El EI intensifica ataque contra enclave kurdo sirio en frontera con Turquía

Por Publimetro Colombia

Beirut, 29 sep (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) intensificó hoy el lanzamiento de cohetes contra el enclave kurdo sirio de Kobani, limítrofe con Turquía, que ha desplegado tanques en la frontera tras la caída de varios proyectiles en su territorio.

Desde las 09.00 hora local (06.00 GMT), los yihadistas han arrojado cohetes contra distintos barrios de Kobani, donde al menos tres personas han muerto y una quincena han resultado heridas, dijo a Efe por teléfono el presidente del Organismo Autónomo de Defensa y Protección de esta población, Esmat Sheij Hasan.

Al menos veinte proyectiles han caído en distritos residenciales de la localidad, que sufre el asedio de los radicales desde el pasado 16 de septiembre.

Sin embargo, algunos de los obuses han impactado también en las últimas horas en el territorio turco, lo que ha llevado a las autoridades de este país a reforzar sus posiciones en la frontera.

Según el viceministro de Asuntos Exteriores del Gobierno local autónomo kurdo de Kobani, Idris Nuaman, al menos siete proyectiles han alcanzado campos de refugiados kurdos sirios en suelo de Turquía.

En respuesta, el ejército turco ha enviado tanques a una colina enfrente de Kobani, en la parte turca de la frontera, indicó Nuaman en declaraciones telefónicas a Efe.

“Hay un despliegue de carros de combate turcos y de armas pesadas, desconocemos cuáles son los planes de Turquía pero hay preparativos militares en el otro lado de la frontera”, subrayó el viceministro.

La cadena de televisión CNNTürk informó de que las fuerzas armadas de Turquía han mandado una treintena de tanques a una colina a pocos kilómetros de Kobani y que los carros de combate tienen todos sus cañones dirigidos hacia Siria.

Entretanto, prosiguen los choques dentro de Siria entre los radicales suníes y las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo al este, oeste y sur de Kobani.

Hasan apuntó que los combatientes del EI actualmente se encuentran a entre cinco y diez kilómetros de Kobani, donde los milicianos kurdos tratan de impedir que progresen.

“Anoche, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo mataron a 25 mercenarios del EI en los enfrentamientos que hubo en la periferia suroccidental”, aseguró.

En la última semana, los aviones de la coalición internacional liderada por EEUU han bombardeado posiciones de los extremistas en las inmediaciones de Kobani en dos ocasiones.

La más reciente fue el sábado pasado “contra posiciones del EI en el pueblo de Alishar, próximo a Kobani, donde solo causaron la muerte de tres de sus miembros”, afirmó Nuaman.

El EI proclamó un califato en Irak y Siria en junio, donde ha conseguido conquistar amplias partes del centro y el norte de ambos países.

Tras los últimos incidentes, el Parlamento turco debatirá el jueves en Ankara la solicitud del Gobierno de renovar el permiso para realizar operaciones militares en el territorio sirio e iraquí.

Turquía, que albergaba ya a 1.500.000 refugiados sirios, registró la semana pasada la llegada de otros 140.000 kurdos de Siria que huían del avance de los radicales.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que más de 200.000 kurdos han escapado de Kobani y de los pueblos de sus alrededores hacia el territorio turco y otras zonas de Siria, y destacó que hay unas 800 personas en paradero desconocido, que no se sabe si siguen vivas o si han sido asesinadas por miembros del EI.

Esta ONG calcula que los yihadistas han tomado el control de unas setenta poblaciones en los alrededores de Kobani, aunque fuentes kurdas afirman que son más de un centenar.

El EI también se enfrenta a los milicianos kurdos en la provincia siria de Al Hasaka, donde los extremistas quieren hacerse con el dominio del paso fronterizo de Yarbía, limítrofe con Irak.

Allí, al menos 52 personas han fallecido en los dos últimos días en choques entre combatientes del EI y milicianos kurdos y de tribus árabes, reveló el Observatorio.

La mayor parte de los muertos -treinta y uno- eran miembros de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo y de su aliado, el Ejército de la Dignidad, leal al dirigente tribal árabe, jeque Hamidi Daham al Yarba, mientras que el resto son militantes del EI.

El cruce de Yarbía, el único entre Al Hasaka y la provincia iraquí de Nínive, está bajo control de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo en su parte siria, mientras que en el otro lado está protegido por los “peshmerga” (fuerzas kurdas iraquíes).

Susana Samhan

Mosul (Irak), 29 sep (EFE).- Al menos nueve personas, seis de ellas yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), murieron hoy en enfrentamientos con las llamadas Fuerzas de Protección de la ciudad de Sinyar, ubicada en la provincia septentrional de Nínive.

Un integrante de esas milicias populares, Daud Kalo, dijo a Efe que los otros tres muertos eran miembros de esos grupos de voluntarios yazidíes que luchan contra el EI con el objetivo de defender a su minoría religiosa kurda.

Los choques duraron tres horas y se produjeron cerca de pequeños centros urbanos al norte de la ciudad de Sinyar, situada 120 kilómetros al oeste de Mosul.

En ellos se emplearon armas medianas y ligeras, lo que, además de las muertes en ambos bandos, provocaron la destrucción de tres vehículos del grupo yihadista.

El EI tomó el control de la comarca de Sinyar, poblada en su mayoría por miembros de la minoría yazidí, el pasado día 3 de agosto, tras la retirada de las fuerzas kurdas o “peshmergas”, lo que llevó al desplazamiento de cientos de miles de personas.

Desde el pasado junio, el EI ha logrado importantes conquistas en las provincias de Nínive, Saladino y Diyala, en la mitad norte del país, y declarado un califato en los territorios de Siria e Irak bajo su dominio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo