El parlamento griego se prepara para la votación decisiva del presidente del país

Por Publimetro Colombia

Atenas, 28 dic (EFE).- El Parlamento griego se prepara para la tercera y decisiva votación mañana del candidato a la presidencia de la República, Stavros Dimas, que en caso de fracasar llevará forzosamente a la convocatoria de elecciones generales anticipadas.

En un último llamamiento a los diputados, el primer ministro, Andonis Samarás, advirtió este sábado que quien no respalde al candidato, automáticamente se aliará con la oposición izquierdista Syriza.

“Ningún diputado tendrá derecho a decir que no sabía”, declaró Samarás en una entrevista con la televisión pública Nerit, que aprovechó para lanzar toda su artillería verbal contra Syriza, líder de las encuestas electorales.

Insistió en que en caso de que Syriza llegue a gobernar y a aplicar su programa, no pagará los intereses de la deuda soberana e “indefectiblemente conducirá el país a la quiebra”.

El de ayer era el segundo llamamiento público que hacía Samarás a los diputados todavía indecisos, aunque, a diferencia del domingo pasado, en que ofreció hacer partícipes de su Gobierno a los diputados independientes que apoyen al candidato, esta vez no hubo promesas adicionales.

Su oferta que incluía adelantar a finales de 2015 elecciones generales previstas para 2016 tuvo escasa repercusión y en la segunda votación parlamentaria, celebrada el martes, el excomisario europeo y varias veces ministro griego Dimas, de 73 años, tan solo obtuvo ocho votos más que en la primera ronda.

Dimas obtuvo el respaldo de 168 de los 300 diputados con los que cuenta la cámara legislativa helena, lejos de los 200 votos que necesitaba.

En esta última vuelta el candidato ya solo necesitará 180 votos a su favor, lo que implica que necesita recabar 12 más que en la ronda anterior.

Las filtraciones desde la jefatura de Gobierno y de las sedes de los dos partidos gubernamentales apuntan a que hay pocas expectativas de lograr reunir los votos necesarios, por lo que la maquinaria electoral ya se ha puesto en marcha.

En un artículo para la edición dominical del diario de izquierdas “Avgi”, el líder de Syriza, Alexis Tsipras, afirmó que el primer paso en caso de una victoria electoral será la implementación del “Programa de Tesalónica”, que básicamente consiste en un paquete de medidas para ayudar a los sectores de la población más golpeados por la crisis.

Tsipras aseguró que una vez ganadas las elecciones “Syriza tratará de reunir a su alrededor el mayor número de fuerzas posible para obtener una mayoría en el Parlamento y poder poner en práctica su programa”.

Entre las consecuencias de la convocatoria de elecciones, se perfila como posibilidad la división de la izquierda moderada Dimar, partido que durante un año formó parte del actual Gobierno, y que ya la semana pasada perdió una diputada de sus hasta entonces diez parlamentarios.

Mucho más dramática, sin embargo, sería la escisión del gubernamental Partido Socialista Panhelénico (Pasok), en crisis permanente desde que formó gobierno con la Nueva Democracia de Samarás.

Nada menos que el ex primer ministro Yórgos Papandreu, hijo del fundador de Pasok, Andreas Papandreu, ha anunciado su intención de crear un nuevo partido, lo que llevaría a la división de esta histórica formación, pues se calcula que en torno a un tercio de los diputados, militantes y votantes le podrían apoyar.

De ocurrir, nadie puede prever el destino que correrían los socialdemócratas, divididos en dos partidos, en las elecciones.

Los sondeos electorales dan al Pasok un apoyo máximo del 6 % de los votos, en un espectro parlamentario en el que ya ahora la izquierda está sumamente fragmentada.

En caso de que la votación del lunes no prospere, la Constitución establece un plazo de diez días para la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones generales entre tres y cuatro semanas después, esto es, entre el 25 de enero y el 1 de febrero.

Syriza sigue encabezando todas las encuestas, si bien su ventaja frente a la conservadora Nueva Democracia de Samarás se ha acortado hasta entre 3,5 y 7 puntos porcentuales, dependiendo del sondeo.

Los sondeos también reflejan que una mayoría de los ciudadanos, en torno al 57 % prefiere que el presidente salga elegido de este Parlamento y se eviten la convocatoria de elecciones, mientras que solo un 38 % prefiere acudir a las urnas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo