Socialistas de Uruguay recriminan a Zapatero sus actos con rivales políticos

Por Publimetro Colombia

Montevideo, 29 ago (EFE).- El Partido Socialista de Uruguay (PSU) recriminó hoy al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) el haber compartido durante estos días actos con el Partido Colorado, de corte conservador, al entender que puede interferir en la campaña de cara a los comicios del próximo 26 de octubre.

Rodríguez Zapatero participó el pasado martes en la ciudad uruguaya de Punta del Este en una cena organizada por la Fundación Propuestas, vinculada al Partido Colorado uruguayo, en la que pronunció un discurso acerca de la política de seguridad en España.

En dicha intervención, se refirió a la Ley del Menor aprobada por su partido en el año 2000, que prevé penas de hasta 10 años de internamiento para los jóvenes que cometan delitos muy graves.

Esto provocó el malestar del partido, perteneciente al Frente Amplio que gobierna el país, debido a que el día de las elecciones generales también se celebrará un referéndum en el que se votará la bajada de la edad de imputabilidad penal de los menores.

La medida fue promovida por el Partido Colorado y cuenta con el rechazo del Frente Amplio.

El primer candidato a diputado del PSU en Montevideo, Gonzalo Civila, manifestó en una rueda de prensa su desacuerdo con que en estas circunstancias Rodríguez Zapatero haya disertado de este tema con sus adversarios en los comicios y en el referéndum.

Si Rodríguez Zapatero tiene “poco espacio político en España, no nos parece bien que venga a Uruguay a buscarlo”, observó.

El secretario general del partido, Yerú Pardiñas, expresó su desagrado con el que haya compartido actos con el candidato del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, a unas semanas del plebiscito, si bien recordó que el expresidente español “no consideró que su visita podría tener correlación con la campaña”.

Rodríguez Zapatero, por su parte, aclaró en una rueda de prensa que su intención en el país era la de explicar a la sociedad uruguaya las políticas de seguridad que desarrolló durante sus dos mandatos (2003-2011); y se mostró en contra de politizar sobre este asunto.

Durante su intervención, incidió en que en este tema siempre se debe trabajar por el consenso, como ocurrió en España en temas como la Ley del Menor o la penitenciaria.

Al igual que en su discurso del martes, volvió a situar la desigualdad y la inseguridad como los principales problemas en Latinoamérica; y realizó un llamamiento a que la sociedad de los países de este subcontinente clame contra la violencia.

Un aspecto importante para luchar contra ella es, a su juicio, lograr la igualdad efectiva entre los hombres y las mujeres, pues “el machismo es la peor escuela de violencia” y “la violencia familiar” que puede generar es “el germen” de otras formas de agresión.

En el exterior de la sede del PSU, un grupo de jóvenes españoles aprovechó la presencia del expresidente para mostrar su rechazo a las políticas llevadas a cabo por su Gobierno y acusándole de haber realizado las mismas políticas que los conservadores del Partido Popular.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo