Rajoy pone a disposición de Bachelet la experiencia antiterrorista de España

Por Publimetro Colombia

Madrid, 30 oct (EFE).- El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, han presidido hoy en Madrid la firma de un acuerdo de cooperación contra la delincuencia y el terrorismo por el que España pone a disposición de Chile toda su experiencia antiterrorista tras los recientes atentados en ese país.

Rajoy y Bachelet han mantenido una reunión en el Palacio de la Moncloa en el marco de la visita de Estado a España de la presidenta chilena y durante la que se han firmado media docena de acuerdos bilaterales.

Unos acuerdos que versan, entre otros asuntos, sobre el intercambio de personal diplomático, la movilidad de talentos, la cooperación al desarrollo y la lucha contra la delincuencia y el terrorismo.

En este último se han detenido especialmente Rajoy y Bachelet en sus intervenciones en la conferencia de prensa que han ofrecido tras su reunión y antes del almuerzo de trabajo que han compartido.

Después de que en las últimas semanas se hayan registrado en la capital chilena una serie de atentados con bombas, el jefe del Gobierno y la presidenta de Chile han destacado la importancia de la colaboración bilateral contra esta lacra.

Rajoy ha explicado que, “a consecuencia de su historia”, España tiene experiencia en materia antiterrorista, siempre la pone a disposición de los países que la necesitan y, en este caso, habrá más pasos que certificarán esa cooperación.

Entre ellos, un próximo viaje a Chile del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para ponerse a disposición del Gobierno chileno en todo aquello que sea necesario.

Bachelet ha agradecido esa disposición y se ha mostrado convencida de que la experiencia española ayudará a combatir la acciones terroristas en su país.

No obstante, “por razones obvias”, no ha ofrecido detalles respecto a esa cooperación aunque ha dicho que puede servir para fortalecer la capacidad policial, investigadora y de inteligencia de Chile.

En el repaso de las relaciones económicas, Rajoy ha considerado que tienen aún un “enorme potencial de crecimiento y diversificación”.

“Chile ofrece un entorno de estabilidad macroeconómica y seguridad que es muy atractivo para la inversión, lo que explica el interés creciente de empresas españolas en ese país”, ha asegurado Rajoy, quien ha opinado que también es un buen momento para que las empresas chilenas y latinoamericanas en general inviertan en España.

Al respecto, Rajoy y Bachelet han abogado por una mayor participación de las pymes en los flujos bilaterales de comercio e inversión.

La presidenta chilena ha considerado que su país supone una oportunidad para las empresas españolas y ha considerado que se pueden explorar muchas inversiones en materias como la energía renovable, donde ha reconocido que España “tiene mucho que enseñar”.

El presidente del Gobierno ha garantizado igualmente el total apoyo de España a la pretensión de Chile de actualizar el acuerdo de asociación que tiene suscrito con la Unión Europea.

España y Chile coincidirá el próximo año en el Consejo de Seguridad de la ONU, y Rajoy y Bachelet han acordado estrechar su colaboración en favor de la paz y la seguridad internacionales.

En su reunión también han decidido impulsar los trabajos para concluir cuanto antes un acuerdo de reconocimiento y homologación de títulos, que Rajoy ha dicho que dará respuesta a la creciente movilidad académica y profesional entre los dos países.

La próxima cumbre iberoamericana de Veracruz (México) y la agenda de la Alianza del Pacífico han sido objeto igualmente de análisis por el jefe del Gobierno y la presidenta de Chile.

Madrid, 30 oct (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha destacado hoy el “rasgo común” entre el malestar ciudadano con la clase política y las instituciones que se vive actualmente en España y el descontento que también existe en Chile, país que se encuentra en una “encrucijada” para mejorar la igualdad y la justicia social.

En su discurso ante las Cortes Generales reunidas en el Congreso de los Diputados en el marco de su visita oficial a España, Bachelet ha valorado las “excelentes” relaciones bilaterales “en el pasado, el presente y el futuro” y ha apostado por profundizar en esa fructífera cooperación tanto en el sector público como privado.

La presidencia ha repasado los importantes “desafíos” de su nuevo mandato, y se ha referido al malestar ciudadano, “rasgo común”, ha dicho entre ambos países, donde miles de personas se han movilizado con “banderas” y propuestas nuevas, como pudo verse en Madrid con el 15M y en Santiago de Chile en la Alameda, una de las principales arterias de la ciudad.

En el caso de Chile, Bachelet ha destacado la demanda de más igualdad social y económica, en una nación en la que sin embargo se ha avanzado mucho y existe una nueva clase media “vigorosa” y una democracia asentada, tras una dictadura y una transición pacífica, similar también a la vivida en España.

En presencia de diputados y senadores y de parte del Gobierno, encabezado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, Bachelet ha explicado que el descontento social persiste por la permanencia de exclusiones sociales y económicas y la vulnerabilidad de aquellos que, aún habiendo dejado atrás la pobreza, tienen dificultades.

Ha citado la desigualdad de ingresos y de oportunidades, las diferencias en la calidad de la educación, o la marginación de la mujer y de los grupos indígenas.

En este objetivo, ha apostado por fortalecer los servicios sociales, como un derecho, y no un objeto de consumo, y fortalecer la democracia, con una reforma de la Constitución y del método de elección de los parlamentarios, porque el actual provoca “rechazo” entre muchos ciudadanos, sobre todo jóvenes.

“Tenemos una democracia sólida”, ha proclamado Bachelet, quien, sin embargo, ha apostado por ir “más allá” para cumplir las expectativas, sobre todo en la reforma de la educación para hacerla más accesible y de calidad para todos.

Para la presidenta chilena, su Gobierno está construyendo un Chile “mejor”, “más igual y cohesionado” que será también un “mejor socio” para España.

“España ha sido nuestra amiga y aliada en nuestra larga historia”, ha destacado Bachelet, que ha apuntado a la colaboración que mantendrá Chile con España como nuevo miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por su parte, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha destacado la similitud entre España y Chile, dos países que fueron capaces de protagonizar una “transición pacífica a la democracia desde regímenes totalitarios”.

Se ha felicitado de las excelentes relaciones políticas y económicas que se han intensificado en los últimos años, base sólida para seguir profundizando en la cooperación y el intercambio bilateral.

Posada ha agradecido a Bachelet que su visita a España se produzca apenas siete meses después de haber asumido su mandato, lo que es reflejo “elocuente” de los estrechos vínculos entre ambos países.

La anécdota de la visita la han protagonizado diputados de la Izquierda Plural que han proclamado desde su escaño “Viva Chile y Viva Allende”, en referencia al presidente chileno depuesto por la dictadura militar en 1973.

Precisamente Michelle Bachelet, es hija de Alberto Bachelet, militar que se mantuvo fiel al Gobierno democrático y murió en prisión en 1974 después de haber sufrido torturas y ser condenado por “traición a la patria”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo