¡De no creer! Mató a su esposa en el día de su boda

Por Luz Lancheros

“Nunca vas a poner tus manos en mi dinero”. Esto le dijo George “Scott” Sanson a su nueva esposa, Kelly Ecker, antes de matarla a tiros luego de la recepción de su boda. Ecker solo pidió ayuda al 911. Llamó tres veces y en la última llamada se pudo oír cómo su esposo le disparaba.

Sanson era un anestesiólogo que trabajaba en el Hospital de Indiana. Allí conoció a Ecker, quien trabajaba como enfermera. Luego de que se casaron e hicieron una recepción para celebrar la boda, comenzaron a discutir sobre el acuerdo pre-nupcial. Al ver la pelea, los pocos invitados que quedaban se fueron.

Influenciado por el alcohol, Samson se volvió loco y tres minutos después de que partió el último invitado, Ecker hizo la primera llamada al 911 diciendo que su marido iba a matarla. La llamada terminó abruptamente, tal y como la segunda que realizó, informó el periódico británico Daily Mail. En la tercera se pueden oír gritos y una andanada de disparos, antes de cortarse la llamada.

Al llegar los policías, estos descubrieron el cuerpo de la enfermera, baleado en la cabeza y el cuello. Asimismo, en el sótano el cuerpo de su marido, que se suicidó con una pistola Calibre 45. Estos afirmaron que Sanson disparó a la mujer varias veces y que tenía licencia para portar y comerciar armas.

El hijo de la mujer fue el único sobreviviente de la tragedia. Este estaba en su habitación. Allí hallaron el cadáver de su madre, informó el Daily Mail.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo