Abás asegura que "todas las opciones están abiertas" tras la muerte de un ministro

Por Publimetro Colombia

Ramala (Cisjordania), 10 dic (EFE).- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, aseguró hoy que “todas las opciones están abiertas” tras la muerte del ministro palestino Ziad Abu Ein, en una carga de las fuerzas israelíes en la localidad cisjordana de Turmusaia.

Los palestinos “no pueden mantenerse en silencio” ante la muerte en un incidente con el Ejército israelí de Abu Zeid (quien tenía el cargo de ministro sin cartera para “Asuntos de las Colonias y el Muro”), dijo Abás en una reunión de la dirección palestina celebrada en la ciudad cisjordana de Ramala, ante la que recalcó que ahora “todas las opciones están abiertas”.

Abu Ein, de 55 años, perdió la vida en un incidente que se registró en una parcela de tierras confiscadas a familias palestinas para la ampliación de un asentamiento judío ilegal colindante.

“No vamos a admitir todo sin que la ocupación termine. Lo que ha sucedido es un crimen y no podemos mantenernos en silencio ante esto (…) En mi opinión, todas las opciones están abiertas para ser discutidas y puestas en práctica”, afirmó el presidente palestino.

“Se está llevando a cabo una investigación y compartiré con vosotros los resultados que se obtengan a partir de ahora”, dijo Abás.

En la reunión, parte de la cual se celebró en presencia de los medios, Abás alertó a los miembros de la dirección palestina de que Israel planteará muchas versiones sobre lo sucedido, como que “el soldado que agredió a Abu Ein tenía problemas mentales”, que su muerte se debió “a un ataque al corazón”, o apuntando otro escenario, que el político “ni siquiera se encontraba en el lugar”.

“Sin embargo, tenemos fotografías, son suficientes. Quizá dirán que han sido manipuladas y las imágenes de televisión también. Que todo es una farsa”, indicó el presidente palestino.

“Nosotros vamos a continuar la resistencia no violenta, vamos a combatir la construcción de los asentamientos y seguiremos luchando hasta que la ocupación termine”, alegó.

Según un comunicado emitido por el Ejército israelí, este ha ofrecido a los palestinos la formación de un equipo de investigación conjunto para esclarecer los hechos.

Turmosaia (Cisjordania), 10 dic (EFE).- El responsable palestino para Asuntos de las Colonias y el Muro, Ziad Abu Ein, con rango de ministro, murió hoy en una carga de las fuerzas israelíes cuando plantaba olivos en una tierras confiscadas para ampliar una colonia judía en la Cisjordania ocupada.

“El ministro llevaba un olivo en una mano y la bandera palestina en la otra, como muchos de los participantes. Quería proteger unas tierras que Israel ha decidido robar”, explicó a Efe Ahmad, uno de los propietarios de esos terrenos, en las calles desiertas del Turmosaia, donde todos los comercios han cerrado como muestra de respeto al fallecido.

A primera hora de la mañana, un centenar de activistas y vecinos acompañaban a la Comisión de Asuntos de las colonias y el muro del Apartheid, liderada por Abu Ein, en esta localidad del norte de Ramala.

Su objetivo era “proteger” y “reclamar” la propiedad palestina de las tierras tras su confiscación por colonos residentes en Adei Ad, un asentamiento ilegal en construcción, dijo a Efe Abdala Abu Rahmeh, miembro de los Comités de Resistencia Popular de Cisjordania, que apoyaban el acto.

Horas después, sólo el ruido de los disparos de gas lacrimógeno del Ejército israelí contra menos de una decena de adolescentes que protestaban mientras lanzaban piedras en la principal entrada del pueblo rompía el silencio impuesto en el lugar por un suceso recibido con desconcierto por los palestinos.

“Le han matado a propósito. Desde que fue nombrado cabeza de la comisión ha estado en su punto de mira porque era alguien que quería defendernos. Le han matado por nada y luego a nosotros nos llaman terroristas, cuando ellos lo son”, prosiguió Ahmad.

De acuerdo con su testimonio y el de otros testigos, entre los que se encontraba una activista española, los hechos sucedieron cuando Abu Ein trató de dialogar con algunos efectivos del Ejército israelí que esperaban a la comitiva.

“No se produjo ningún enfrentamiento con el Ejército. Él se bajó de un vehículo para que nos dejaran avanzar y fue golpeado violentamente por un soldado, que le agredió con su cabeza protegida con un casco. Después le golpearon en el pecho con las culatas de las armas”, expuso Abu Rameh.

Este defensor de los derechos humanos explicó que se decidió llevar a cabo esta acción, por primera vez en Turmosaia, debido a las denuncias que habían recibido por parte de los habitantes de la zona, frustrados por los numerosos ataques que los colonos de los asentamientos próximos ejecutan contra sus tierras, propiedades y personas.

“Se mueven sobre nuestras tierras, cortan los árboles y entran por la noche en los pueblos de la zona, aunque en ocasiones también a la luz del día. Hace poco, quemaron una mezquita y ayer mismo asaltaron unos terrenos de un pueblo próximo. Los colonos no responden a ningún Gobierno, nadie les puede parar”, se lamentó Ahmad.

Se trata de un “asalto brutal”, que “no tiene ninguna justificación”, sentenció el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, quien prometió adoptar las medidas necesarias tras conocer las circunstancias de la muerte y reunirse con los integrantes de la dirección palestina esta noche en Ramala.

Por su parte, el dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, tachó lo sucedido de “asesinato” y condenó que se trata sólo de “otro ejemplo de las acciones viciosas y arrogantes de Israel contra los palestinos”.

Su colega en la organización, Hanan Ashrawi, denunció el suceso como una “ejecución extrajudicial” y recordó que “el uso excesivo e indiscriminado de la violencia por Israel supone un crimen de guerra según el derecho internacional”.

El Ejecutivo israelí, mientras tanto, guardó silencio sobre la muerte del ministro.

El único comunicado emitido durante la jornada fue del Ejército israelí, que informó de que “el coordinador de las Actividades del Gobierno en los Territorios, el general Poli Mordejai, y su contraparte palestina, Hussein A-Sheij, han acordado que un patólogo israelí se sume a una delegación de patólogos de Jordania para un análisis conjunto sobre las circunstancias de la muerte de Abu Ein”. María Sevillano

Jerusalén, 10 dic (EFE).- El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, lamentó hoy la muerte del titular palestino sin cartera para “Asuntos de las Colonias y el Muro de Apartheid”, Ziad Abu Ein, durante una protesta pacífica contra la confiscación de tierras en Cisjordania ocupada.

En un comunicado, Yaalon afirmó que “el suceso en el que el Ziad Abu Ein murió está bajo investigación. Expresamos nuestra tristeza por su muerte”.

“Hemos propuesto una investigación conjunta a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y se realiza una autopsia conjunta. La estabilidad en temas de seguridad es importante para las dos partes y continuaremos con la coordinación con la ANP”, señaló.

Según el relato de los testigos, Abu Ein murió hoy en una carga de las fuerzas de seguridad israelíes cuando plantaba olivos en unas tierras confiscadas por las autoridades israelíes para ampliar una colonia ilegal en los alrededores de la localidad cisjordana de Turmusaia.

“El ministro llevaba un olivo en una mano y la bandera palestina en la otra, como muchos de los participantes. Quería proteger unas tierras que Israel ha decidido robar”, explicó a Efe Ahmad, uno de los propietarios de esos terrenos, en las calles desiertas del Turmusaia donde todos los comercios han cerrado como muestra de respeto al fallecido.

Su objetivo era “proteger” y “reclamar” la propiedad palestina de las tierras frente a su confiscación por colonos residentes en Adei Ad, un “outpost” o inicio de asentamiento ilegal ante la ley internacional y también la israelí, dijo a Efe Abdala Abu Rahmeh, miembro de los Comités de Resistencia Popular de Cisjordania, que apoyaban el acto.

Responsables del Ejército israelí citados por el diario “Jerusalem Post” indicaron, por su parte, que los soldados permitieron la manifestación pero advirtieron a los participantes de que no debían cruzar una línea imaginaria que los alejaba de la colonia ilegal.

Aseguraron que aún investigan el nivel de violencia de la represión en Abu Ein y que una vez que vieron que un hombre se había desmayado le ofrecieron ayuda, pero que los palestinos prefirieron llevarlo a un hospital de Ramala, donde solo pudieron certificar su muerte.

Se trata de un “asalto brutal”, “que no tiene ninguna justificación”, afirmó el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, quien prometió adoptar las medidas necesarias tras conocer las circunstancias de la muerte y reunirse con los integrantes del liderazgo palestino esta noche en la ciudad cisjordana de Ramala.

Por su parte, el dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Saeb Erekat calificó lo sucedido de “asesinato” y manifestó que se trata de “otro ejemplo de las acciones nocivas y arrogantes de Israel contra los palestinos”.

La también dirigente palestina Hanan Ashrawi calificó el incidente de “ejecución extrajudicial” y recordó que “el uso excesivo e indiscriminado de la violencia por Israel supone un crimen de guerra según el derecho internacional”.

El movimiento islamista Hamás pidió, por su parte, a la ANP que interrumpa la coordinación de Seguridad con Israel, lo que comparten algunos miembros del liderazgo palestino.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo