Machado apuesta por una transición democrática en Venezuela tras ser imputada

Por Publimetro Colombia

Caracas, 4 dic (EFE).- La opositora venezolana María Corina Machado apostó hoy a una transición democrática, que vaticinó “inminente”, como siguiente escalón en la “lucha” que dice sostener contra el “régimen dictatorial” del presidente Nicolás Maduro, horas después de ser imputada por conspiración.

“Ahora lo que viene es la transición a la democracia en paz, eso es lo que viene para Venezuela”, afirmó Machado en rueda de prensa al ser consultada sobre su siguiente paso tras su imputación, acusación que, según la opositora, es una muestra de que el Ejecutivo está “derrotado”.

Machado, acusada formalmente desde ayer por un delito penado con un máximo de 16 años de prisión, aseguró hoy que continuará promoviendo “todas las formas de lucha” para salir del Gobierno de Maduro que están recogidas en la Constitución venezolana, actividades que promueve desde hace meses.

“Todas las formas de lucha que están en la Constitución incluyendo la lucha electoral, en el entendido de que estamos en régimen dictatorial”, afirmó Machado.

La exdiputada, junto con un grupo de dirigentes opositores, defienden desde hace meses que no se puede esperar a que Maduro termine su mandato en 2019 para hacer frente a la inseguridad o la corrupción que, a su juicio, sufre el país, por lo que buscan un final anticipado para esta presidencia, sea mediante un referendo revocatorio o con la convocatoria de elecciones para una Asamblea Constituyente, opciones que recoge la Carta Magna del país.

Además, varios opositores impulsaron una serie de acciones para presionar al Gobierno con manifestaciones, como la conocida como “La Salida”, que tuvo uno de sus puntos álgidos el 12 de febrero, cuando miles de personas acudieron al llamado de varios de sus impulsores, entre ellos Leopoldo López, hoy preso.

Esta convocatoria fue vista con recelo por algunos miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición que integran y que agrupa a gran parte de los no oficialistas, y que, como su excandidato presidencial Henrique Capriles, apoyó vagamente el llamado.

Ese 12 de febrero, al finalizar la marcha ante la sede del Ministerio Público (MP) en Caracas, un grupo de personas arremetió contra el edificio y contra las fuerzas de seguridad, en una jornada que terminó con tres muertos y decenas de heridos y detenidos y que dio inició a una ola de protestas violentas que se extendió por el país a lo largo de cuatro meses.

Por aquellos sucesos está siendo sometido a juicio el también opositor y convocante de la marcha Leopoldo López, preso desde el 18 de febrero y acusado poco después de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio.

El Ejecutivo venezolano defiende que estas acciones tienen como objetivo sacar a Maduro de la presidencia mediante la violencia, afirmaciones que tanto López como Machado han negado.

Machado fue vinculada un par de meses después con un supuesto plan magnicida para asesinar al presidente Maduro, revelado por el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Jorge Rodríguez y en el que también estaría involucrado, entre otros, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker.

El también alcalde de Caracas mostró entonces varios correos electrónicos atribuidos a Machado donde se podían leer mensajes supuestamente intercambiados con otros opositores en los que la exdiputada decía que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener “el financiamiento para aniquilar a Maduro”.

La misma Machado aseguró poco después que los correos correspondían a sus cuentas, pero afirmó que ya no usaba esas direcciones y que ella no quería ni un magnicidio ni un golpe de estado, sino la renuncia de Maduro.

Tras ser citada la semana pasada, Machado acudió ayer al MP, donde “solicitó una serie de diligencias al Ministerio Público para que verifique (…) la falsedad de la acusación”, informó hoy el abogado encargado de su defensa, Tomás Arias, en rueda de prensa.

Solicitamos diligencias, “en primer lugar a Google para que informe sobre la falsedad de estos correos (…) igualmente hemos solicitados que expertos informáticos independientes evalúen estas supuestas pruebas”, detalló.

María Corina Machado no ha gozado en el pasado de un considerable apoyo como dirigente opositora en Venezuela.

En las elecciones primarias de la principal alianza opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en febrero de 2012, que ganó Henrique Capriles con 1.806.860 votos, seguido del gobernador de Zulia, Pablo Pérez, con 867.601, Machado obtuvo apenas 100.000 apoyos.

Bogotá, 4 dic (EFE).- La exdiputada venezolana María Corina Machado consideró hoy “doloroso” que los gobiernos latinoamericanos apoyen y brinden una “seudo legitimidad” al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a pesar de las denuncias de la oposición, la ONU y organismos de derechos humanos.

“La destrucción en Venezuela se acelera día a día”, dijo Machado a la emisora colombiana Caracol Radio, un día después de haber sido imputada por el delito de “conspiración” en relación con un supuesto plan para asesinar a Maduro denunciado por un dirigente chavista.

“Desde luego que la seudo legitimidad que le han otorgado algunos gobiernos demócratas de la región a este régimen es muy dolorosa para los venezolanos, porque es uno de los pilares en los cuales este régimen quiere sostenerse en un momento de tanta debilidad”, señaló.

La líder opositora, a la que se le retiró su condición de diputada por haber participado en un acto en la OEA como parte de la representación de Panamá, agregó que es importante “que se levanten las voces de los pueblos latinoamericanos que exigen que haya posiciones firmes de principios en defensa de los derechos humanos”.

Machado dijo que los gobiernos democráticos de América Latina “que conocen la naturaleza de este régimen podrían hacer mucho más para que esta transición a la democracia tenga lugar en paz de manera ordenada, en el marco de la constitución lo antes posible, porque “la destrucción en Venezuela se acelera día a día”.

La opositora destacó, sin embargo, que hay organismos internacionales como la ONU que ha emitido en los últimas semanas “informes demoledores” sobre la situación en su país.

Mencionó un reciente informe del Comité contra la Tortura de la ONU, del que dijo que, en el caso venezolano “es una constatación que no tiene precedentes” en el país “de cómo el régimen de Maduro ha violado derechos humanos y continúa cometiendo actos de tortura cruel contra estudiantes y ciudadanos indefensos”.

La exdiputada dijo que frente a todo esto “el mundo democrático tiene que reaccionar, lo dice la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lo ha dicho Human Rights Watch y allí están las evidencias y las pruebas fehacientes sobre ello”.

Machado aseguró que el Gobierno está “debilitado y desesperado” porque más de un 80 % de los venezolanos quiere un cambio.

“Este régimen está desesperado, la última oleada represiva y de persecución es la evidencia de que Maduro y su régimen saben que la inmensa mayoría de los venezolanos, más de un 80 % quiere un cambio político, profundo y urgente y que el régimen está en su punto de mayor debilidad y de mayor ilegitimidad”, afirmó.

Machado subrayó que los venezolanos quieren un cambio en el marco de la Constitución, pues además de las denuncias de violaciones a los derechos humanos el Gobierno ha llevado al país al “fracaso económico” y además “ha permitido la penetración del narcotráfico y el crimen organizado a las instituciones venezolanas”.

El director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, señaló hoy en una rueda de prensa en Bogotá que el Gobierno venezolano “ya ha rebasado todos los límites” con la imputación a la exdiputada opositora María Corina Machado.

“Lo que se presume es la culpabilidad en Venezuela, no la inocencia. Si la comunidad internacional tenía dudas de las actuaciones y el contexto de total concentración de poder (del Gobierno), este es un ejemplo más donde se demuestra la manipulación por parte del poder Ejecutivo y judicial”, señaló Vivanco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo