LA ONU confirma ataques contra dos de sus posiciones en los Altos del Golán

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 30 ago (EFE).- La ONU confirmó que dos puestos de las fuerzas de paz en los Atos del Golán, entre Siria e Israel, fueron atacados hoy, sin que se hayan registrado bajas entre los integrantes de los destacamentos.

Los ataques contra los dos puestos obligaron a desalojar a 32 “cascos azules” filipinos que se encontraban en una de las posiciones y ahora “están a salvo”, informó la oficina de prensa del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Aún siguen detenidos 44 efectivos de la fuerza de paz, fiyianos, que fueron capturados por un grupo radical islamista el jueves pasado, y la ONU está haciendo gestiones para conseguir su libertad.

Fuentes de la oposición siria y del Ejército filipino ya habían informado previamente de estos ataques que estaba sufriendo la Fuerza de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF, por su sigla en inglés).

Ese destacamento de “cascos azules” se encarga de verificar el cese al fuego firmado entre Siria e Israel en 1974 y la retirada militar de la región, pero sus posiciones se han visto afectadas por el conflicto armado entre rebeldes sirios y el Ejército de ese país.

En la nota de la oficina de prensa de la ONU se precisa que a primera hora de hoy fueron atacados los puestos con números 69 y 68, en ambos casos por “elementos armados” no identificados.

Los 32 filipinos que se encontraban en el puesto 69, cerca de la localidad de Burayqah, sobre la línea Bravo o borde oriental de la zona a cargo de la UNDOF, fueron desalojados “y ahora se encuentran a salvo”.

En ese puesto fueron desplegados efectivos de una fuerza de reacción de la misión de la ONU.

Asimismo, la posición número 68, también sobre la línea Bravo, cerca de la localidad de Al Ruwayhinah, también fue atacada con fuego de morteros y de ametralladoras, y actualmente “se encontraba bajo fuego” y con el destacamento impedido de desplazarse.

“Las fuerzas de paz de la ONU respondieron a los disparos y evitaron que los atacantes entraran a la posición”, añade la nota.

Al mismo tiempo, la UNDOF ha decidido retirar a su personal del puesto de observación número 52, al otro lado de la posición 68, sobre la línea occidental de la zona a su cargo, “como medida de preocupación por los disparos hechos en los alrededores”.

Los 44 “cascos azules” fiyianos fueron detenidos en la posición 27, al norte de las anteriores, en la localidad de Al Quinaytirah, y aunque la ONU ha recibido informes de que están en lugar seguro, no ha podido conseguir que sean liberados todavía.

Aunque la ONU sostiene que la cadena de comando de los atacantes no está clara, ha informado de que se han identificado como integrantes del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Al comentar hoy estos incidentes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó las acciones contra los “cascos azules” en los Altos del Golán, que atribuyó a “diversos actores no estatales, incluido el Frente al Nusra”.

En una declaración distribuida por su oficina de prensa, Ban “demanda la incondicional e inmediata puesta en libertad de todos los efectivos de las fuerzas de paz detenidos y hace un llamamiento a todas las partes a cooperar completamente para que UNDOF pueda operar libremente y pueda garantizar la total seguridad de su personal”.

A fines de julio pasado, la fuerza de paz estaba integrada por 1.223 efectivos de seis países (Fiji, India, Irlanda, Nepal, Holanda y Filipinas).

El Cairo, 30 ago (EFE).- Cascos azules de la ONU se enfrentaron hoy a rebeldes sirios del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, en los Altos del Golán, donde permanecen secuestrados al menos 44 miembros de la fuerza de paz de nacionalidad fiyiana.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, señaló a Efe por teléfono que estallaron choques entre los insurgentes y efectivos de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF), desplegada en esta zona entre Siria e Israel.

Algunos cascos azules sufrieron una emboscada de los combatientes del Frente al Nusra, afirmó Abderrahman.

Además, esta mañana se escucharon disparos en los alrededores de la sede de la UNDOF en la zona de Ruihina y el régimen sirio bombardeó la periferia de la localidad de Briqa, según el Observatorio.

Fuentes del Frente al Nusra indicaron al grupo de derechos humanos que el secuestro de más de cuarenta cascos azules es una respuesta al hecho de que “algunos soldados de (el presidente Bachar) al Asad se han refugiado en un puesto de la ONU en la zona de Tal Krom”.

En un comunicado, el Observatorio agregó que al menos un combatiente de esa organización rebelde murió en combates contra las fuerzas gubernamentales sirias en la localidad cercana de Quneitra.

Ayer, la ONU confirmó que 44 soldados de Fiyi fueron detenidos el jueves por el grupo radical islámico y que a otros 72 miembros de la misma fuerza de paz y de nacionalidad filipina se les está impidiendo desplazarse por la zona.

En un primer momento, el organismo consideró que estos incidentes sucedieron como consecuencia de un “incremento en los combates” en la zona entre hombres armados y fuerzas del Ejército sirio.

En marzo y mayo del año pasado un número indeterminado de cascos azules fueron detenidos por “elementos armados” no identificados, pero fueron puestos en libertad sin daños.

La UNDOF fue creada el 31 de mayo de 1974 a fin de supervisar el acuerdo de Siria e Israel para la retirada de los Altos del Golán, después de que ese último país ocupara parte de ese territorio al finalizar la guerra de 1967.

Manila, 30 ago (EFE).- El jefe del Estado Mayor de Filipinas, general Pio Catapang, insistió hoy en que los cascos azules filipinos no se entregarán a los rebeldes sirios con los que se han enfrentado en los Altos del Golán, entre Israel y Siria.

Catapang afirmó que el contingente filipino de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación en los Altos del Golán (UNDOF) permanecerá en el lugar hasta octubre cuando finaliza su misión, según el diario filipino “Inquirer”.

El jefe militar dijo que no ha habido heridos en el enfrentamiento.

“Es un honor y orgullo para nuestro país estar destinados como misiones de paz porque muestra que podemos contribuir a la paz y la seguridad mundial”, indicó el general.

Cascos azules de la ONU se enfrentaron hoy a rebeldes sirios del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, en los Altos del Golán, donde permanecen secuestrados al menos 44 miembros de la fuerza de paz de nacionalidad fiyiana.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, señaló a Efe por teléfono que estallaron choques entre los insurgentes y efectivos de la UNDOF, desplegada en esta zona entre Siria e Israel.

El año pasado, varios soldados filipinos fueron secuestrados por rebeldes sirios en marzo y mayo pero fueron liberados sanos y salvos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo