Los partidos europeístas de Moldavia intentan reeditar su coalición

Por Publimetro Colombia

Moscú, 1 dic (EFE).- Los partidos europeístas de Moldavia, que obtuvieron una estrecha victoria sobre los prorrusos en las elecciones de ayer, domingo, empezarán en los próximos días las negociaciones para reeditar la coalición de gobierno que firmó en 2009 el Acuerdo de Asociación con la UE.

Con cerca del 93 % de los votos escrutados, los tres partidos favorables a la integración con la Unión Europea sumaban el 44,6 % de los votos, frente al 39 % de las formaciones más cercanas a Rusia.

“Creemos que la nueva coalición proeuropea podrá tener unos 58 de los 101 escaños del nuevo Parlamento”, dijo Dumitru Diacov, presidente honorario del Partido Liberal Democrático del primer ministro saliente, Iurie Leanca.

“Esta es una mayoría estable, no debemos olvidar que hasta ahora la coalición gobernante tenía 53 diputados”, agregó.

La victoria europeísta no oculta, sin embargo, la división existente en la sociedad de este pequeño y pobre país enclavado entre Rumanía y Ucrania y también heredero del derrumbe de la antigua Unión Soviética.

De hecho, el prorruso Partido Socialista (PS) es el más votado, con el 21,4 % de los sufragios en estas elecciones, que han sido avaladas por la OSCE, y su potencial aliado, el Partido Comunista, es la tercera fuerza política, con el 17,9 % de los votos.

Sin embargo, si los tres europeístas logran acordar los términos de una nueva coalición, se harían con la mayoría, sumando el 19,41 % del Liberal Democrático, el 15,75 % del Partido Democrático y el 9,45 % del Liberal.

Según Diacov, “podría parecer que los resultados no son muy buenos para los partidos de la coalición gubernamental, pero hay que entender que hemos lanzado una serie de reformas drásticas”.

“Las reformas nunca han sido fáciles para nadie y sus resultados no pueden ser inmediatos. La gente siempre quiere más, quiere que den fruto inmediatamente”, agregó.

La coalición europeísta había planteado estos comicios como un plebiscito sobre el rumbo europeo tomado por el país bajo su mandato, con el telón de fondo de la crisis provocada en la vecina Ucrania por el mismo pulso entre prooccidentales y prorrusos.

El Partido Socialista había planteado denunciar el Acuerdo de Asociación con la UE firmado este año en caso de ganar, lo que había agitado el fantasma del Euromaidán del vecino país.

El líder del PS, el excomunista Igor Dodón, había defendido durante la campaña la denuncia del Acuerdo con Bruselas y la integración en la Unión Aduanera (UA) liderada por Rusia.

El Partido Socialista no se ha dado por vencido en esa intención y anunció ya que tratará de convocar una consulta sobre el ingreso en la UA, de la que forman también parte Bielorrusia y Kazajistán.

“Los socialistas hemos ganado en las urnas, al obtener la confianza de los electores hacia nuestro partido, que ha defendido la Unión Aduanera”, dijo Dodón, quien fue recibido por el presidente ruso, Vladímir Putin, antes de las elecciones.

La jefa de la misión de observadores de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, Arta Dade, dijo hoy que las elecciones fueron democráticas y libres y que el proceso de votación estuvo bien organizado, así como el recuento de los votos.

Sin embargo, los observadores reconocieron que la exclusión de otro partido prorruso, Patria, de la carrera electoral a pocos días de los comicios -bajo la acusación de financiación ilegal- “levanta una sombra de duda”.

El Ministerio de Exteriores ruso criticó también la exclusión de ese partido de las elecciones y dijo que “provoca serias dudas sobre el carácter democrático” de los comicios.

Mientras, el ministro de Exteriores de la vecina Rumanía, Bogdan Aurescu, consideró hoy que Moldavia “debe estar satisfecha de la elección que ha hecho, ya que ha conservado lo más importante que tiene en estos momentos, su rumbo europeo”.

Apenas un 55,86 % de los 2,7 millones de moldavos con derecho a sufragar acudieron a las urnas.

Aunque más de 200.000 habitantes de la región separatista moldava de Transnistria forman parte del censo electoral, no participaron en los comicios.

La región, una franja de tierra enclavada entre Ucrania y el resto de Moldavia, rompió lazos con Chisinau tras una guerra civil (1992-1993) que costó la vida a centenares de personas, y tiene desplegadas tropas rusas en su territorio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo