Tokio enviará una delegación a Pyongyang para tratar los secuestros de japoneses

Por Publimetro Colombia

Tokio, 22 oct (EFE).- El Gobierno de Japón informó hoy de que enviará una delegación a Pyongyang el próximo 27 de octubre para tratar los avances en la investigación del secuestro de ciudadanos nipones llevados a cabo durante décadas por el régimen norcoreano.

La delegación estará formada por unos 10 miembros y encabezada por el director para Asia Pacífico de la cancillería nipona, Junichi Ihara, según explicó hoy en rueda de prensa el ministro portavoz, Yoshihide Suga.

En declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo, Suga precisó que el grupo se reunirá durante dos días con representantes del ‘Comité de Investigación Especial’ que Corea del Norte acordó establecer el pasado mayo para resolver este asunto.

A cambio, Japón decidió levantar entonces parte de las sanciones que mantenía desde hace años sobre el régimen de los Kim.

El objetivo de la visita, que durará tres días, es que Tokio pueda conocer con mayor profundidad el estado en el que se encuentra esta investigación después de que Corea del Norte no presentara a principios de otoño un informe que en principio se había comprometido a elaborar.

El Gobierno del primer ministro Shinzo Abe ha exigido una investigación minuciosa para resolver el tema de los secuestros de ciudadanos japoneses que el hermético país llevó a cabo en los años 70 y 80 para entrenar a sus espías y que nunca regresaron a Japón.

Tokio sostiene que entre 1977 y 1983 al menos 17 japoneses (de los cuales solo cinco han podido volver a Japón) fueron secuestrados por Corea del Norte para impartir lecciones de cultura e idioma en sus programas de adiestramiento de espías.

En 2002, Pyongyang admitió 13 de los secuestros, pero argumentó que, al margen de los cinco ciudadanos que devolvió a Japón, los otros ocho fallecieron y que cuatro de ellos nunca pisaron suelo norcoreano, una versión de la que ha desconfiado el hasta ahora Ejecutivo de Tokio.

En Japón, muchas familias de desaparecidos creen que el régimen de los Kim podría haberlos secuestrado y este año, la policía nipona elevado a más de 800 los casos que investiga a este respecto.

El secuestro de ciudadanos es la mayor traba entre ambos países, que no mantienen oficialmente relaciones diplomáticas.

Seúl, 22 oct (EFE).- Corea del Sur pidió hoy a Corea del Norte la liberación de un misionero surcoreano condenado a cadena perpetua, petición que llega poco después de que el régimen de Kim Jong-un devolviera a uno de los tres estadounidenses allí retenidos.

“Nuestro Gobierno pide una vez más la liberación y la repatriación del misionero”, indicó en rueda de prensa un portavoz del Ministerio de Unificación, que prometió “esfuerzos constantes en cooperación con la comunidad internacional” para que el detenido Kim Jung-wook, de 50 años, regrese al Sur con su familia.

Corea del Norte arrestó en octubre del año pasado a Kim, y el pasado mayo lo condenó a cadena perpetua y trabajos forzados por los delitos de “subversión estatal y espionaje”, al considerarlo un agente de la inteligencia de Seúl infiltrado en el país vecino para conspirar contra el régimen.

Poco antes de la nueva solicitud de liberación de Seúl, el martes el Gobierno de EEUU anunció la liberación de Jeffrey Fowle, de 56 años, detenido en mayo pasado cuando se encontraba de viaje turístico en Pyongyang, por presuntamente dejar escondida una biblia en su hotel.

Fowle, el primer liberado de los tres ciudadanos estadounidenses detenidos en Corea del Norte, ya se encuentra de camino a casa, según Washington.

Corea del Sur asegura que la solicitud de liberación de su misionero no está relacionada con la del estadounidense, según indicó a Efe una representante de Unificación, que recordó que Seúl ha venido insistiendo en la repatriación de Kim desde que tuvo constancia de su detención.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores surcoreano aseguró recibir la noticia sobre la devolución de Jeffrey Fowle “con satisfacción”, según expresó la institución en un comunicado.

“Esperamos que Corea del Norte libere rápidamente los otros dos detenidos (estadounidenses) por motivos humanitarios”, concluye el comunicado de la cancillería de Seúl.

Los dos ciudadanos de EEUU que permanecen en Pyongyang son Matthew Miller, de 24 años, que supuestamente protagonizó un altercado en inmigración el pasado abril, y Kenneth Bae, detenido en noviembre de 2012 y condenado a 15 años de trabajos forzados por realizar supuestamente actividades religiosas en el país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo