Mujica apuesta por la integración y pide al Mercosur que mire a China

Por Publimetro Colombia

Paraná (Argentina), 17 dic (EFE).- El presidente de Uruguay, José Mujica, se despidió hoy de Mercosur con un llamamiento a la integración y un consejo para que cuide sus relaciones con China.

En la ciudad argentina de Paraná, donde se celebra la última cumbre del Mercosur en la que participará en representación de Uruguay, Mujica se congratuló de que los países de América Latina hayan comenzado a “mirarse entre vecinos” cuando antes “no se miraban y miraban a Estados Unidos”.

El presidente, que entregará el poder a su compañero del Frente Amplio Tabaré Vázquez el 1 de marzo de 2015, afirmó que se va “con la ilusión de construir una integración para los que vendrán después de nosotros”.

Pero, agregó, “tengo que decirle al Mercosur que algunas cosas no se pueden soslayar en el mundo de hoy, un mundo que va a tener piedad con los que sean fuertes y por tanto capaces de defenderse”.

Por eso, Mercosur, “que tiene un intercambio cada vez más fuerte con China, que no puede ni debe ignorar, no puede renunciar a esa relación comercial”, agregó.

“Mercosur debe discutir el futuro de su relación con China, porque la precisa y precisará otros péndulos, pero no debe ignorar este problema”, insistió.

“No podemos esperar, acá se juegan los garbanzos de mucho tiempo hacia adelante”, afirmó el presidente uruguayo, orgulloso de que América Latina sea “un continente de paz” que debe “levantar su voz porque la guerra contemporánea significa el sacrificio de los más débiles siempre”.

El presidente se despidió de sus vecinos con un llamamiento a la integración, no solo económica sino en todos los sentidos, especialmente en materia educativa, y adelantó que va a “seguir luchando”

“Se que me voy a morir con los arreos puestos, como un caballo viejo” y “no voy a ser un veterano que se dedica a escribir memorias”, concluyó.

Paraná (Argentina), 17 dic (EFE).- El presidente uruguayo, José “Pepe” Mujica, le dijo hoy adiós al Mercosur, la “patria grande”, como gustan llamarle sus colegas suramericanos, quienes destacaron la vocación integracionista del mandatario uruguayo.

Mujica, de 79 años y quien el próximo 1 de marzo traspasará la Presidencia de su país a su antecesor, también del Frente Amplio, Tabaré Vázquez (2005-2010), prometió hoy ante sus pares del bloque que continuará trabajando por la causa de la integración regional.

“Yo voy a seguir luchando. No voy a ser un veterano que se dedica a escribir sus memorias. Voy a estar a la orden de la causa de América Latina, esté donde esté”, sostuvo Mujica al intervenir en el plenario de los presidentes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) que se celebra hoy en Paraná, en la provincia argentina de Entre Ríos.

Todos sus colegas se pusieron de pie para brindarle un aplauso cerrado.

“Quiero expresar mi alegría por el privilegio de haberlo conocido, mi emoción por contar con su amistad. Estoy enormemente agradecida por haber contado con su colaboración”, manifestó en el plenario la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

La mandataria brasileña destacó el trabajo de Mujica por América Latina y dijo que “siempre será fuente de inspiración” para los jefes de Estado de la región.

“Lamentablemente tienes vencimiento, todos te vamos a extrañar. Hemos aprendido de ti”, le dijo por su parte el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

La anfitriona de la cumbre, la argentina Cristina Fernández, quiso también destacar el compromiso político no solo de Mujica sino de la esposa del mandatario uruguayo, la senadora Lucía Topolansky.

En tanto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo sentir “admiración” por la lealtad de Mujica.

“Siempre va a estar con nosotros su ejemplo, su bondad, su sabiduría, y seguirá desarrollando este liderazgo ético”, afirmó el venezolano.

También el boliviano Evo Morales le dedicó unas palabras y aseguró que “escuchar al ‘Pepe’ es toda una norma, una lección de ética”.

“En Bolivia tienes muchos seguidores, jóvenes en especial. Todo el mundo te admira: un guerrillero, presidente”, dijo Morales.

Desde su llegada al Gobierno uruguayo, en marzo de 2010, Mujica ocupó dos veces la presidencia temporal del Mercosur (segundo semestre de 2011 y primer semestre de 2013), ocasiones en las que el bloque no adoptó grandes resoluciones.

El “Pepe” se despide de sus vecinos en una tierra de profundos lazos históricos con Uruguay, la provincia de Entre Ríos, pero que en los últimos años ha sido escenario de una penosa controversia bilateral por la decisión uruguaya de autorizar una planta de pasta celulosa en lo localidad de Fray Bentos, frente a las costas de la entrerriana Gualeguaychú.

La planta de la finlandesa UPM (ex-Botnia), que para los argentinos es contaminante, fue autorizada en 2005 y suscitó una disputa que se dirimió en la Corte Internacional de La Haya, tribunal que en 2010 determinó que la planta no contaminaba pero que Uruguay no había informado debidamente a Argentina sobre los detalles de la construcción.

El fallo ordenó, además, crear una comisión conjunta que para vigilar y controlar la contaminación en el entorno de UPM.

La disputa se reavivó en octubre de 2013, cuando Mujica autorizó un aumento del volumen de producción de la planta sin consultas previas al Gobierno argentino.

En aquella oportunidad, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, dijo que “Mujica ha perdido la racionalidad”.

Casi un año después, convertido en anfitrión de la cumbre del Mercosur y en uno de los tantos aspirantes oficialistas a competir en las presidenciales de 2015, Urribarri ha cambiado su discurso y hasta ha saludado al pueblo uruguayo por votar recientemente a favor de la continuidad del Frente Amplio en el poder.

Aunque las relaciones entre los Gobiernos de Argentina y Uruguay son hoy amistosas, la herida sigue abierta para gran parte de los habitantes de Entre Ríos, que este martes se manifestaron en Paraná para exigir la defensa del medio ambiente en el Mercosur.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo