Más de 230 muertos desde el inicio de la ofensiva de EEUU contra el Estados Islámico en Siria

Por Publimetro Colombia

Beirut, 30 sep (EFE).- Al menos 233 personas han muerto en Siria desde el inicio, hace una semana, de la ofensiva aérea de EEUU y sus aliados contra el grupo radical Estado Islámico (EI), dijo hoy a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman.

El activista precisó, en declaraciones por teléfono, que al menos 211 combatientes yihadistas han fallecido desde el comienzo de los ataques, el pasado 23 de septiembre.

En esta cifra, están incluidos al menos 60 miembros del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Asimismo, al menos 22 civiles han perecido por los bombardeos de la coalición internacional.

Los ataques han tenido como objetivo posiciones y bases del EI en las provincias de Al Raqa, Deir al Zur, Al Hasaka, Alepo e Idleb, todas en el norte sirio, así como instalaciones petroleras en manos de esta organización extremista suní.

En el primer día de los bombardeos, las fuerzas internacionales también atacaron una posición de un grupo denominado por Washington “Jorasan”, que supuestamente planeaba un atentado contra EEUU y estaba compuesto por veteranos de Al Qaeda, y que los rebeldes sirios aseguran que eran miembros del Frente al Nusra.

El EI proclamó un califato en Irak y Siria a finales de junio, donde ha conquistado partes del norte y el centro de ambos países.

Ankara, 30 sep (EFE).- La cúpula del Ejército turco se ha reunido hoy con el Gobierno para analizar el avance de las tropas yihadistas en Siria y los intensos combates cerca de la frontera, que han provocado ya la caída de varios obuses en territorio de Turquía.

El jefe del Estado Mayor, el general Necdet Ozel, y el resto de comandantes militares se han reunido con el gabinete que dirige el primer ministro Ahmet Davutoglu para informarle sobre la evolución de la crisis.

Los medios turcos indican que este encuentro significa que el Ejecutivo estudia los distintos escenarios en caso de que Turquía decida finalmente unirse a la coalición liderada por Estados Unidos, que bombardea posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Davutoglu ya mantuvo un encuentro la pasada medianoche con el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, para estudiar la situación de seguridad.

Mientras tanto, los 35 carros de combate que Turquía desplegó ayer en la frontera siria se han retirado varios cientos de metros dentro de suelo turco.

Los tanques fueron desplegados después de la caída de un obús en suelo turco, que dañó el vehículo de un equipo de periodistas de la emisora CNNTürk.

Al menos otros tres proyectiles disparados desde Siria han caído en los últimos días en territorio turco y uno de ellos impactó en una vivienda de una localidad fronteriza y causó heridas a tres de sus ocupantes.

Los carros ocuparon posiciones en una colina desde la que se divisa la ciudad siria de Kobani, en la que las milicias kurdas resisten el asedio y el bombardeo artillero de los yihadistas.

Se espera que el Ejecutivo traslade hoy al Parlamento la petición de prorrogar el permiso para poder llevar a cabo operaciones militares en Siria e Irak.

La solicitud, que se espera se debata y apruebe el jueves, llega cuando crece el debate sobre la participación de Ankara en los ataques internacionales contra los yihadistas en esos dos países.

El copresidente del prokurdo Partido Democrático, Selahattin Demirtas, volvió a pedir hoy al Gobierno turco que acuda en defensa de Kobani y argumentó que son los yihadistas, y nos los kurdos, quienes suponen una amenaza para Turquía.

“Los kurdos no son una amenaza para Turquía. La amenaza es el EI. Es hora de tomarnos de las manos, no de dejar a los kurdos solos”, pidió el político desde la ciudad de Suruc, donde se han refugiado unos 140.000 sirios kurdos en su huida de los islamistas.

Demirtas aseguró que “la única forma de detener la barbarie es unirse” y declaró que hay una oportunidad histórica de crear una hermandad entre kurdos y turcos.

Además, indicó que el apoyo de Turquía a los kurdos de Kobani fortalecería el frágil proceso de paz que iniciaron hace 18 meses el Gobierno turco y la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

“Si abandonáis a esas personas (en Kobani) que defienden valores humanitarios, haremos lo posible (por ayudarlos) por nosotros mismos, pero seréis cuestionados por no tener principios”, advirtió el líder kurdo.

Davutoglu, que se reunirá mañana con Demirtas, acusó ayer a las milicias kurdas de Siria de haber contribuido al avance de los yihadistas por haber coqueteado con el régimen del presidente sirio Bachar al Asad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo