Cameron planta cara a la "inaceptable" demanda económica de la UE a Londres

Por Publimetro Colombia

Londres, 27 oct (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, reiteró hoy en el Parlamento que el Reino Unido no abonará los 2.100 millones de euros adicionales que demanda la Unión Europea (UE) para el 1 de diciembre y prometió que se enfrentará “de todos los modos posibles” a una exigencia que considera “inaceptable”.

“El Reino Unido no le pagará a nadie 2.000 millones de euros el 1 de diciembre”, sostuvo el jefe del Gobierno británico, que criticó la urgencia con la que Bruselas demanda esa entrega, que supone cerca del 20 % de la aportación anual de Londres a la UE.

Cameron considera que los cálculos que han llevado al reajuste en las aportaciones de los socios europeos deben revisarse exhaustivamente antes de que países como Holanda, Italia y Grecia, además del Reino Unido, hagan frente a los nuevos pagos que reclama el Ejecutivo comunitario.

El líder “tory”, que desde hace meses sufre fuertes presiones desde el ala euroescéptica de su Partido Conservador, insistió además en que la Unión no necesita ese dinero de forma inmediata y criticó el apretado calendario que ha dibujado la Comisión Europea (CE).

El primer ministro dijo que comprendería que el Reino Unido tuviera que aumentar “ligeramente” su aportación en 2014 ante el crecimiento económico que ha registrado, pero rechazó hacer frente a un exigencia pecuniaria que, en su opinión, no tiene precedentes.

Los cálculos para ajustar las contribuciones de los países de la UE se basan en cifras ofrecidas por la oficina de estadísticas comunitaria, Eurostat, que ha estimado de nuevo las aportaciones en función del comportamiento de cada economía desde 1995.

El jefe del Gobierno británico se mostró escéptico con esas cuentas y señaló que quiere comprobar en detalle “cómo se ha llegado a esas estadísticas y qué metodología se ha utilizado”.

Cameron insistió ante los diputados británicos en que su Gobierno no tiene intención de pagar la cantidad exigida en el plazo previsto, a pesar de que la Comisión Europea ha alertado a Londres de que afrontará intereses de demora sobre la cifra demandada si no cumple con la exigencia antes del 1 de diciembre.

El comisario europeo de Programación Financiera y Presupuesto, Jacek Dominik, criticó desde Bruselas que las autoridades británicas tuvieron oportunidad de discutir las cifras antes de que el reajuste se hiciera oficial el pasado viernes, cuando Cameron se mostró “furioso” por la petición comunitaria.

En ese mismo sentido, el jefe de la oposición laborista en el Reino Unido, Ed Miliband, cuestionó que Downing Street (oficina y residencia del primer ministro) no conociera de antemano el reajuste, a lo que Cameron respondió que su Gobierno se ha visto sorprendido por la magnitud de los números y la urgencia en la demanda de Bruselas.

Cameron aprovechó su comparecencia en la Cámara de los Comunes para reiterar su compromiso con la organización de un referéndum sobre la pertenencia británica al Reino Unido si gana las elecciones generales en su país previstas para el próximo año.

El Partido Conservador se enfrenta al auge del Partido de la Independencia del Reino Unido, UKIP, que se ha asentado en el panorama político británico con un discurso contrario a la inmigración y a la UE y amenaza con restarles diputados al resto de formaciones en los próximos comicios.

La semana pasada, todos los partidos británicos reaccionaron con indignación a la petición de Bruselas y cargaron las tintas contra el Ejecutivo comunitario.

Miliband coincidió con Cameron en que el modo como se ha gestionado la situación desde Bruselas es “inaceptable” y urgió al Gobierno a explorar todas las “vías diplomáticas” posibles para lograr el “mejor acuerdo para el Reino Unido”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo