Los republicanos ganan en Montana y se colocan a 2 escaños del control del Senado

Por Publimetro Colombia

Washington, 4 nov (EFE).- Los republicanos arrebataron hoy a los demócratas el escaño por Montana en el Senado y se colocan a sólo dos puestos del control de la Cámara Alta, la clave de estas elecciones legislativas.

El republicano Steve Daines venció a la demócrata Amanda Curtis en Montana, según las proyecciones de las cadenas estadounidenses que siguen estos comicios legislativos.

Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental eran las tres victorias seguras que las encuestas daban a los republicanos, donde la retirada de los senadores demócratas ha abierto el paso a la oposición.

El republicano Mike Rounds venció hoy al demócrata Rick Weiland en Dakota del Sur, y Shelley Moore Capito ganó en Virginia Occidental el primer escaño demócrata en la Cámara Alta al imponerse a Natalie Tennant.

Los republicanos están, por tanto, a solo dos escaños de hacerse con el Senado, tras ganar también en Arkansas, donde Tom Cotton venció al senador demócrata Mark Pryor.

Arkansas es uno de los diez estados que decidirán esta noche quién controla el Senado, junto a Colorado, Carolina del Norte, Georgia, Luisiana, Alaska, Kansas, Iowa, Kentucky y Nuevo Hampshire.

Montana votó por un presidente republicano en seis de las siete últimas elecciones; tiene dos senadores demócratas; su único representante en la Cámara Baja es republicano; dos de los últimos tres gobernadores han sido demócratas y el Legislativo lo controlan los republicanos.

En las elecciones de este martes se renueva toda la Cámara de Representantes (en la que los republicanos podrían ampliar su mayoría), un tercio del Senado (donde los republicanos sólo necesitan seis escaños para tomar el control) y 36 puestos de gobernador estatal.

Un total de 206 millones de estadounidenses conforman el electorado de estas legislativas, según los últimos datos de la Oficina del Censo, de los cuales sólo 145 millones están registrados para votar.

Washington, 4 nov (EFE).- Los republicanos hicieron hoy buenos los pronósticos de los analistas y arrebataron a los demócratas en las elecciones al Senado de EEUU los estados de Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental, cuyos senadores se retiraban y no tenían un candidato fuerte de su partido para reemplazarlos.

El primer escaño en cambiar de manos en la jornada el electoral fue Virginia Occidental donde la congresista Shelley Moore Capito se impuso a la demócrata Natalie Tennant, que trataba de conservar el puesto que deja el demócrata Jay Rockefeller, quien se retira tras haber representado a su estado desde 1984.

La política republicana, de 60 años, marcó otro hito al convertirse en la primera mujer en representar a este estado en el Senado federal durante más de medio siglo.

Con más de siete legislaturas en la Cámara de Representantes, la candidata republicana se posicionó desde el principio como favorita en las encuestas en un estado en el que el presidente, Barack Obama, tiene bajos índices de popularidad.

Según las proyecciones de las cadenas estadounidenses, Mike Rounds venció al demócrata Rick Weiland en Dakota del Sur; mientras que en Montana, el republicano Steve Daines venció a la demócrata Amanda Curtis.

Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental eran las tres victorias seguras que las encuestas daban a los republicanos, que además han logrado, Arkansas y Colorado, dos de los estados más disputados, con lo que estarían a un escaño de hacerse con lo seis que necesitaban para hacerse con el control de la Cámara Alta.

En las elecciones de mitad de mandato de este martes se renueva toda la Cámara de Representantes (en la que los republicanos podrían ampliar su mayoría), un tercio del Senado (donde los republicanos sólo necesitan seis escaños para tomar el control) y 36 puestos de gobernador estatal.

Un total de 206 millones de estadounidenses conforman el electorado de estas legislativas, según los últimos datos de la Oficina del Censo, de los cuales sólo 145 millones están registrados para votar.

Washington, 4 nov (EFE).- El estado de Luisiana celebrará una segunda vuelta en las elecciones al Senado de EEUU el próximo 6 de diciembre, debido a lo ajustado de la contienda entre la senadora demócrata Mary Landrieu y aspirante republicano Bill Cassidy.

Según las proyecciones de los principales medios de comunicación, ninguno de los dos aspirantes logrará llegar al 50 % más uno de los votos que se necesitan para proclamarse vencedor, por lo que será necesaria una segunda vuelta,

Con el 10 % de los votos escrutados, Cassidy contaba con el 42,8 % de los sufragios, mientras que Landrieu acaparaba el 42,4 %.

La convocatoria de una segunda vuelta favorece de entrada a Cassidy, ya que las bases conservadoras suelen ser más activas que las demócratas en los comicios legislativos, según los analistas.

La posibilidad de una segunda vuelta se preveía, ya en los últimos sondeos en el estado del sur de Estados Unidos, ni Landrieu ni su oponente llegaban al umbral del 50 % de la intención de voto.

Ese mismo escenario podría repetirse también en Georgia, donde la demócrata Michelle Nunn y el republicano David Perdue están empatados en intención de voto en los últimos sondeos.

En caso de que ambos tengan que ir a una segunda vuelta, la votación en Georgia no se celebraría hasta el 6 de enero, tres días después del inicio del nuevo periodo de sesiones del Congreso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo