Cascos azules filipinos escapan de los rebeldes sirios tras combatir 7 horas

Por Publimetro Colombia

Manila, 31 ago (EFE).- Un total de 72 “cascos azules” filipinos consiguieron escapar del cerco que habían formado rebeldes sirios en sus campamentos en los Altos del Golán tras combatir durante siete horas, indicaron hoy fuentes militares en Filipinas.

“Aunque eran menos en número, consiguieron escapar de los rebeldes en medio de la noche cuando los rebeldes estaban durmiendo”, dijo el jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, el general Gregorio Catapang, según el diario local Inquirer.

El pasado jueves, rebeldes sirios, incluidos miembros del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, atraparon a 44 cascos azules fiyianos desplegados en los Altos del Golán, entre Siria e Israel, y pidieron al contingente filipino que entregaran las armas, pero éste se negó.

Según Catapang, los insurgentes atacaron dos posiciones filipinas de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) el sábado.

Los insurgentes sirios atacaron con armas ligeras y una metralleta antiaérea la posición 69, donde 32 soldados filipinos respondieron al ataque y pudieron escapar, gracias a que contaban con carros blindados y con la ayuda del Ejército sirio y un contingente irlandés de la ONU.

Más adelante, un centenar de militantes dispararon contra la posición 68, donde había 40 “cascos azules” filipinos, que combatieron durante siete horas y aprovecharon un alto el fuego para escapar en la medianoche del sábado.

“No hubo bajas en nuestras tropas”, señaló Catapang, quien desconocía si hubo heridos o muertos por parte de los rebeldes.

El general indicó que los soldados filipinos se encuentran sanos y salvos en el campamento Ziouani de la UNDOF y que permanecerán en los Altos del Golán hasta finalizar su mandato en octubre.

Los militares filipinos afirmaron que también recibieron auxilio de Estados Unidos, Qatar e Israel, pero no precisaron de qué tipo.

En un comunicado de prensa, el Consejo de Seguridad condenó el sábado “los continuos ataques” contra ese contingente de paz situado en la frontera de Siria con Israel, así como la detención de los 44 efectivos y las restricciones para desplazarse que sufre la UNDOF.

“Los miembros (del Consejo de Seguridad de la ONU) exigieron la inmediata e incondicional puesta en libertad de estas fuerzas de paz, así como que se garantice su libre tránsito”, dice la nota difundida por ese órgano de la ONU.

El año pasado, varios soldados filipinos fueron secuestrados por rebeldes sirios, pero fueron liberados sin sufrir ningún daño.

La Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) fue creada el 31 de mayo de 1974 a fin de supervisar el acuerdo de Siria e Israel, para la retirada de los Altos del Golán y vigilar que se mantiene el cese al fuego acordado entre las partes.

Este destacamento está integrado por 1.223 efectivos de seis países (Fiji, India, Irlanda, Nepal, Holanda y Filipinas), de acuerdo con los datos de finales de julio.

El Cairo, 31 ago (EFE).- El grupo yihadista sirio Frente al Nusra anunció hoy que el secuestro de los cascos azules fiyianos en los Altos del Golán es una respuesta a la “conspiración” y las “sanciones” de la ONU contra las brigadas suníes que combaten al régimen de Damasco.

En un comunicado difundido en foros yihadistas junto a una fotografía de los cascos azules, el Frente al Nusra denunció que la ONU ha emitido “varias resoluciones contra los muyahidin que defienden a la comunidad suní”.

Los extremistas criticaron que el organismo internacional ha impuesto sanciones al Frente -filial de Al Qaeda en Siria- y lo ha incluido en su lista de grupos terroristas.

El pasado 15 de agosto, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso nuevas sanciones a personas supuestamente vinculadas con el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra, y amenazó con tomar medidas contra cualquier individuo u organización que preste apoyo a esos grupos.

“Ya han empezado sus preparativos prácticos y sus alianzas internacionales para atacar a la población de Siria, abortar su proyecto islámico y consolidar el régimen criminal actual”, lamenta la nota del grupo radical.

Denuncia asimismo que “pese a los crímenes que perpetra el régimen alauí contra los musulmanes inocentes en Siria, la ONU solo se limitó a pronunciar declaraciones abstractas y vacías que ignoran las masacres contra los civiles”.

El Frente al Nusra señala en su nota que tiene retenidos a 45 cascos azules -aunque oficialmente son 44- y difunde junto al comunicado una fotografía con sus carnés de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF).

Acusa también a la UNDOF de “garantizar la seguridad del ente sionista (Israel) y de ignorar totalmente la sangre derramada de los musulmanes”, así como de colaborar con el régimen de Al Asad.

Los cascos azules fiyianos fueron capturados el pasado jueves, cuando el Frente al Nusra y otros grupos rebeldes también cercaron a otros 72 de Filipinas en sus campamentos.

Esos 72 consiguieren ayer escapar después de enfrentamientos con los insurgentes, que atacaron sus posiciones en el Golán, entre Siria e Israel.

El año pasado, varios soldados filipinos fueron secuestrados por rebeldes sirios y liberados posteriormente sin sufrir ningún daño.

La UNDOF fue creada el 31 de mayo de 1974 a fin de supervisar el acuerdo de Siria e Israel, para la retirada de los Altos del Golán y vigilar que se mantiene el cese al fuego acordado entre las partes.

Este destacamento está integrado por 1.223 efectivos de seis países (Fiji, India, Irlanda, Nepal, Holanda y Filipinas), de acuerdo con los datos de finales de julio.

El Cairo, 31 ago (EFE).- Al menos 42 menores de edad murieron en decenas de bombardeos con barriles explosivos de la aviación siria contra varias zonas en el país producidos durante las últimas 36 horas, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos (OSDH).

Muchos de los menores fallecieron en el norte del país durante los ataques en Al Raqa, capital de la provincia homónima; las localidades de Binsh, Al Abit, Jan Shijun, Saraquib y la zona de Yabala, en la región de Idleb, y la ciudad de Abin, el área de Al Ard al Hamra y el barrio de Bab al Nairab, en la provincia y localidad de Alepo.

Otros perdieron la vida como consecuencia de los ataques en la ciudad de Dael, en la provincia de Deraa; Mohasan, en la región de Deir al Zur (norte), Al Rastan y Al Hula, en la provincia de Homs (centro).

El pasado 22 de agosto, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU informó de que el número de muertos documentados y verificados en el conflicto armado en Siria desde marzo de 2011 hasta abril de este año es de 191.369 personas, casi 9.000 de ellas menores de edad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo