Comienzan a barajar los nombres para relevar a Holder en la cartera Justicia de EE.UU.

Por Publimetro Colombia

Washington, 28 sep (EFE).- La renuncia de Eric Holder del Departamento de Justicia de Estados Unidos esta semana deja vacante un puesto para el que ya suenan varios nombres como el del hispano Tom Pérez, actual secretario de Trabajo.

El reemplazo de Holder, amigo y hombre de confianza del presidente Barack Obama no será tarea fácil, pero la Casa Blanca ya ha empezado a evaluar candidatos para un puesto considerado de “alta prioridad”, según su portavoz Josh Earnest.

Si bien no ha habido un pronunciamiento oficial sobre los posibles aspirantes, entre los nombres que se barajan están el actual abogado general de EE.UU, Donald Verrilli; el gobernador de Massachusetts Deval Patrick; la fiscal general de California, Kamala Harris, y el actual secretario de Trabajo, Tom Pérez.

Verrilli, de 57 años, un veterano y respetado abogado, ganó notoriedad al defender al Gobierno ante la Corte Suprema en 2012 la ley de reforma sanitaria del presidente Barack Obama. Con 25 años de experiencia en el sector privado, también ha defendido desinteresadamente casos de condenados a muerte.

El diario The Hill asegura que es un candidato que gusta tanto a la Casa Blanca como al Departamento de Justicia y recuerda que cuando fue confirmado como abogado general en 2011 contó con el apoyo de 26 republicanos, un factor a tener en cuenta.

La fiscal general de California, una estrella en ascenso en el partido demócrata, podría ser una seria candidata aunque puede tener otras aspiraciones, como presentarse para el Senado federal o como gobernadora de California.

Harris, de 49 años, ha expresado su oposición a la pena de muerte, fue uno de los fiscales generales más persistentes en la investigación de las prácticas hipotecarias de los bancos y apoyó una medida migratoria en San Francisco que impide que se pregunte el estatus migratorio durante una investigación delictiva.

Obama protagonizó una polémica el pasado año al referirse a Harris en un acto del partido como la fiscal “más atractiva” de todos los estados, un comentario por el que tuvo que disculparse.

También suena el senador demócrata Sheldon Whitehouse, cercano a Holder, que ejerció como fiscal en su estado a mediados de los noventa y ha sido un aliado para el Gobierno de Obama en los comités Judicial y de Inteligencia del Senado.

No obstante, si el nombramiento se hace antes de las elecciones legislativas del 4 de noviembre está por ver si los demócratas se arriesgarían a perder su escaño en el Senado, ante el temor de que los republicanos, que cuentan con la mayoría en la Cámara de los Representantes, recuperen también la mayoría en la Cámara alta.

El diario Político añade a la lista al hispano Tom Pérez, que estuvo al frente de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia y ha viajado con Obama por el país para tratar de algunos de los temas sobre los que ha pivotado la agenda de su segundo mandato como los préstamos estudiantiles, el salario mínimo, la igualdad salarial y la protección contra la discriminación.

La herencia hispana de Pérez, hijo de inmigrantes dominicanos y que habla español fluido, puede ser un puntal para mejorar la relación con esta comunidad, erosionada por la promesa incumplida de una reforma migratoria.

Por su parte The Hill menciona a Janet Napolitano, la exsecretaria de Seguridad Nacional, que renunció el pasado año para asumir el cargo de presidenta de la Universidad de California y cuyo currículum incluye haber sido gobernadora de Arizona, así como fiscal general de su estado y fiscal federal.

Otros posibles candidatos pueden ser Deval Patrick, el gobernador de Massachusetts, que dirigió la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, durante el mandato de Bill Clinton (1993-2001); o Kathryn Ruemmler, que fue asesora legal de la Casa Blanca hasta la pasada primavera y que anteriormente trabajó en el Departamento de Justicia.

También Preet Bharara, que como fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, lideró la acusación contra Sulaiman abu Ghaith, un yerno de Osama bin Laden; o Tony West, hasta este mes número tres del Departamento de Justicia, cargo que dejó para trabajar en Pepsico.

Holder ha dicho que permanecerá en su cargo hasta que sea nombrado su sucesor, que tiene que ser confirmado por el Senado. Voces de la oposición republicana han pedido que se retrase el nombramiento hasta enero por considerar que los legisladores salientes no deben votar durante el periodo postelectoral.

“Permitir a los senadores demócratas, muchos de los cuales probablemente van a perder las elecciones, votar para la confirmación del sucesor de Holder sería un abuso de poder”, indicó el senador por Texas Ted Cruz, mientras que los demócratas han pedido a los republicanos que no obstruyan el proceso y permitan que Obama pueda elegir a los miembros de su gabinete.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo