Kerry reafirma el compromiso de EE.UU. para acabar con las minas antipersonales

Por Publimetro Colombia

Washington, 8 dic (EFE).- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, reafirmó hoy el compromiso de su país para dejar de usar minas antipersonales y ayudar a otras naciones a destruir este armamento, un proyecto que ya ha permitido la eliminación de estas “insidiosas” armas en 15 países como Honduras, Túnez y Ruanda.

“Hace cincuenta y tres años, el presidente Kennedy estableció como objetivo para nuestra nación enviar un hombre a la luna. Eso lo hicimos. Hoy reafirmamos nuestra determinación de ayudar a todas las personas en todas las partes del mundo a poder caminar con seguridad aquí en la Tierra”, destacó hoy Kerry.

Durante una rueda de prensa en el Departamento de Estado, Kerry admitió que a Estados Unidos “todavía le queda mucho trabajo por hacer”, especialmente en las reservas de armamento del país.

No obstante, el secretario renovó el compromiso ya adquirido en septiembre pasado por el presidente de EEUU, Barack Obama, de dejar de usar las minas antipersonales, salvo en la Península de Corea por tratarse de una región técnicamente en guerra, y de destruir todos los inventarios de minas antipersonales que tiene el país.

“Este año, Estados Unidos no producirá o adquirirá municiones contra las personas que sean incompatibles con la Convención de Ottawa”, que prohíbe el uso de estos explosivos, destacó el Departamento de Estado en un comunicado.

Estados Unidos “diligentemente perseguirá soluciones que nos permitan acceder a la Convención”, afirmó el Departamento.

Este compromiso acerca a Washington al Tratado de Ottawa, que entró en vigor el 1 de marzo de 1999 y que ha sido firmado por 162 países, entre los que de momento no se encuentra Estados Unidos y tampoco India, Rusia, Israel, Marruecos, Cuba o Singapur.

Kerry renovó este compromiso con ocasión de la publicación hoy de la decimotercera edición del informe anual “To Walk The Earth in Safety” (“Caminar por la Tierra con seguridad”), en el que se detallan los logros del programa de Estados Unidos para la destrucción de armas convencionales.

El Departamento que dirige Kerry invirtió en este programa 142 millones de dólares (115,5 millones de euros) durante el año fiscal de 2013, que abarca desde el 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013, según el informe.

Además, desde 1993, Estados Unidos ha empleado 2,3 billones de dólares (1,87 billones de euros) en la eliminación de armas ligeras, municiones, minas terrestres y restos de explosivos en más de 90 países.

“Hemos ayudado a limpiar campos de minas para que puedan construirse escuelas de preescolar en Sri Lanka. Con nuestra ayuda, los niños a los que se ataba a los árboles para que no andaran por los campos de la muerte de Angola, ahora pueden pasear sin miedo”, subrayó Kerry.

En este sentido, destacó que su Departamento ayudó a 15 países a librase de las minas y a otras 38 naciones a destruir 1,6 millones de pequeñas armas ligeras y más de 90.000 toneladas de municiones desde 2001.

Durante su intervención, el secretario de Estado afirmó que, en 2013, menos personas murieron o resultaron heridas por minas y otros restos explosivos de guerra que en cualquier otro año desde el cambio de siglo.

Según el informe, en 2013 el número de víctimas por minas terrestres y restos de explosivos de guerra fue de 3.308, casi una cuarta parte menos que en 2012 y la más baja desde que el grupo comenzó a contabilizar a los perjudicados desde 1999.

El documento también detalla que, desde 2003, EEUU ha logrado, con la colaboración de otros países y organizaciones internacionales, destruir 33.500 proyectiles que se disparan con lanzamisiles al hombro (MANPADS, por su sigla en inglés).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo