La Unesco concluye que el pecio hallado frente a Haití no es la Santa María

Por Publimetro Colombia

París, 6 oct (EFE).- La UNESCO anunció hoy que el pecio hallado frente a las costas de Haití y presentado como la carabela Santa María por el explorador estadounidense Barry Clifford el pasado mayo no es la nao capitana de Cristóbal Colón.

Su informe se basa en una excavación submarina efectuada entre los pasados 9 y 14 de septiembre y asegura que se trata de un pecio “mucho más tardío” que el de una de las tres naves que llevó Colón en el viaje del descubrimiento de América.

Los elementos de fijación encontrados in situ cerca del arrecife Coque Vieille, según el comunicado de la Unesco, corresponden a una técnica de ensamblaje que se remonta a finales del siglo XVII o incluso al XVIII, época en la que la estructura del barco se fijaba con clavos y broches de cobre o bronce.

“Por lo tanto, el pecio hallado no puede ser el de la Santa María, que, tras derivar hacia el arrecife, se hundió en la noche del 24 al 25 de diciembre de 1492”, señaló la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La nota añadió que, según los testimonios de la época, en concreto el diario de a bordo de Colón, retranscrito por Fray Bartolomé de las Casas, el pecio se encontraba “demasiado lejos de la orilla” como para poder ser el de la Santa María.

La excavación submarina estuvo liderada por un experto designado por el consejo científico de la convención de la Unesco sobre la protección del patrimonio subacuático, el español Xavier Nieto, exdirector del Museo Nacional de Arqueología Subacuática y especialista reconocido en pecios españoles.

Su colaboración fue solicitada por Haití después de que el pasado 14 de mayo Clifford afirmara haber identificado el pecio de la Santa María, la única de las tres naves de Colón que no regresó a España tras el descubrimiento, pues sufrió daños al encallar en la costa de la isla La Española (hoy Haití y República Dominicana).

Su informe preconizó que se lleven a cabo exploraciones suplementarias para localizar el verdadero pecio y que se haga un inventario de otros pecios “importantes” que yacen en el fondo de las aguas de esa región.

Asimismo, recomendó a Haití que adopte una legislación más protectora de su patrimonio subacuático, en particular en lo relativo a las autorizaciones para excavar enclaves arqueológicos sumergidos, conforme a las recomendaciones de la convención de la Unesco al respecto, que el país ha ratificado.

Madrid, 6 oct (EFE).- Aunque el pasado mes de mayo el explorador estadounidense Barry Clifford señaló que había “pocas dudas” de que los restos de una embarcación hallados en aguas de Haití correspondían a la Santa María, la Unesco hoy no ha tenido ninguna a la hora de afirmar que “no es” la nao capitana de Cristóbal Colón.

“Las pruebas son abrumadoras”. Así de rotundo se mostraba Clifford sobre la autenticidad de esta nave cuyo paradero llevaba investigando años y que descubrió supuestamente tras analizar fotografías tomadas durante una investigación previa, que realizó hace diez años en aguas del norte de Haití.

Al hacer las exploraciones submarinas, el equipo de Clifford encontró ornamentos del siglo XV, entre ellos ruedas e instrumentos para dirigir una embarcación de esa época, y, según explicó entonces al Servicio Mundial de la BBC, el barco estaba hundido debajo de varias toneladas de piedras.

En aquellas fechas, a mediados del pasado mes de mayo, el explorador se aventuró a decir que, de confirmar la autenticidad del pecio, la Santa María “debía quedar en Haití” para ser expuesta en un museo, a fin de ayudar a ese país a “generar unos ingresos que tanto necesita”.

Pero no sólo hizo público su deseo de qué hacer con la nave de Colón, sino que también confió en que pudiera existir una cooperación entre España y Haití para excavar el pecio, que se encontraba debajo de varias toneladas de piedras y a solo seis metros de profundidad: “Confío en que España apoye esto y ayude a Haití”, concretó.

Por su parte, el gobierno dominicano no tardó en mostrar “especial interés” por esta información y afirmó entonces que estaba a la espera de “una mejor precisión de la ubicación geográfica” de los restos descubiertos frente a la costa norte de Haití.

El ministro dominicano de Cultura, José Antonio Rodríguez, indicó a Efe que todo lo que tuviera que ver con la historia de la República Dominicana, situada como Haití en la isla La Española, el primer lugar de América al que llegó Colón, era de interés para el Ministerio de Cultura, más si se trataba del patrimonio subacuático vinculado a su pasado.

Por el contrario, historiadores españoles como Consuelo Varela, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y especialista en Cristóbal Colón; o el académico de la Real Academia de la Historia de España, Carlos Martínez Shaw, se apresuraron a cuestionar que la nao hallada fuera la Santa María.

Con la incógnita en el aire, y la Unesco llevando a cabo las correspondientes investigaciones para desvelar la autenticidad, el pasado 22 de septiembre el arqueólogo submarino Xavier Nieto fue el primero en negar la autenticidad por tratarse de un navío “moderno”, que debió hundirse entre finales del siglo XVII e inicios del XVIII.

Nieto descartó así la suposición del estadounidense Bill Clifford, que apuntaba a la posibilidad de que se tratase de uno de los barcos de Cristóbal Colón.

Unas declaraciones que sirvieron de antesala a las hechas públicas hoy por la propia organización, que ha sido tajante al afirmar que “no es” la buscada nave.

Su informe se basa en una excavación submarina efectuada entre el 9 y el 14 del pasado mes de septiembre, en la que participó Nieto, y en el que se asegura que se trata de un pecio “mucho más tardío” que el de una de las tres naves que llevó Colón en el descubrimiento de América.

Los elementos de fijación encontrados in situ cerca del arrecife Coque Vieille, según el comunicado de la Unesco, corresponden a una técnica de ensamblaje que se remonta a finales del siglo XVII o incluso al XVIII, época en la que la estructura del barco se fijaba con clavos y broches de cobre o bronce.

“Por lo tanto, el pecio hallado no puede ser la Santa María, que, tras derivar hacia el arrecife, se hundió en la noche del 24 al 25 de diciembre de 1492”, señaló la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo