Poroshenko nombra a un general como nuevo gobernador de la región de Donetsk

Por Publimetro Colombia

Kiev, 10 oct (EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, nombró hoy al general Alexandr Kijtenko como gobernador de Donetsk, una de las dos regiones orientales del país que desde abril pasado son escenario de choques armados entre las milicias separatistas prorrusas y las fuerzas gubernamentales.

El nuevo gobernador de Donetsk fue presentado por Poroshenko en la ciudad de Kramatorsk, que fue junto a Slaviansk el principal bastión de los insurgentes en los primeros meses del conflicto, informó Sviatoslav Tsegolko, portavoz del jefe del Estado.

Kijtenko sustituye a Serguéi Taruta, quien fue designado al frente de la región en marzo de este año, un mes antes del estallido de la sublevación prorrusa.

Una de las razones para la destitución de Taruta habría sido su crítica al acuerdo para el alto el fuego firmado hace un mes con los separatistas en Minsk.

El consejero del presidente ucraniano Yuri Lutsenko había adelantado la intención de Poroshenko de relevar a Taruta al frente de la región.

El ahora exgobernador aspira a un escaño en la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania por una circunscripción mayoritaria de Mariúpol, capital provisional de la región de Donetsk, en los comicios legislativos anticipados del próximo día 26.

Según el último informe de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 3.660 personas han muerto en el este de Ucrania desde el estallido del conflicto armado entre Kiev y los separatistas.

Moscú, 10 oct (EFE).- Las autoridades ucranianas y los separatistas prorrusos han acordado la línea de separación entre sus fuerzas en Donetsk, anunció hoy el número uno de los sublevados en esa región oriental de Ucrania, Alexandr Zajárchenko.

“Hemos firmado con Kiev un acuerdo sobre la línea de separación. En virtud de éste, las fuerzas (ucranianas) dejan algunas localidades, entre ellas Peskí (en las afueras de la ciudad de Donetsk)”, aseguró el jefe de la autoproclamada república popular de Donetsk en una rueda de prensa, según la agencia rusa Interfax.

Peskí, un suburbio aledaño a la capital de la región, es según los rebeldes una plaza que las fuerzas ucranianas emplean para cañonear los barrios residenciales de la ciudad.

Mariúpol, segunda ciudad más importante de la región convertida en su capital temporal por las autoridades leales a Kiev, se quedará en el lado ucraniano, según el documento, al igual que Slaviansk y Kramatorsk, principales bastiones de los rebeldes durante los primeros meses de la sublevación prorrusa.

“Todavía no puedo decir qué hemos dado a cambio (de Peskí). Pero sí puedo decir lo que no hemos conseguido: Mariúpol, Slaviansk y Kramatorsk. Se quedan bajo el control de Kiev”, dijo Zajárchenko.

Los dos bandos enfrentados desde mediados de abril en el este de Ucrania firmaron en Minsk el pasado 5 de septiembre una tregua que incluía un alto el fuego, la permanencia de sus respectivas fuerzas en las posiciones que mantenían en ese momento y la concesión de un estatus especial a las zonas controladas por los separatistas.

Dos semanas después, en otro documento firmado en la capital bielorrusa, Kiev y los insurgentes acordaron la creación de una zona de seguridad de 30 kilómetros de la que deben retirar toda su artillería y armamento pesados.

A pesas de todos los acuerdos alcanzados entre Kiev y los prorrusos y de que la tregua se respeta en general, la ciudad de Donetsk no ha dejado de ser en ningún momento escenario de continuos cañoneos y escaramuzas entre las partes beligerantes.

Al menos tres civiles murieron en las últimas 24 horas en esa urbe, habitada por un millón de personas antes del estallido del conflicto, según las autoridades municipales.

Desde hace varios días, las fuerzas ucranianas y las milicias rebeldes luchan encarnizadamente por el control del aeropuerto internacional de esa ciudad, una batalla que ha dejado varios muertos en ambos lados de la contienda.

Los prorrusos han justificado su asalto al recinto en medio de la tregua con el argumento de que las fuerzas ucranianas disparan desde ese lugar contra la ciudad, mientras Kiev acusa a los rebeldes de atacar sus posiciones con el objetivo de arrebatarles la estratégica plaza.

Según el último informe de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 3.660 personas han muerto en el este de Ucrania desde el estallido del conflicto armado entre Kiev y los separatistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo