La coalición bombardea zonas de Kobani coincidiendo con entrada "peshmergas "

Por Publimetro Colombia

Beirut, 31 oct (EFE).- La coalición internacional bombardeó esta noche zonas de la ciudad kurdo-siria de Kobani, fronteriza con Turquía, coincidiendo con la entrada de un convoy de vehículos de los “peshmergas”, las fuerzas kurdo-iraquíes, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los aviones de la alianza lanzaron cuatro ataques contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en barrios del sur y del suroeste de la población.

Estos bombardeos se produjeron mientras llegaba al área de Tel Shair, al oeste de Kobani, un convoy compuesto por una veintena de vehículos con decenas de “peshmergas”.

Según el Observatorio, los milicianos kurdo-sirios se desplegarán de inmediato en distintos puntos de la ciudad.

Anteriormente, canales de televisión turcos habían anunciado el comienzo del traslado de los “peshmergas” en todoterrenos y camiones, que fueron escoltados por blindados turcos hasta la frontera.

Un grupo de diez cabecillas kurdo-iraquíes accedieron ayer a Kobani durante unas horas para entrevistarse con sus colegas kurdo-sirios y examinar la situación sobre el terreno, además de establecer una sala conjunta de operaciones; aunque después regresaron al territorio turco.

Unos 150 “peshmergas” aterrizaron hace tres días en Turquía para viajar a Kobani.

El EI inició una ofensiva contra esta localidad el pasado 16 de septiembre y desde entonces está completamente cercada por los radicales, excepto por el norte, donde limita con Turquía.

Kobani, ubicada en la provincia de Alepo, es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria, junto a las regiones de Afrín, también en Alepo, y Al Yazira, en Al Hasaka.

Ankara, 31 oct (EFE).- Los 150 “peshmergas”, las fuerzas kurdo-iraquíes, llegados a Turquía hace tres días con armamento pesado, han comenzado a cruzar hoy a la ciudad kurdo-siria de Kobani, informaron los canales de televisión turcos.

Las fuerzas kurdas han partido desde suelo turco en una columna de alrededor de una docena de camiones y todoterrenos, escoltados por blindados turcos, en dirección a Siria, donde los “peshmergas” lucharán contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que asedia esa ciudad desde hace más de 40 días.

El canal de noticias CNNTürk informó de que el cruce de los combatientes kurdo-iraquíes ha comenzado ya bajo la protección de las fuerzas de seguridad turcas desde el paso fronterizo turco de Mursitpinar.

Horas antes, los aviones de la coalición atacaron con intensidad objetivos del EI en Kobani en un intento de facilitar el avance de los “peshmergas”.

Ayer, una decena de mandos de los “peshmergas” llegaron a Kobani, donde se reunieron con dirigentes de las Unidades de Protección del Pueblo, las milicias kurdo-sirias, para coordinarse y examinar la situación sobre el terreno.

Kobani está completamente cercada por los yihadistas, excepto por el norte, donde limita con Turquía.

Durante la jornada de hoy, los enfrentamientos entre los yihadistas y las Unidades de Protección del Pueblo continuaron en la parte este de la urbe, por donde el EI trata de avanzar hacia el centro.

Los extremistas lanzaron proyectiles de mortero contra zonas del centro y el paso fronterizo con Turquía.

Este enclave, ubicado en la provincia septentrional siria de Alepo, es una de las tres principales zonas kurdas del país árabe, junto a Afrín, también en Alepo, y Al Yazira, en Al Hasaka (noreste).

Beirut, 31 oct (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) decapitó hoy a tres hombres por diversos cargos en distintos pueblos del este de la provincia siria de Deir al Zur (noreste), informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Uno de ellos fue ejecutado en el pueblo de Al Bulín por supuestamente animar a su hijo a trabajar para la policía del régimen sirio y fue juzgado por “apostasía” por los extremistas.

Los otros dos hombres fueron decapitados y crucificados en plazas de las localidades de Al Ashara y Al Mayadin.

Uno de ellos, sobrino de un dirigente de una brigada islamista, fue asesinado por los radicales por presuntamente combatir al EI y por guardar armas en su casa.

El otro fue ejecutado por “apostasía” por trabajar para la policía del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

El EI proclamó en junio un califato en Irak y Siria, donde ha conquistado amplias zonas.

Al mes siguiente, se hizo con el control de la mayor parte de la provincia siria de Deir al Zur, fronteriza con Irak, donde solo están fuera de su dominio algunos barrios de su capital homónima y el aeropuerto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo