Los presidentes de África del Este negocian las bases de un gobierno civil en Burkina Faso

Por Publimetro Colombia

Uagadugú, 5 nov (EFE).- Los presidentes de Nigeria, Senegal y Ghana mantuvieron hoy una ronda de negociaciones con el nuevo líder militar de Burkina Faso y otros representantes sociales y políticos para sentar las bases de un Gobierno civil de transición que lidere el país tras la dimisión del expresidente Blaise Compoaré.

Los citados jefes de Estado llegaron a Burkina encabezando una delegación de la Comisión de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO), que ejerce de mediador en esta crisis.

El presidente de turno de la CEDEAO y presidente de Ghana, John Mahama, viajó acompañado de sus homólogos de Nigeria, Goodluck Jonathan, y Senegal, Macky Sall.

Durante la mañana, el líder ghanés mantuvo una primera reunión a solas con el jefe militar de Burkina, el teniente coronel Isaac Zida, quien ha prometido facilitar la entrega de poder a un Gobierno encabezado por un civil.

Ya por la tarde, los tres presidentes mantuvieron una ronda de conversaciones por separado con representantes de la sociedad civil, de las comunidades religiosas, del Consejo Constitucional, de los partidos políticos mayoritarios y con el propio Zida.

Ningún integrante de estas comitivas realizó declaraciones a los medios tras sus respectivas reuniones.

Según explicaron a Efe fuentes de los líderes religiosos, los representantes de la CEDEAO están pidiendo a cada grupo que nombre a tres representantes para formar parte de un Gobierno de transición que podría durar un año.

Los partidos mayoritarios de la oposición, que aseguran que el Ejecutivo podría quedar formado en los próximos días, apoyarían que las elecciones se celebraran en noviembre de 2015.

La ronda de conversaciones debía concluir con un encuentro entre todas las partes, acto que de momento no se ha celebrado ante la negativa de algunos representantes políticos y sociales a reunirse con miembros del partido que lideraba Compaoré.

El líder de la oposición, Zephirin Diabre, aseguró a EFE que cree en la “honestidad” y “sinceridad” del teniente coronel Zida, que a su juicio está actuando “por patriotismo” y no para mantenerse en el poder.

Además, alabó la solidaridad mostrada por los líderes de la CEDEAO y su rápida actuación para “encontrar una fórmula consensuada” con la que formar el Gobierno civil de transición.

“En estas conversaciones lo importante no es la duración o los retrasos, sino estar de acuerdo. No se debe ser dogmático sino pragmático”, agregó.

El lunes pasado, la Unión Africana dio un plazo de dos semanas a Zida para abandonar el poder y establecer un régimen transitorio liderado por civiles.

La organización panafricana obliga a sus 54 estados miembros a actuar contra el derrocamientos de gobiernos democráticos en el continente.

Prevenido por este ultimátum y asediado por la presión internacional, el líder militar, proclamado por el Ejército el pasado sábado, se apresuró ayer a comunicar que Burkina retomaría su marco constitucional “en el menor tiempo posible”.

También aseguró que dejaría el poder en manos de un Gobierno de transición que hoy comenzó a concretarse con la propuesta de miembros.

La intervención del Ejército a finales de la pasada semana, que reprimió las protestas ciudadanas y tomó el control de la televisión pública, fue vista con recelo por la comunidad internacional.

El país intenta volver a la normalidad tras unas violentas protestas y enfrentamientos con el Ejército que, según los partidos de la oposición, se han saldado con más de 30 muertos y 200 heridos.

Además, según publica hoy el portal de noticias Burkina 24, Uagadugú sufrió una oleada de saqueos y vandalismo durante las protestas que ha arruinado decenas de negocios, especialmente en las zonas industriales de la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo