelación de la infiltración de la mafia en el ayuntamiento de Roma y aseguró que ha pedido una reforma destinada a “aumentar las penas”.

“Considero que se debe restituir de lo que se ha apropiado indebidamente, todo, no una parte. Los descuentos se hacen en el supermercado, no a los corruptos”, dijo Renzi.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo