Mueren 50 yihadistas y 23 combatientes kurdos y rebeldes en Kobani

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 30 nov (EFE).- Al menos 50 yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) y 23 combatientes de las fuerzas kurdas y rebeldes murieron el sábado en enfrentamientos y bombardeos en el enclave kurdo sirio de Kobani, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Cinco de los miembros del EI fallecidos eran suicidas, y de ellos cuatro hicieron estallar coches bomba y uno un cinturón de explosivos.

El resto de muertos en las filas yihadistas se produjeron a causa de los choques con las kurdas Unidades de Protección de Pueblo y con brigadas rebeldes, así como en bombardeos de la aviación de la coalición internacional.

En cuanto a las bajas del otro bando, el Observatorio precisó que en los enfrentamientos con el EI perecieron al menos 12 combatientes de brigadas rebeldes y once de las fuerzas kurdas.

Los combates se extendieron al territorio turco, en los alrededores del paso fronterizo que conecta Siria con Turquía en Kobani.

Las autoridades turcas pidieron a las Unidades de Protección del Pueblo kurdo que regresen a territorio sirio, y aseguraron que ya han recuperado el control de la zona del cruce, según el Observatorio.

Las fuerzas kurdas lograron por su parte avances en las afueras de Kobani en la carretera que conduce a la ciudad de Alepo, mientras que el EI lanzó un total de 160 proyectiles contra distintos puntos del enclave kurdo.

El EI inició una ofensiva contra Kobani el pasado 16 de septiembre y, tras avanzar rápidamente las primeras semanas, su progreso se vio frenado después de la llegada a finales de octubre de refuerzos de brigadas rebeldes y de “peshmergas”, fuerzas kurdas enviadas por el Gobierno autónomo del Kurdistán de Irak.

Los kurdos están también apoyados por la coalición internacional liderada por EE.UU., que está bombardeando posiciones de los radicales en esa región.

Kobani, ubicada en la provincia septentrional de Alepo, es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria, junto a Afrín, también en Alepo, y Al Yazira, en Al Hasaka (noreste).

Londres, 30 nov (EFE).- El padre de un adolescente británico sospechoso de haberse unido al Estado Islámico (EI) viajó a Siria y rescató el pasado julio a su hijo del grupo terrorista, revela hoy el dominical “The Sunday Times”.

Karim Mohammadi, de la ciudad galesa de Cardiff, viajó primero a Turquía, donde unos lugareños le ayudaron a cruzar la frontera a Siria, pues el Reino Unido no tiene representación diplomática a causa del conflicto civil, añade el rotativo.

Si bien otros padres han intentado hacer lo mismo con sus hijos que se sumaron al EI, se estima que Mohammadi es el primer británico que ha conseguido rescatar -el pasado julio- a su hijo, Ahmed.

Este adolescente de 19 años es amigo de Reyaad Khan, de 21 años, y de Naseer Muthana, de 20, dos yihadistas de Cardiff que aparecieron el pasado junio en una vídeo del EI en el que pedían a jóvenes musulmanes británicos que se unieran al grupo armado.

Para conseguir su objetivo, el padre de Ahmed, de origen kurdo, pidió primero ayuda a su comunidad en Cardiff, que, a su vez, le facilitó varios contactos en Turquía y Siria que podían cooperar en la localización de su hijo.

Así, al llegar a Turquía, Karim Mohammadi consiguió pasar a Siria con la ayuda de unos guías kurdos y rescatar a Ahmed.

“Los que hizo Mohammadi demuestra valor familiar y sentido de honor”, dijo al rotativo una fuente cercana al caso.

“Los padres saben que el Gobierno británico no puede hacer nada para ayudarles a traer a sus hijos. El Gobierno no tiene representación en Siria y rechaza negociar con militantes o grupos terroristas”, añadió la fuente.

Al regresar el pasado julio al Reino Unido, el adolescente fue detenido por la Policía pero liberado sin cargos al día siguiente y remitido a un programa del Gobierno -conocido como “Channel” (canal)-, para ayudarles a abandonar sus ideas extremistas.

“The Sunday Times” señala que el adolescente, que estudia ingeniería civil, es uno de más de 300 jóvenes británicos que han regresado al Reino Unido de Siria e Irak.

El Gobierno presentó hace unos días en el Parlamento un proyecto de ley sobre seguridad, destinado a obligar a universidades y escuelas a que tomen medidas para evitar la radicalización de jóvenes.

Además, la nueva ley concederá mayores poderes a la policía y los servicios secretos para cancelar los pasaportes durante treinta días a aquellos individuos sospechosos de querer viajar al extranjero para luchar con milicias extremistas.

Las autoridades británicas han aumentado en los últimos meses el nivel de amenaza terrorista contra el Reino Unido de “considerable” a “grave” tras los casos de jóvenes que han viajado a Siria e Irak.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo