Cameron cree que la Comisión Europea "no ayuda" a que Reino Unido siga en UE

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 24 oct (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, se declaró hoy “furioso” tras la petición de la Comisión Europea (CE) a Reino Unido de 2.100 millones de euros adicionales para ajustar su aportación al presupuesto comunitario y opinó que ello no ayudará a que su país siga en la Unión Europea.

“No es aceptable, no voy a pagar esa cuenta el 1 de diciembre, eso no va a pasar”, dijo Cameron en rueda de prensa al término de la cumbre europea celebrada en Bruselas.

El mandatario británico indicó que la forma en que la CE ha tratado a Reino Unido al reclamarle una suma “inaceptable” y darle un plazo tan breve para pagarla, “seguro que no ayuda” en las opciones de que ese país siga en la UE tras el referéndum sobre su permanencia que está previsto para 2017.

El Ejecutivo comunitario reclama ese dinero debido a que la economía británica se ha comportado mejor que el resto de las economías europeas desde 1995.

“Es una forma inaceptable de actuar para esta organización, el presentar de repente una suma así, con tan poco plazo para pagarla”, señaló, y añadió que, comportándose de esta manera, la UE “no debería sorprenderse si sus Estados miembros le dicen que tiene que cambiar”.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, confirmó que el tema se abordó, pero consideró que “son procedimientos normales, que, por cambios en el método de cálculo para este año (la suma reclamada) ha salido en parte un poco elevada, tanto para los que tienen que pagar como para los que reciben una devolución”.

“El primer ministro italiano (Matteo Renzi) lo ha descrito mejor que nadie al decir que esto no es una cifra, sino un arma letal. Cuando se fabrica un arma letal como esta (…) hace que la gente en la UE piense que la Comisión Europea es una panda de burócratas y tecnócratas, y estoy de acuerdo con cada una de sus palabras”, dijo Cameron.

Renzi, sin embargo, negó haber calificado de “arma letal” esa petición, y subrayó en conferencia de prensa que él centró sus críticas en la “burocracia y tecnocracia. Esto lo pienso”.

El primer ministro británico explicó que lo primero que hizo al saber el jueves de la petición de Bruselas fue interrumpir las discusiones en la cumbre para exigir una reunión extraordinaria de ministros de Finanzas con el objetivo de tratar el asunto.

Los líderes acordaron que sean la CE y los ministros de Hacienda quienes aborden la situación en una próxima reunión, señaló Merkel, al igual que por separado hizo el presidente saliente del Ejecutivo, José Manuel Durao Barroso, quien afirmó que “todos los cálculos se han hecho por Eurostat con los datos sobre la renta nacional bruta aportados por los organismos nacionales de estadísticas. Son los datos que Reino Unido ha dado”.

“Me parece correcto que los ministros lo aborden. Lo que se ha calculado, por nuestra parte no se pone en duda, pero habrá que aclarar cómo ha salido el cálculo. Cameron no ha dicho que no lo paga en absoluto, sino que ha mencionado que el plazo es corto”, dijo Merkel, quien opinó que “se llegará a una solución”.

“Hay ajustes todos los años, a veces pagas un poco más y otras, menos. Pero nunca se ha dado el caso de que haya que pagar una cuenta de 2.000 millones de euros”, enfatizó Cameron, quien apuntó a que ese montante es una “estimación, no una cifra final”, según la CE.

Cameron consideró “frustrante” que esa petición de nuevos fondos para cuadrar el presupuesto comunitario de 2014 le llegue a su país, porque “el crecimiento del Reino Unido en el último año muestra una fuerte recuperación económica”.

“Eso es muy positivo, pero tenemos que ser francos, hay amenazas a la economía británica por el lento crecimiento en Europa y desafíos en otras partes del mundo”, comentó.

Por ello, consideró “muy importante” animar a otros países a hacer las reformas estructurales “que nosotros hemos hecho”, para asegurarse de que cumplen los objetivos de reducción de déficit.

El país más afectado por el ajuste planteado por la CE sería el Reino Unido, seguido de Holanda, que debería aportar unos 600 millones de euros, pero también tendrían que hacer aportaciones suplementarias al presupuesto comunitario Bulgaria, Irlanda, Malta, Grecia, Italia, Chipre y Letonia.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, pidió “respetar los tratados también cuando son malas noticias”, al tiempo que reconoció que a su país le devolverán 1.016,3 millones de euros.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo “entender” a Cameron, pero declinó posicionarse y señaló que “todo este asunto no está nada claro para los países que estamos involucrados. Iré paso a paso, primero tenemos que llegar al fondo de la cuestión”.

Cameron reconoció, por otra parte, que también hubo aspectos positivos en la cumbre de la UE, entre los que destacó el acuerdo para aumentar hasta los más de 1.000 millones de euros la lucha contra el ébola y también el pacto por el clima hasta 2030.

“Debemos sentir la obligación moral como países ricos, pero también porque es una amenaza para nuestro interés nacional y para la población de Reino Unido”, manifestó.

Bruselas, 24 oct (EFE).- El presidente de Francia, François Hollande, dijo hoy que hay que respetar los tratados también cuando son malas noticias, en referencia a los cálculos preliminares de la Comisión Europea (CE) que indican que Reino Unido tendrá que aportar 2.125,3 millones de euros al presupuesto de la UE de 2014.

“Cuando tenemos buenas noticias no hay que decir nada y cuando hay malas hay que respetar los tratados, y el respeto a los tratados no es para los otros, es para todo el mundo”, señaló Hollande al término de la cumbre de líderes europeos de dos días celebrada en Bruselas.

Según las cifras que maneja el Ejecutivo comunitario, publicadas este jueves por el diario económico Financial Times, Londres tendrá que aportar el 1 de diciembre 2.125,3 millones de euros para compensar que su economía vaya mejor que otras de la UE desde 1995, según el nuevo cálculo del PIB de la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Francia, en cambio, recibirá una devolución de 1.016,3 millones de euros.

“No se lo que va a hacer Cameron, pero sé lo que voy a hacer yo, nada para tocar los 1.000 millones en cuestión”, bromeó Hollande en respuesta a las preguntas sobre esta cuestión.

El presidente francés explicó que este cambio aunque solo afecte a un ejercicio presupuestario tiene efectos sobre el año siguiente, algo que en el caso de Francia consideró “buenas noticias”, aunque reconoció que no son buenas “para todo el mundo”.

Hollande aclaró que en cualquier caso esta no es una cuestión que hayan debatido los líderes europeos en estos dos días de cumbre, puesto que aunque se habló de presupuestos se hizo de una manera general para destacar la necesidad de respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo