Martelly nombra primer ministro a miembro de la oposición moderada en Haití

Por Publimetro Colombia

Puerto Príncipe, 26 dic (EFE).- El presidente haitiano, Michel Martelly, nombró primer ministro al miembro de la oposición moderada y exalcalde de Puerto Príncipe Evans Paul con el fin de formar un nuevo Gobierno, en medio de una intensa crisis política en el país.

La decisión fue tomada previa consulta con los presidentes del Senado, Stevenson Jacques Thimoléon, y de la Cámara de Diputados, Simon Dieuseul Desras.

Las manifestaciones que exigen la dimisión de Martelly están programadas para hoy y los días 28 y 31 de diciembre, así como el primero de enero de 2015, sin embargo la movilización de hoy fue cancelada, según sostienen los medios locales.

“El evento programado para viernes, 26 de diciembre, se cancela,” dijo hoy el exsenador Tunerb Delpé, sin especificar los motivos.

Evans Paul, de la Confederación Unidad Democrática (KID, por sus siglas en creole), se encontraba en una lista de cinco candidatos para sustituir al anterior jefe de Gabinete, Laurent Lamothe, que fue obligado a dejar el cargo tras un informe presentado por una comisión de personalidades haitianas de diversos sectores.

Dicha comisión, de la que era miembro Paul, fue designada por Martelly para buscar una salida a la crisis política del país agitada por la oposición, que exige en las calles casi a diario la dimisión del jefe de Estado y la celebración de elecciones.

En la lista de candidatos para sustituir a Lamothe también se encontraban Charles Jean Jacques, actual ministro de Asuntos Sociales y de Trabajo; el canciller del país, Pierre Duly Brutus; Laleau Wilson, ministro de Comercio, y Jude Hervé Day, exministro de Planificación.

El nombramiento de Paul, quien se postuló sin éxito para presidente de Haití en el año 2006, fue anunciado por Martelly a través de la red social Twitter el día de Navidad.

Actualmente ejerce como primera ministra de manera temporal la ministra haitiana de Salud y Población, Florence Duperval Guillame.

Martelly la nombró la pasada semana por un período de 30 días, una semana después de que Lamothe renunciará.

El nombramiento del nuevo primer ministro por decreto del presidente deberá ser refrendado por el Parlamento (bicameral), de mayoría opositora.

El jefe de Estado tendrá que convocar en los próximos días una sesión extraordinaria del Parlamento para decidir sobre la ratificación del nuevo primer ministro.

Las diferencias entre el Ejecutivo y el Legislativo han aplazado en los últimos años las elecciones municipales y legislativas, la última vez el pasado 26 de octubre, sin fijarse una fecha nueva, y el mandato del Parlamento terminará el próximo 12 de enero, coincidiendo con el aniversario del devastador terremoto que azotó el país en 2010.

El Gobierno haitiano busca estos días alcanzar acuerdos con los dirigentes de la oposición con el fin de superar la crisis política en la que está sumido el país.

El pasado 17 de diciembre, Martelly se reunió con cinco grupos opositores, pero no quiso ofrecer detalles de lo tratado “para no entorpecer” el proceso de diálogo.

Formaciones políticas de la oposición como el Movimiento Patriótico de Oposición Democrática (MoPod) y la plataforma Pitit Desalin habían rechazado unirse a estas conversaciones con el presidente haitiano y manifestaron que continuarán con las protestas exigiendo la dimisión de Martelly.

La comisión creada por el presidente también recomendó la sustitución del presidente del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ), Anel Alexis José.

Por otro lado, la comisión pidió la sustitución de los nueve jueces que forman el Consejo Electoral Provisional (CEP), quienes la pasada semana presentaron su renuncia en bloque.

Asimismo, solicitó que los senadores haitianos sancionen las enmiendas a la ley electoral planteadas en el diálogo nacional para facilitar la celebración de elecciones en el país.

El canciller rutus indicó en octubre que Martelly se verá “forzado” a convocar la celebración de las elecciones por decreto a partir de enero.

Desde el 13 de enero de 2015, el presidente estaría facultado para convocar, en los tres meses siguientes, las elecciones al Parlamento y municipales.

La Constitución del país ofrece esta salida al poder Ejecutivo: Gobernar por decreto.

No obstante, esta alternativa fue rechazada por un conjunto importante de fuerzas políticas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo