Al Qaeda en Siria amenaza a la coalición y en especial a los países "esclavos" árabes

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 28 sep (EFE).- El Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, ha amenazado a los países que integran la coalición internacional contra los yihadistas, en especial a los árabes, con vengarse de sus bombardeos contra territorio sirio.

En un vídeo difundido en las últimas horas en foros islamistas, el portavoz de este grupo, Abu Firas al Suri, calificó de “países esclavos” a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Jordania, por participar en los ataques aéreos liderados por Estados Unidos.

“Esos gobiernos esclavos prefirieron apoyar la injusticia de los infieles, pero este respaldo tendrá consecuencias y los primeros en conocerlas serán los esclavos”, advirtió Al Suri.

El portavoz de Al Nusra expresó su confianza en que los pueblos de estos países “no permanecerán callados” ante los actos de estos gobiernos, que se han situado en “la lista de los blancos de los muyahidín (guerreros santos)”.

“Esta guerra no es contra el Frente al Nusra, es contra el islam”, afirmó el portavoz yihadista.

En el vídeo, Al Suri insistió en que esperaban los ataques de la “alianza de satanás, sionista-protestante y encabezada por los vaqueros (Estados Unidos)”, pero que están sorprendidos por la implicación de países musulmanes, que “ahora siguen los deseos de sus amos infieles”.

“Somos capaces con la ayuda de Dios y de los habitantes de Siria de proseguir con la guerra santa (…) Estos ataques no pararán nuestra marcha”, apostilló.

Los bombardeos de la alianza internacional en Siria, que comenzaron el lunes pasado y tenían en principio como objetivo al grupo Estado Islámico (EI), también han sido dirigidos contra el Frente al Nusra.

En concreto, el blanco de los ataques el grupo Jorasán, una célula de Al Qaeda casi desconocida hasta ahora y que, según Washington, planeaba atentados contra Estados Unidos.

Los aviones de la alianza internacional bombardearon hoy tres refinerías de crudo y una fábrica de plásticos en la provincia siria de Al Raqa, feudo del EI, que proclamó a finales de junio un califato en las zonas bajo su control en Siria e Irak.

En esta nueva ofensiva, en la que se emplearon cazas y aviones no tripulados, tomaron parte también Arabia Saudí, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos.

El Cairo, 28 sep (EFE).- El líder del Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, Abu Mohamed al Yulani, amenazó hoy con llevar la “batalla” a Occidente, en represalia por los bombardeos de la coalición internacional en territorio sirio.

En un audio difundido en foros yihadistas, Al Yulani aseguró que los pueblos de Estados Unidos y Europa pagarán “un alto precio” y solo “cosecharán más tragedias” debido a la actuación de sus gobiernos.

Instó a los muyahidín (guerreros santos) a “trasladar la batalla al corazón de Occidente” y recordó los fracasos en Irak y Afganistán, en la segunda amenaza del Frente al Nusra contra la coalición internacional en 24 horas.

“Estados Unidos ha buscado desde el inicio de las revueltas en Siria abortar el trabajo de la yihad”, denunció Al Yulani, en su discurso de 25 minutos y cuya autenticidad es difícil verificar.

El dirigente yihadista lamentó también que Washington incluyera al Frente al Nusra en su lista de “grupos terroristas”.

Al Yulani pidió a los pueblos de Occidente que se opongan a sus gobiernos, porque “no solo los dirigentes pagarán el precio de la guerra”.

También se dirigió al vecino Líbano, instando a los suníes a que se enfrenten al grupo chií Hizbulá, que apoya al régimen sirio, y deserten del Ejército.

Este discurso es el primero de Al Yulani desde el comienzo hace una semana de los bombardeos de la coalición internacional en Siria, que han sido efectuados por Estados Unidos y varios países árabes como Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí.

Fue difundido además tan solo un día después de que el portavoz de Al Nusra, Abu Firas al Suri, amenazara a los países que integran la coalición internacional, en especial a los árabes, a los que calificó de “esclavos”.

“Esos gobiernos esclavos prefirieron apoyar la injusticia de los infieles, pero este respaldo tendrá consecuencias y los primeros en conocerlas serán los esclavos”, advirtió Al Suri, que denunció “una guerra contra el islám”.

El portavoz de Al Nusra expresó su confianza en que los pueblos de estos países “no permanecerán callados” ante los actos de estos gobiernos, que se han situado en “la lista de los blancos de los muyahidín”.

Los bombardeos de la alianza internacional en Siria, que comenzaron el lunes pasado y tenían en principio como objetivo al grupo Estado Islámico (EI), también han sido dirigidos contra el Frente al Nusra.

En concreto, el blanco de los ataques el grupo Jorasán, una célula de Al Qaeda casi desconocida hasta ahora y que, según Washington, planeaba atentados contra Estados Unidos.

Mosul (Irak), 28 sep (EFE).- Combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) detuvieron hoy a siete personas, pertenecientes a la minoría étnica shabak, y destruyeron la sede de un partido kurdo cerca de la ciudad septentrional de Mosul.

Un responsable del Consejo Provincial de Nínive, cuya capital es Mosul, Ghazuan al Daudi, informó a Efe de que los extremistas irrumpieron en la aldea de Al Fadeliya, habitada por miembros del grupo shabak de credo suní.

Los extremistas inspeccionaron las viviendas y se llevaron a siete de los habitantes a un lugar desconocido, aunque horas después liberaron a dos de ellos.

Según el responsable local, el EI acusa a esas personas de colaborar con los “peshmerga” o combatientes kurdos.

Los extremistas destruyeron además con explosivos una sede del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) en Al Fadeliya, en represalia por las acciones de los “peshmerga” contra el EI.

Al Fadeliya, pertenece al distrito de Baashika, que está situado a unos 15 kilómetros al noreste de Mosul e incluye unas 47 aldeas habitadas por kurdos, árabes, turcomanos, cristianos, yazidíes y shabak.

Los shabak son mayoritariamente de credo chií, aunque también hay suníes entre sus miembros, que tienen su propio lenguaje y costumbres.

Se calcula que unos 250.000 y 350.000 shabak viven en Irak, principalmente en Nínive, donde han sido blanco de los ataques de los yihadistas en los últimos meses.

El EI tomó el control de Mosul y extensas áreas de Nínive a mediados de junio y luego proclamó un califato en las zonas de Siria e Irak bajo su dominio a finales de ese mes. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo