Putin y Merkel abogan por nuevas consultas entre Kiev y los separatistas

Por Publimetro Colombia

Moscú, 24 oct (EFE).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, se pronunciaron hoy por la pronta celebración de una nueva ronda de consultas entre las autoridades de Kiev y los líderes separatistas prorrusos, según informó el Kremlin.

Así lo manifestaron ambos líderes en una conversación telefónica en la que continuaron sus consultas sobre la situación en la “zona del conflicto interno ucraniano”, de acuerdo con una nota de prensa difundida por la Presidencia rusa.

Putin hizo hincapié en la necesidad de “rebajar la tensión” en la zona del conflicto en las regiones orientales ucranianas de Lugansk y Donetsk, mediante un “alto el fuego real”, el establecimiento de un régimen de seguridad en la línea de separación de fuerzas y la prestación de ayuda humanitaria.

“En ese contexto, Putin y Merkel recalcaron la conveniencia de la la celebración en breve de una nueva reunión del grupo de contacto para Ucrania”, en el que participan las autoridades de Kiev, los separatistas prorrusos, Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), añade la nota.

Según el Kremlin, en la conversación se subrayó la importancia de lograr un acuerdo acerca de los suministros de gas ruso a Ucrania, actualmente suspendidos por Moscú por impagos, y se expresó la esperanza de que las negociaciones sobre el particular de la próxima semana sean fructíferas.

El próximo día 29 representantes de Rusia, Ucrania y la Unión Europea se reunirán en Bruselas para buscar una solución al contencioso del gas. EFE

Kiev, 24 oct (EFE).- El mando ucraniano declaró hoy que en las últimas horas ha disminuido de “manera considerable” la intensidad de las acciones militares en la zona del conflicto armado en las regiones orientales de Lugansk y Donetsk, de mayoría rusohablante.

“La intensidad de los ataques contra las fuerzas de la Operación Antiterrorista, así como contra las localidades (de las regiones de Lugansk y Donetsk) que se encuentran bajo nuestro control, ha disminuido de manera considerable”, se afirma en un parte del mando ucraniano publicado en su página de Facebook.

Al mismo tiempo, los militares ucranianos denunciaron que “grupos armados descontrolados” de la milicias prorrusas atacaron anoche con fuego de morteros las posiciones de las tropas gubernamentales en la región de Debáltsevo, a unos 60 kilómetros al noreste de Donetsk, la principal plaza fuerte de los separatistas.

Cuatro soldados resultaron heridos en esos ataques, según el comunicado, que informó de que las milicias prorrusas sufrieron cuatro muertos en las últimas veinticuatro horas.

El mando ucraniano recalcó que las tropas de Kiev mantienen bajo su control las instalaciones del aeropuerto internacional de Donetsk, donde se han registrado los combates más encarnizados desde que entró en vigor la tregua declarada el 5 de septiembre pasado.

Según la página web del Ayuntamiento de Donestk, esta mañana “el tronar de los cañones se oía en todos los distritos de la ciudad”, sin que se registraran daños en los edificios de vivienda.

Los separatistas prorrusos han amenazado con recuperar las ciudades que perdieron la región ucraniana de Donetsk hace tres meses como resultado de una ofensiva exitosa de las fuerzas ucranianas.

“Kramatorsk, Mariúpol y Slaviansk serán nuestros. Tenemos intención de conquistarlas, de recuperarlas. Así que, aún no están descartadas acciones militares cruentas”, aseguró ayer Alexandr Zajárchenko, líder de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Según el dirigente separatista, la tregua sólo la respetan las milicias rebeldes.

Esta semana, los presidentes ruso, Vladímir Putin, y ucraniano, Petró Poroshenko, abogaron por un cese del fuego en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Tras la reunión mantenida hace una semana en Milán con el presidente ucraniano, Putin admitió que tanto los separatistas como las fuerzas gubernamentales incumplen el alto el fuego y el Memorándum de Minsk del 19 de septiembre.

Ucrania celebra este domingo comicios legislativos que los separatistas ya han adelantado que boicotearán en las zonas bajo su control.

Berlín, 24 oct (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Pavló Klimkin, negó hoy rotundamente el uso de bombas de racimo por parte del ejército ucraniano en el este de su país y calificó de “montaje” las fotos que presuntamente sirven de prueba.

“Si observan detenidamente las fotos, verán que se trata de un ‘fake’ (montaje)”, dijo el jefe de la diplomacia ucraniana en declaraciones a la emisora alemana “Deutschlandfunk”.

Asimismo dijo haber hablado con el ejército y aseguró que las acusaciones habían sido investigadas.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha acusado al ejército ucraniano de utilizar bombas de racimo en el conflicto por el control del este de Ucrania y asegura que sobre todo en los ataques contra el centro de Donetsk a principios de octubre hay indicios claros que responsabilizan a las fuerzas armadas ucranianas.

Klimkin agregó que Kiev quiere “estudiar al detalle” con HRW las acusaciones y señaló que es necesario determinar quién utilizó esas armas -ya fueran “terroristas” o “bandas”- para que “respondan” de sus actos.

Ucrania celebra este domingo elecciones legislativas, pero los separatistas prorrusos que combaten en el este del país no tienen intención de participar y pretenden celebrar en noviembre sus propios comicios.

Klimkin declaró que Kiev no reconocerá las elecciones de noviembre y llamó a la Unión Europea y a Rusia a lanzar un claro mensaje de que estos comicios no serán aceptados.

El miércoles, el Gobierno alemán pidió aclarar las acusaciones de violación de los derechos humanos en Ucrania, entre las que incluyó tanto el presunto uso de bombas de racimo por parte de Kiev como los supuestos abusos de los separatistas sobre la población civil.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, señaló que Berlín ha tomado nota del informe de HRW, pero también del desmentido posterior de Kiev.

Seibert destacó que ni Ucrania ni Rusia han firmado aún la convención internacional que prohíbe el empleo de este tipo de armamento y que agregó que Berlín aplaudiría que ambos lo hicieran.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo