Los líderes de las protestas en Hong Kong piden el fin de la ocupación y anuncian su entrega

Por Publimetro Colombia

Hong Kong, 2 dic (EFE).- Los tres cofundadores del movimiento Occupy Central, núcleo original de la protesta democrática de Hong Kong, pidieron hoy a los estudiantes que se retiren de las zonas ocupadas y anunciaron que mañana se entregarán a la policía, aunque un líder estudiantil inició una huelga de hambre para aumentar la presión sobre el Gobierno.

El anuncio de Occupy (OCLP), que es eminentemente simbólico, muestra de nuevo la fragmentación del liderazgo de las protestas democráticas, por lo que tampoco significa necesariamente el final de la ocupación callejera.

Además, el llamamiento de Occupy, que fue clave durante el estallido de las protestas, contradice las últimas maniobras emprendidas por agrupaciones estudiantiles que se proclamaron líderes de facto del movimiento, y que en los últimos días llamaron a una escalada de sus acciones para tratar de presionar a las autoridades.

“Por el bien y la seguridad de los concentrados, mientras nos preparamos para rendirnos, nosotros tres instamos a los estudiantes a retirarse, recuperarse y acumular fuerzas”, dijo hoy Benny Tai Yiu-ting, uno de los tres responsables del movimiento OCLP.

“No sabemos qué va a pasar después de que nos entreguemos, si seremos detenidos o puestos en libertad, pero estamos preparados para las consecuencias”, dijo Tai, quien, junto al reverendo Chu Yiu-ming y el Chan Kin-man, anunció que mañana por la tarde se pondrán a disposición de las autoridades.

Los tres se mostraron dispuestos a afrontar las consecuencias legales por haber puesto en marcha la campaña de desobediencia civil hace algo más de dos meses.

Las autoridades no han anunciado que hayan iniciado procedimientos contra los tres líderes de Occupy, por lo que su entrega voluntaria a la policía podría acabar siendo puramente simbólica.

OCLP se alejó del centro de operaciones de las revueltas un mes después de iniciarse la revuelta y dejó a los estudiantes al frente, alegando que el movimiento debería concentrarse en sólo un área de ocupación y debería tener una fecha de caducidad,

Una postura que no es compartida por el líder de la organización estudiantil Scholarism, Joshua Wong, la cara más visible de los agitadores prodemocracia, quien inició anoche una huelga de hambre indefinida hasta que el Gobierno de Hong Kong no atienda la demanda de una reforma del sistema electoral más profunda de la hasta ahora planteada.

Un esfuerzo que el jefe de Gobierno de Hong Kong, Leung Chu-ying tildó “en vano”.

“Ninguna forma de resistencia va a lograr el sufragio universal para Hong Kong”, advirtió hoy Leung en un comunicado.

El anuncio de la acción de Wong, que será secundada por dos miembros más de su organización, se produjo poco después de el secretario de la Federación de Estudiantes de Hong Kong se disculpara ante los manifestantes por el “fracaso” de su plan de aumentar las protestas tratando de colapsar los accesos a los edificios gubernamentales en la madrugada del lunes.

Una maniobra que provocó uno de los más virulentos enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes desde que estallaran las protestas, y que dejaron un saldo de 40 detenidos y 40 heridos.

Tai, que elogió la valentía de los manifestantes y dijo que la Policía estaba “fuera de control”, dijo que era hora de que los convocados manifestantes abandonaran ese “lugar peligroso”.

“Estoy profundamente triste por la violencia infligida a los manifestantes, pero estoy orgulloso de nuestros estudiantes, de nuestros ciudadanos, esto es un despertar”, dijo por su parte Chu.

La huelga de hambre de Wong es el último intento de seguir insuflando el movimiento de desobediencia civil, que resiste ya más de dos meses entre el abandono de miles de simpatizantes, entre ellos el de sus líderes originales tal y como anunciaron hoy, la división de opiniones dentro se los colectivos de estudiantes, las demandas judiciales y la mano cada vez más firme de la Policía para contener a los ocupados.

El último revés a la ocupación callejera llegó el lunes a través de un dictamen judicial que avala la demanda de una empresa de autobuses afectada por el corte de carreteras para que se desaloje buena parte del área ocupada en la zona de Admiralty.

Dos acciones judiciales de este tipo obligaron en los últimos días a que los manifestantes abandonaran una parte del área de protestas en Admiralty y acabara con el campamento democrático del barrio obrero de Mong Kok dos meses después de su puesta en marcha.

Occupy Central (OCLP) nació a comienzos de 2013, como una campaña a largo plazo para movilizar a 10.000 personas para bloquear carreteras en el corazón financiero de la Hong Kong si los gobiernos local y central no se comprometían a instaurar el sufragio universal sin restricciones para Hong Kong.

Pekín, 2 dic (EFE).- El Gobierno chino aseguró hoy que la insistencia de Londres en inmiscuirse en la situación en la región de Hong Kong resulta “contraproducente”, después de que el primer ministro británico, David Cameron, considerara que Pekín se equivoca al no permitir que diputados de su país visiten la excolonia.

“Nos oponemos firmemente a cualquier interferencia extranjera en nuestros asuntos (…) Si cualquiera en el Reino Unido insiste en hacerlo, es (una actitud) injustificable y sin sentido. El resultado será contraproducente”, afirmó una portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, preguntada por las palabras de Cameron.

Miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes tenían previsto desplazarse a Hong Kong en la tercera semana de diciembre, coincidiendo con las mayores protestas prodemocráticas que se viven en el país asiático desde finales de los 80 y que están ahora en su momento más débil.

No obstante, las autoridades chinas informaron a esta delegación que no permitirán su entrada a la excolonia británica.

Hua recordó hoy al Reino Unido que Hong Kong ya no le pertenece y defendió que los asuntos exteriores de la región son gestionados por el Gobierno central en Pekín: “El Gobierno chino decidirá quién cruza la frontera de China”, recalcó.

Y criticó que los diputados no pensaban desplazarse a Hong Kong con intenciones “amistosas”, sino para llevar a cabo una “supuesta investigación” a la que el Ejecutivo chino se opone.

“No necesitamos ninguna investigación”, sostuvo la portavoz sobre la situación en la excolonia británica, donde desde hace dos meses se desarrollan protestas pidiendo democracia para las próximas elecciones de 2017 y contra las imposiciones de Pekín.

En el que es el punto menos álgido del movimiento, uno de los líderes estudiantes de las protestas, Joshua Wong, ha iniciado una huelga de hambre para presionar al Gobierno de Hong Kong, mientras continúan la tensión entre manifestantes y policía así como las órdenes judiciales que avalan el desalojo de las zonas ocupadas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo