Muere un centenar de yihadistas en combates por control de la presa de Mosul

Por Publimetro Colombia

Mosul (Irak), 26 nov (EFE).- Al menos 124 yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) murieron hoy en enfrentamientos con las tropas kurdas “peshmergas” en un intento fallido de recuperar el control de la estratégica presa de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó un dirigente de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK).

Según el líder de la UPK, Gayaz al Suryi, medio millar de combatientes del EI lanzaron dos ofensivas en las últimas 24 horas para hacerse con la presa, situada a 23 kilómetros al norte de Mosul, la segunda mayor localidad del país y controlada por los yihadistas desde el verano.

Una fuerza de más de 500 combatientes del EI, con vehículos y armamento pesado, atacó a los “peshmergas” anoche en las localidades de Sahrish, Eluan y Kerfer, y en la zona de Yazira al Berkam, en una ofensiva que se prolongó hasta la mañana de hoy y que continuó la tarde de hoy, miércoles.

El responsable kurdo reveló que la coalición internacional intervino con ataques aéreos contra los yihadistas, que intentaron tomar el control de esas zonas, pertenecientes al distrito de Zemar, con miras a ocupar de nuevo la cercana presa.

La coalición internacional informó ayer de que sus aviones lanzaron más de catorce ataques aéreos en las cercanías de ese embalse y de la ciudad de Tel Afar, al oeste de Mosul.

Al Suryi, que calificó estos enfrentamientos como unos de los más cruentos librados hasta ahora por las tropas kurdas contra el EI, indicó que sus fuerzas habían recuperado los cadáveres de 70 yihadistas.

Según la fuente entre los muertos hay un gran número de combatientes extranjeros, entre ellos árabes – sobre todo tunecinos y saudíes-, además de turcos, uzbecos y chechenos.

El responsable kurdo también indicó que los “peshmergas” habían destruido 14 vehículos militares del enemigo y apresado otros diez.

Once soldados kurdos resultaron heridos en los combates, entre ellos algunos de gravedad, que tuvieron que ser hospitalizados en la provincia kurda iraquí de Dohuk, dijo Al Suryi.

Los “pershmergas” recuperaron la presa el 16 de agosto pasado, después de estar controlada durante más de veinte días por los yihadistas.

La presa de Mosul, que es una de las mayores de Irak y la cuarta de Oriente Medio, está ubicada en el sector norte de la cuenca del río Tigris.

Mosul (Irak), 26 nov (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) liberó hoy a cuatro periodistas iraquíes después de retenerles durante más de un mes en la ciudad septentrional de Mosul, informó a Efe el jefe del Comité Iraquí de Defensa de los Derechos de los Periodistas, Ibrahim Serayi.

Los reporteros, que trabajan para la cadena pública local Samá, fueron secuestrados el pasado 26 de octubre y retenidos en uno de los centros de detención del grupo en la ciudad de Mosul, capital de la provincia de Nínive, en el norte de Irak.

Serayi agregó que el secuestro de estos periodistas fue “ambiguo”, ya que los yihadistas no revelaron el motivo, y que fueron liberados después de ser interrogados por la organización.

El pasado día 18, el EI liberó a otros seis periodistas iraquíes que trabajan para la misma cadena y que fueron secuestrados y retenidos en un lugar desconocido en Mosul durante 20 días.

Para Serayi, Mosul sigue siendo un lugar peligroso para los periodistas, donde en el punto de mira están, sobre todo, los que critican el terrorismo o apoyan al Gobierno iraquí, lo que les obliga a trabajar en clandestinidad.

Además de los secuestros, el grupo terrorista también asesinó recientemente a la presentadora del canal Al Mosulia, Mislon Yauadi.

El EI, que ha proclamado un califato en las zonas bajo su control en Irak y Siria, también ha secuestrado a periodistas occidentales en territorio sirio y ha decapitado a los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

A mediados de este mes, el EI emitió una grabación atribuida a su líder, Abu Bakr al Bagdadi, en la que anunció la expansión del califato a los países del golfo Pérsico y el norte de África, donde otras organizaciones radicales le han jurado lealtad.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó a finales del mes pasado la “persecución criminal y fanática” del EI a los periodistas y destacó que las zonas controladas por ese grupo se han convertido en “agujeros negros para la información”.

Bagdad, 26 nov (EFE).- Las fuerzas iraquíes recuperaron hoy 27 aldeas en la provincia de Diyala (este de Irak)que estaban en poder del grupo yihadista Estado Islámico (EI) tras varios enfrentamientos en los que murieron 23 terroristas y cinco soldados, informaron fuentes de seguridad.

Una fuente de seguridad dijo a Efe de que en esta operación militar, en la que también resultaron heridos 15 soldados, participaron el ejército, la policía, las tropas de la región autónoma del Kurdistán o “peshmergas” y voluntarios afines al Gobierno.

Las aldeas liberadas se encuentran en la zona de Qariat Taba, 115 kilómetros al noreste de Baquba, capital de la provincia de Diyala.

La fuente añadió que tres de los soldados muertos pertenecen a los “peshmergas” y los otros dos al Ejército iraquí.

Después de esta operación, la región de Taba está totalmente bajo el control de las fuerzas iraquíes.

Por otra parte, la misma fuente informó de que nueve miembros del EI murieron en una operación de las fuerzas iraquíes en la zona de Al Nazlat, al norte de Al Magdadía, 40 kilómetros al noreste de Baquba.

Esta operación llevó a las fuerzas gubernamentales a tomar el control de una zona estratégica que permite al Ejército cortar las líneas de abastecimiento de los yihadistas.

El pasado lunes, las fuerzas iraquíes liberaron las poblaciones de Al Saadiya y Yalula, en la misma provincia, en una operación militar en la que participaron las mismas fuerzas apoyadas por la aviación iraquí.

En junio pasado el EI lanzó una ofensiva relámpago con la que se hizo con el dominio de amplias zonas del norte y centro de Irak, y a finales de ese mes proclamó un califato en este país y en la vecina Siria.

El pasado día 13, el EI emitió una grabación atribuida a su líder, Abu Bakr al Bagdadi, en la que anunció la expansión del califato a los países del golfo Pérsico y el norte de África, donde otras organizaciones radicales le han jurado lealtad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo