Muere un cabecilla del EI en un ataque aéreo de la coalición en Siria

Por Publimetro Colombia

Beirut, 26 sep (EFE).- Un cabecilla del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murió hoy en un ataque aéreo de la coalición internacional en la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria, dijo a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman.

En declaraciones por teléfono el activista precisó que, aunque su organización todavía no ha verificado el nombre del fallecido, se trata de un alto mando del EI, árabe, “probablemente iraquí”, que fue atacado por la aviación internacional cuando salía de un cuartel del grupo extremista.

“Los aviones le estaban esperando y bombardearon cuando abandonó una de las bases del EI en motocicleta”, indicó Abderrahman.

En el ataque, que se produjo en el pueblo de Zaguir Yazira, al oeste de la ciudad de Deir al Zur, también pereció otro combatiente yihadista que iba montado en el vehículo con el cabecilla.

Por el momento, Washington no ha confirmado este ataque ni la muerte del dirigente del EI.

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde ha conquistado amplias partes del territorio.

EEUU anunció el lunes el comienzo de la ofensiva contra el EI en Siria, en la que también participan varios estados árabes como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Catar.

En los últimos días, la coalición ha atacado bases y posiciones del EI en varias provincias como Deir al Zur, Al Hasaka y Al Raqa.

Uno de los principales objetivos de los bombardeos en Deir al Zur han sido las instalaciones de petróleo que el EI tiene bajo su control en esta provincia, fronteriza con Irak.

Beirut, 26 sep (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha paralizado el funcionamiento de los campos e instalaciones petroleras que controla en la provincia siria de Deir al Zur por la ofensiva de la coalición internacional, que hoy continuó con los bombardeos.

El activista opositor Mohamed al Jalif explicó a Efe por internet que los últimos ataques de la alianza liderada por EEUU han ocasionado destrozos en refinerías, pero que apenas han dañado los campos de crudo.

“Desde hace una semana, el EI limitó el funcionamiento de las instalaciones petroleras de Deir al Zur por temor a los ataques, y en los últimos tres días lo ha detenido al completo por cuestión de seguridad”, precisó el activista, que reside en la zona.

De hecho, el miedo a los bombardeos ha hecho que los compradores del petróleo -procedentes de Irak y de otras partes de Siria- hayan dejado de acudir a Deir al Zur.

Según Al Jalif, el EI vendía el crudo a comerciantes iraquíes que lo transportaban en camiones a su país para refinarlo allí, al tiempo que lo comercializaba dentro de Siria tras procesarlo en pequeñas refinerías en Deir al Zur.

De hecho, las refinerías de esta provincia han sido el blanco principal de los bombardeos de la coalición en los dos últimos días.

El Pentágono aseguró ayer que la “mayoría” de las refinerías controladas por los radicales en Siria habían sido inhabilitadas, después de que aviones de combate estadounidenses y de sus aliados saudíes y emiratíes destruyeran doce de estas instalaciones, de tipo móvil.

Según EEUU, cada una de esas refinerías procesaba entre 300 y 500 barriles de crudo diarios, que los yihadistas luego vendían en el mercado negro.

El EI tiene en sus manos un total de siete campos de crudo en Deir al Zur, entre ellos el de Al Omar, el más importante de Siria, destacó Al Jalif.

Sin embargo, estos yacimientos no han sido hasta ahora objetivo de la ofensiva, excepto el de Al Tank, que anoche fue atacado por la aviación internacional, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En las últimas horas, la coalición ha bombardeado también otras regiones de Deir al Zur, como la zona petrolera del desierto de Al Quria y las afueras de la localidad de Al Mayadín, -donde se cree que el EI tiene campos de entrenamiento para combatientes extranjeros.

Asimismo, ha tenido como objetivo posiciones de los yihadistas en el sureste de la provincia de Al Hasaka.

Estos ataques han hecho que muchos civiles hayan abandonado sus viviendas por estar ubicadas en las proximidades de los cuarteles o posiciones del EI.

Así ha ocurrido en la ciudad de Al Bukamal, en Deir al Zur y fronteriza con Irak.

Esta población ha sido una de las más castigadas por los ataques de la coalición, donde, según Al Jalif, se ha producido una treintena de bombardeos en los últimos tres días.

“La mayoría de sus habitantes se han marchado a otros pueblos de los alrededores donde no hay sedes del EI, sobre todo, en la zona desértica de Al Bukamal”, indicó.

El EI proclamó un califato a finales de junio en Irak y Siria, donde ha conquistado amplias partes del norte y el centro de estos países.

Durante el mes de julio, avanzó por Deir al Zur, limítrofe con la provincia iraquí de Al Anbar, y se hizo casi con su control, excepto algunos barrios de su capital y el aeropuerto.

Deir al Zur es una provincia importante para los radicales suníes no solo por su ubicación, sino también por sus recursos ya que es donde se localizan los principales pozos de petróleo sirio.

Desde el comienzo del conflicto en Siria en marzo de 2011, los yacimientos más importantes han pasado de estar en manos de las autoridades a los rebeldes de distintos grupos y en el último año al EI.

Antes del inicio de la contienda, la producción era de entre 300.000 y 400.000 barriles por día, mucho más baja que otros países como Irán, Irak o Kuwait, y en 2013 quedó reducida a solo 28.000.

Bagdad, 26 sep (EFE).- Al menos 24 personas, la mayoría combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI), murieron hoy y otras nueve resultaron heridas en distintos ataques perpetrados en Irak, informaron a Efe fuentes de seguridad.

En la localidad de Dalauiya, al norte de Bagdad, nueve miembros del EI murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y en bombardeos aéreos.

Las fuentes añadieron que tres efectivos de la policía perdieron la vida y otros dos resultaron heridos tras recibir el impacto de un proyectil de mortero en un puesto de control policial en la zona de Al Ashaki, al noroeste de Dalauiya.

Además, otros ocho yihadistas murieron en operaciones de seguridad llevadas a cabo por las fuerzas de intervención rápida en la zona de Al Sayer, al este de la ciudad de Faluya, en la provincia occidental de Al Anbar.

Dos francotiradores del Estado Islámico y tres miembros de las fuerzas kurdas resultaron heridos en enfrentamientos entre ambas partes cerca de la zona de Yalula, 70 kilómetros al noreste de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala.

Las fuentes explicaron que un civil murió y otros cuatro resultaron heridos por el impacto de un proyectil de mortero contra una casa en la aldea de Salsal, 45 kilómetros al noreste de Baquba.

Además, murió un miliciano leal al clérigo radical chií Muqtada al Sadr por una bala en la aldea de Naufal, 40 kilómetros al noreste de Baquba.

Desde el pasado junio, el EI ha logrado importantes conquistas en las provincias de Nínive, Saladino y Diyala, en la mitad norte del país, y declarado un califato en los territorios de Siria e Irak bajo su dominio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo