Insatisfechos e indecisos definen sobre el final las elecciones en Uruguay

Por Publimetro Colombia

Montevideo, 20 oct (EFE).- Los insatisfechos y los indecisos definirán a último momento el resultado de las elecciones legislativas y presidenciales del próximo domingo en Uruguay, en las que el Frente Amplio (FA), después de 10 años en el poder, se juega su actual mayoría parlamentaria absoluta y la Presidencia del país.

“No hay duda” de que el FA, una heterogénea coalición de fuerzas de izquierda, será el partido más votado el próximo domingo, pero resulta “muy difícil” que logre retener la mayoría en el Parlamento, dijo a Efe Mariana Pomies, directora de la consultora Cifra.

De acuerdo a la penúltima encuesta realizada por la empresa, que está a punto de difundir la última antes de las elecciones, el candidato presidencial del FA, el exjefe del Estado Tabaré Vázquez (2005-2010), cuenta con el apoyo del 43 % de los habilitados para votar, porcentaje insuficiente para conquistar la Presidencia este domingo.

El candidato del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle Pou, tiene el 33 % de apoyo, y el del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, el 15 %.

Más atrás queda el candidato del Partido Independiente, el cuarto con representación parlamentaria, Pablo Mieres, con el 3 %.

De acuerdo a todas las encuestas, Vázquez no logrará la mayoría en la primera vuelta y será necesaria una segunda instancia, el 30 de noviembre, para que los uruguayos escojan entre él y Lacalle Pou al presidente del país para el periodo 2015-2020.

Según Cifra el 5 % de los habilitados para votar está indeciso y ese porcentaje, “puede resultar clave”.

Por ello, los mensajes de cierre de campaña de los partidos están siendo dirigidos, en buena medida, hacia quienes no tienen su decisión tomada.

Pero además, hay un número “importante” de insatisfechos, de uruguayos que “no tienen puesta la camiseta” de ningún partido, pero que al final deberán elegir (el voto es obligatorio), dijo.

El FA enfrenta el “desgaste natural” de diez años en el poder y, aunque en general se acepta que el país “está bien” económicamente, hay grupos que entienden que la izquierda “no logró resolver” los problemas de la seguridad y la educación, agregó.

Esos grupos “no son muy grandes” pero ante la paridad “pueden definir las elecciones”, señaló la analista.

Un total de 2.620.717 uruguayos están habilitados para votar en estas elecciones, en las cuales, en lo que al Parlamento se refiere, tendrán para escoger entre unas 40 listas de candidatos al Senado y más de 500 de aspirantes a la Cámara de Diputados.

El Senado tiene 31 puestos y la Cámara de Diputados, 99.

Para Pomies, los partidos “saben” que la definición de la mayoría parlamentaria “sin duda tendrá incidencia” en la segunda vuelta electoral.

Si el FA logra retener la mayoría parlamentaria, “es difícil” que Vázquez pierda posteriormente en la puja por la Presidencia con el aspirante del Partido Nacional, también llamado Partido Blanco.

Por el contrario, si los partidos tradicionales (Nacional y Colorado) logran que la izquierda pierda la mayoría en las cámaras de senadores y diputados, las posibilidades de que Lacalle Pou llegue a la Presidencia “sin duda crecen”, estimó.

Los indecisos tendrán un “papel central” en las elecciones porque la definición será “apretada” y porque su número “parece estar creciendo”, destacó el director de Opinión Pública de la empresa Equipos Mori, Ignacio Zuasnabar.

La empresa le otorga un porcentaje de apoyo a Vázquez del 40 %, un 28 % a Lacalle Pou, un 11 % a Bordaberry y un 2 % a Mieres, con un 15 % de indecisos o que prefieren mantener su voto en reserva.

De ese 15 % de indecisos, un 6 % duda entre todos los candidatos, un 3 % entre votar a blancos o colorados, un 2 % entre el FA y otros grupos de izquierda menores, un 3 % no contesta y un 1 % probablemente no vote, detalló el experto.

El mayor porcentaje de indefinidos son mujeres y radicadas en el interior del país.

Montevideo, 20 oct (EFE).- El músico argentino León Gieco aseguró hoy, a menos de una semana para la celebración de elecciones nacionales en Uruguay, que este país no tendrá “nunca más” un presidente “tan original” como José Mujica ni un gobierno tan sensible con la discapacidad y con respecto a “otras muchas cosas”.

En declaraciones realizadas a Efe tras presentar en Montevideo su proyecto musical “Mundo Alas”, integrado por jóvenes con distintas discapacidades, el artista se mostró convencido de que “si fuera uruguayo votaría a Frente Amplio (FA)”.

El cantautor León Gieco (Santa Fe, Argentina, 1951) nunca ha ocultado su afinidad hacia el bloque de izquierdas, en algunos de cuyos actos electorales ha actuado, ni su relación con el mandatario uruguayo José Mujica, con quien afirmó haber tenido un encuentro personal el pasado sábado.

“Me siento muy honrado de que me haya invitado a su casa y de haber comido un asado con él”, reconoció Gieco, quien opinó que la labor del veterano político “ha provocado que Uruguay sea conocido en todo el mundo”.

El cantante, que publicó su primer disco en 1973 y cuyas composiciones están cargadas de aspectos sociales y políticos, escenificará hoy en el Teatro Solís de Montevideo su proyecto “Mundo Alas”, basado en un documental audiovisual que plasma la gira musical que realizó entre 2007 y 2008 junto a un grupo de jóvenes artistas con capacidades diferentes.

Tras obtener más de una treintena de premios internacionales por la iniciativa, en los últimos meses lo han presentado juntos en concierto en diferentes departamentos de Uruguay, un país que se prevé contará con su propia versión del documental y de la gira, con jóvenes uruguayos, en 2015.

“Si no gana el FA no podríamos hacer Mundo Alas Uruguay”, auguró Gieco, quién destacó el apoyo y el interés que el gobierno actual ha mostrado a la hora de trasladar al país la iniciativa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo