Al Sisi asegura que Egipto no regresará al pasado tras la absolución de Mubarak

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 1 dic (EFE).- El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha asegurado que Egipto está construyendo “un Estado democrático moderno” y no retrocederá al pasado, tras el fallo que absolvió a Hosni Mubarak de la muerte de manifestantes durante la revolución.

En un comunicado difundido en las últimas horas, Al Sisi señaló por un lado que no iba a emitir ningún comentario sobre el propio fallo porque confía completamente en la independencia de la Justicia egipcia y en la “integridad e imparcialidad” de los magistrados.

Sin embargo, anunció que ha encargado al primer ministro, Ibrahim Mehleb, que tome “todas las medidas necesarias” para compensar a las familias de los fallecidos de la revolución del 2011 y a los heridos.

El asunto de las indemnizaciones lleva tratándose desde la caída de Mubarak y las cifras oficiales apuntan a que durante los 18 días de revuelta murieron unas 850 personas a causa de la represión policial de las protestas y de los ataques de afines al régimen.

Al Sisi, que llegó hace un año a la Presidencia en junio pasado tras un golpe de estado militar contra el islamista Mohamed Mursi, agregó que Egipto “se encuentra en un proceso que mira al futuro y nunca puede volver al pasado”.

“El nuevo Egipto, que surgió de las revoluciones del 25 de enero (de 2011) y del 30 de junio (de 2013), está en el camino de establecer un Estado democrático moderno basado en la justicia, la libertad, la igualdad y la renuncia a la corrupción”, subrayó.

La absolución de Mubarak y del exministro de Interior Habib al Adli este sábado de los cargos de complicidad por la muerte de manifestantes en 2011 ha despertado la ira en muchos sectores de la población.

Desde el sábado se han registrado algunas protestas contra el fallo y contra el actual régimen de Al Sisi, al que muchos activistas ven como la otra cara de la misma moneda, pero las fuerzas de seguridad han reprimido a los manifestantes.

El proceso contra Mubarak comenzó el 13 de abril de 2013, después de que en enero de ese año una corte anulara por “irregularidades” la condena a cadena perpetua impuesta contra él y Al Adli.

El Cairo, 1 dic (EFE).- Varias fuerzas políticas egipcias mostraron hoy su “decepción e ira” ante el fallo que rechazó los cargos contra el expresidente Hosni Mubarak por el asesinato de manifestantes durante la revolución de 2011 y lo absolvió de varios casos de corrupción.

En un comunicado, las formaciones Al Karama (Dignidad), el Partido de la Constitución o la izquierdista Corriente Popular, entre otras, lanzaron una campaña popular bajo el lema “Juzgadlo”, en alusión a Mubarak.

La Corriente Democrática -que agrupa a varios de esos grupos- aseguró que no está dispuesta a “perder en vano” la sangre de los fallecidos en las protestas de 2011, ni tampoco “los derechos de las generaciones que vivieron casi treinta años de corrupción, tiranía, injusticia y fracaso”.

Alertó de que el pueblo egipcio “ya emitió su sentencia” contra la presidencia de Mubarak durante las manifestaciones que llevaron a su derrocamiento, y exigió “la justicia y libertad que no existían durante su gobierno oscuro”.

Además, exigió al presidente del país, Abdelfatah al Sisi, que actúe contra esta sentencia utilizando los mecanismos que le ofrece la ley y que inste a la Fiscalía General a que presente un recurso contra el fallo.

Los grupos pidieron a las fuerzas políticas que se unan a la campaña “Juzgadlo” y que presenten todas las pruebas que tienen y que evidencien los delitos financieros de Mubarak y su régimen.

Asimismo, condenaron el uso de la violencia por parte de la policía contra las manifestaciones pacíficas convocadas para expresar la ira contra el fallo a Mubarak.

Según la nota, la ausencia de un concepto de “justicia” entre la sociedad egipcia pone en peligro la unión del país y puede acarrear consecuencias como la formación de un “Parlamento corrupto que invalide la revolución”.

El expresidente egipcio fue absuelto, junto a sus hijos Alaa y Gamal y el empresario Husein Salem, el pasado 29 de noviembre de varios casos de corrupción relacionados con la venta de crudo a Israel y la adquisición de varias mansiones en la localidad de Sharm el Sheij.

Además, el juez rechazó los cargos que pesaban contra él por la muerte de manifestantes durante la revolución de 2011, un caso en el que fueron absueltos su ministro del Interior, Habib al Adli, y seis de sus asesores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo