Reabierta al rezo musulmán la Explanada de las Mezquitas

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 31 oct (EFE).- La Policía israelí reabrió hoy al rezo musulmán la explanada de las Mezquitas, tercer lugar más sagrado del islam, y reforzó la seguridad en todo el perímetro del casco viejo de Jerusalen ante la tensión que vive la ciudad.

Como ya es norma desde hace varias semanas, solo los mayores de 50 años podrán acceder a la mezquita de Al Aqsa para el rezo comunitario de los viernes, por lo que se espera que miles de musulmanes más lo hagan en la calle, tras la vallas que desde primera hora de la mañana cercan puertas y murallas de la ciudadela.

La ciudad ha amanecido este viernes envuelta en una tensa calma tras una noche de incidentes esporádicos entre jóvenes palestinos, colonos judíos y efectivos de la Policía en los barrios del Este de la capital, como Suafat, Beit Hanina o Abu Tor.

También hubo enfrentamientos en una de las intrincadas calles que llevan a la explanada dentro del barrio árabe de la ciudad vieja, donde un palestino fue detenido y otro resulto herido leve.

La seguridad se ha redoblado ante la posibilidad de que cientos de personas se desplacen hoy a la zona de Al Aqsa después de que el jueves el movimiento nacionalista Al Fatah convocara para hoy “un día de ira” en protesta por el cierre del santuario y en defensa del mismo.

Israel decidió cerrar el jueves el acceso de los musulmanes a este recinto, por primera vez en 40 años, en respuesta al intento de asesinato la noche anterior del rabino Yehuda Glick, un importante activista de la derecha ultranacionalista y mesiánica que lucha por cambiar el estatus la explanada y reabrirla al rezo judío.

Glick, que se encuentra grave, fue supuestamente tiroteado en Jerusalén Oeste por un ex convicto palestino que horas después fue muerto a tiros por la Policía israelí en el barrio de Abu Tor cuando al parecer se resistía a ser detenido.

Los palestinos denunciaron que el cierre de la explanada, donde el judaísmo sitúa el templo destruido por los romanos hace 2.000 años, solo aumentaría la creciente tensión que vive la ciudad santa desde el principio del verano, con arrestos, choques y protestas casi diarios.

Desde 1967, la explanada esta bajo administración del Ministerio de Asuntos Religiosos jordano (Awqaf) y bajo control real de las fuerzas israelíes y se utiliza para el rezo musulmán, ya que las leyes judías prohíben orar sobre ella hasta que el medias no construya el tercer templo.

Jerusalén, 31 oct (EFE).- La ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni, calificó hoy de “apartheid” la medida que quiere imponer el ministerio israelí de Defensa para impedir que los trabajadores palestinos que trabajan en Israel viajen en los mismos autobuses que llevan a los colonos judíos a la Cisjordania ocupada.

“La demanda de los colonos de que palestinos y judíos viajen en autobuses separados es como un golpe de apartheid”, afirmó Livni, citada hoy por el diario Haaretz.

La ministra explicó que “cuando leí la información en Haaretz, le pedí al fiscal general que investigara porque entendí que provenía de la presión de los colonos, que no quieren viajar con árabes en el autobús. Leí la transcripción de lo que dijo (el ministro de Defensa, Moshe Yaalon), en el comité del Parlamento”.

“Es intolerable, la reclamación de que ellos (los colonos) necesitan sus propios autobuses porque los árabes no se levantan para dejar sitio a una mujer o un anciano y otras cosa poco agradables. Eso es apartheid”, subrayó.

“Si es algo relativo a la seguridad, debemos convivir con ello. Pero si estamos hablando de presión de los colonos, de que no es conveniente o placentero para ellos los lugares donde viven, donde hay palestinos, es algo que encuentro inaceptable y que voy a luchar contra ello. Es una forma de discriminación prohibida por la ley israelí”, recalcó.

El miércoles, Yaalon, aseguró que la decisión de impedir que los palestinos con permiso de trabajo en Israel viajen en los autobuses que llevan a los colonos y soldados a la Cisjordania ocupada, se debe a razones de seguridad.

En declaraciones al comité del Parlamento que estudia esta nueva directiva racista, Yaalon manifestó que su objetivo es minimizar el riesgo de atentados terroristas.

“No se necesita ser un responsable de seguridad para entender que cuando hay veinte árabes en un autobús con un chófer árabe y dos o tres pasajeros (judíos) y un soldado armado, eso puede llevar a un atentado terrorista”, afirmó.

Yaalon, sin embargo, negó que se haya adoptado ya la directiva de impedir a los palestinos abordar los autobuses israelíes en los que viajan los colonos, tal y como anunció esta semana en el mismo rotativo.

“No he prohibido a los árabes viajar a Judea y Samaria (nombres con los que Israel se refiere a Cisjordania) y no existe un plan para prohibirles viajar en transporte público a Judea y Samaria”, indicó.

Según el rotativo, Yaalon sí admitió, no obstante, que existe un plan piloto para crear dos líneas de autobuses segregadas, una para palestinos y otra para colonos y soldados, que se está estudiando “y que llevará tiempo”.

“No son consideraciones políticas, sino de seguridad”, insistió Yaalon en respuesta a la denuncia de Haaretz, que asegura que ha cedido a la campaña de presión emprendida por grupos de colonos judíos.

De acuerdo con el diario, el responsable del Comando General, Nitzon Alon, sostiene que estos trabajadores no suponen un peligro ya que antes de entrar en Israel son cacheados y vigilados y deben obtener un permiso de los servicios de seguridad internos “Shin Bet”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo