Pyongyang exige investigar con Washington el ciberataque a Sony

Por Publimetro Colombia

Seúl, 20 dic (EFE).- El régimen norcoreano negó hoy las acusaciones de Washington y le exigió una investigación conjunta sobre el ciberataque a Sony Pictures que le ha atribuido, al tiempo que advirtió de “graves consecuencias” si Estados Unidos rechaza su oferta.

La agencia estatal de noticias norcoreana KCNA emitió hoy un comunicado en el que un funcionario anónimo del Ministerio de Asuntos Exteriores volvió a defender que el régimen de los Kim no está detrás del reciente ataque informático contra el estudio hollywoodiense.

El portavoz aseguró que Pyongyang puede demostrar que “no tiene nada que ver con el caso” y ofreció investigar el suceso de manera coordinada con Estados Unidos.

La inusual propuesta se produjo un día después de que el Gobierno estadounidense acusara directamente a Pyongyang del reciente ataque y el presidente de EEUU, Barack Obama, dijera en su última rueda de prensa del año que su Ejecutivo responderá “de forma proporcionada”.

Obama hizo esa declaración poco después de que la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI) asegurara que posee “suficiente información para concluir que el Gobierno de Corea del Norte es responsable” del ataque cibernético contra Sony.

El organismo federal considera que las herramientas informáticas empleadas coinciden con otros ataques atribuidos a piratas norcoreanos.

Entre ellos se cuenta el que paralizó el 20 de marzo de 2013 los sistemas informáticos de las tres mayores cadenas de televisión de Corea del Sur, la pública KBS, y las privadas MBC y YTN, y también de tres bancos (Shinhan, Jeju y Nonghyup) de este país.

Pese a la oferta lanzada hoy por Pyongyang de crear una comisión mixta de investigación, el régimen Juche mantuvo el tono beligerante en la nota de KCNA, en la que calificó de “calumnias” las acusaciones de Washington y amenazó a Estados Unidos con represalias si rechaza su propuesta para colaborar.

“Estados Unidos debería tener en cuenta que se enfrentará a graves consecuencias en caso de que rechace nuestra propuesta de investigación conjunta”, detalla la nota.

El ciberataque fue cometido contra Sony Pictures el pasado 24 de noviembre y reivindicado por unos piratas informáticos que se hacen llamar “Guardians of Peace” (“Guardianes de la Paz”).

El ataque supuso el robo de películas y otros datos valiosos de la compañía y sus empleados, que después de su sustracción fueron volcados en internet.

La acción se produjo al parecer como protesta contra el filme “The Interview”, una comedia de Seth Rogen y James Franco sobre un complot de Estados Unidos para asesinar al dictador norcoreano, Kim Jong-un, que el régimen de Pyongyang ya calificó en su momento de “acto de guerra”.

El pasado martes los “Guardianes de la Paz” avisaron en un comunicado de que sembrarían el terror en los cines que proyectasen el filme y comparó su amenaza con los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Esto hizo que los principales exhibidores estadounidenses eliminaran la película de sus carteleras y que Sony anunciara la cancelación del estreno, que estaba previsto para el 25 de diciembre en ese país norteamericano y también en España.

Por su parte, el portavoz de Exteriores norcoreano volvió hoy a condenar la película y dijo que, si Pyongyang decide “tomar represalias”, lo hará contra aquellos que son “los responsables de los ataques hostiles” contra el hermético país asiático y no “con un acto terrorista contra el público inocente de los cines”.

Washington, 20 dic (EFE).- EE.UU. mantuvo hoy sus acusaciones contra Corea del Norte después de que este país negara estar tras el ciberataque contra Sony Pictures y que obligó a la retirada de la película “The Interview” antes de su estreno, mientras actores como George Clooney pidieron apoyar al estudio.

“Si el Gobierno de Corea del Norte quiere ayudar, tienen que admitir su culpabilidad y compensar a Sony por los daños que este ataque ha causado”, indicó en declaraciones a Efe, Mark Stroh, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Ante el rechazo del Gobierno norcoreano de estar detrás del ataque el portavoz estadounidense señaló que Corea del Norte “tiene un largo historial de negar su responsabilidad en acciones destructivas y provocativas”.

El Gobierno de Corea del Norte negó hoy las acusaciones y exigió una investigación conjunta sobre el ciberataque a Sony Pictures, al tiempo que advirtió de “graves consecuencias” si Estados Unidos rechaza su oferta.

El ataque se produjo el pasado 24 de noviembre y los piratas informáticos, que se hacen llamar “Guardians of Peace”, robaron números de identificación fiscal y partes médicos de más de 3.000 empleados de la compañía, mails privados en los que se critica a algunos actores, además de cinco películas.

Esta semana el grupo advirtió de que el estreno de “The Interview”, una comedia que narra una trama ficticia de la CIA para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-un, tendía graves consecuencias, aludiendo a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, lo que acabó con la cancelación de su estreno.

La retirada de la película “The Interview” plantea hoy el interrogante de si se actuó con miedo o con prudencia, en un país golpeado por el terrorismo pero que defiende a ultranza la libertad de expresión.

El actor George Clooney inició una petición de apoyo a Sony y a la libertad de expresión entre sus compañeros pero, según señaló en una entrevista con Deadline Hollywood, no encontró el respaldo que esperaba.

“Nadie se puso de pie. Nadie tomó esa posición”, lamentó Clooney, “estamos hablando de un país decidiendo sobre el contenido que vamos a ver”, dijo y añadió “esto afecta no solo a películas, esto afecta a todos los negocios”.

El actor enfatizó que Sony “no ha retirado la película porque tenga miedo; la ha retirado porque todas las salas de cine dijeron que no la iban a poner”.

Los piratas informáticos revelaron además miles de email que incluyen críticas a Angelina Jolie, a la calidad de las películas de Adam Sandler, y referencias a Jennifer Lawrence, Brad Pitt y Bradley Cooper, entre otros, que según Clooney han sido utilizados como “armas de miedo” para avergonzar a quienes los han escrito.

“No podemos tener una sociedad en la que un dictador en algún lugar puede imponer censura aquí en Estados Unidos”, dijo el presidente Barack Obama durante su rueda de prensa de fin de año el viernes en la que aseguró que Estados Unidos responderá al ataque.

“Creo que es lamentable que los cines no proyecten ‘The Interview’. ¿Van a retirar todas las películas que reciban amenazas anónimas?”, dijo el actor y director Judd Apatow en un mensaje de Twitter.

“Wow. Todo el mundo se derrumbó. Los ‘hackers’ ganaron. Una victoria total y completa para ellos”, tuiteó el actor Rob Lowe, que recibió una respuesta del excandidato presidencial republicano Newt Gingrich “no fueron los ‘hackers’ los que ganaron, fueron los terroristas y casi seguro la dictadura de Corea del Norte. Esto ha sido un acto de guerra”.

El exsecretario del Departamento de Seguridad Nacional, Tom Ridge, defendió que Estados Unidos tiene que dar una respuesta para “defender nuestro derecho a la libertad de expresión” porque aunque no ha habido una invasión física de territorio consideró que ha sido una “invasión a las fronteras de nuestro sistema”.

Ridge consideró un “error” que Sony haya accedido a la retirada de la película, al igual que señaló el viernes el presidente, Barack Obama, una acusación que refutó el consejero delegado de Sony, Michael Lynton, en una entrevista con CNN.

Lynton aseguró que la compañía busca alternativas para proyectar la película y tiene “un número de opciones abiertas, que hemos considerado y que estamos considerando”.

“Nuestro deseo ha sido siempre permitir al público estadounidense vea esta película”, aseguró Lynton, que rechazó que la compañía haya “cedido” a la amenaza de los piratas informáticos y culpó a los cines por su negativa a mostrar la película.

Para el analista político de PBS Jeff Greenfield el ataque “es la versión cibernética” de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos “por el miedo que ha extendido”, en referencia a la información revelada en los correos y al hecho de que Clooney no consiguiera ni una sola firma para su carta.

El actor y comentarista Chris Rock reconoció en una entrevista con el diario New York Times que sus colegas en Hollywood están “asustados” ante los mensajes privados que han salido a la luz. “Estos mails, son tus asuntos privados, todo el mundo tiene miedo…nadie sabe qué hacer”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo