EE.UU. urge la formación de una alianza internacional para frenar al EI

Por Publimetro Colombia
EE.UU. urge la formación de una alianza internacional para frenar al EI

Washington, 29 ago (EFE).- El responsable de Exteriores de Estados Unidos, John Kerry, urgió hoy la formación de una alianza internacional para frenar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria y evitar su expansión a otros países.

“Ningún país respetable puede apoyar los horrores perpetrados por el EI y ningún país civilizado debe eludir su responsabilidad en ayudar a acabar con esta enfermedad”, consideró el secretario de Estado en un editorial publicado en The New York Times con el título: “Para vencer al EI, necesitamos la ayuda del mundo”.

Kerry, que buscará en las próximas semanas el apoyo de sus aliados europeos y una alianza en la región más amenazada por los yihadistas -Oriente Medio-, subrayó que “en esta batalla hay un papel para casi todos los países” y precisó que no todas las naciones tienen que contribuir con ayuda militar, sino que también se requiere asistencia humanitaria y de Inteligencia.

“Lo que se necesita para enfrentar su visión nihilista -la del EI- y su agenda genocida es una coalición internacional que use las herramientas políticas, humanitarias, económicas, de seguridad y de Inteligencia para apoyar a la fuerza militar”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

“Con una respuesta unitaria liderada por Estados Unidos y la más amplia posible alianza de naciones, el cáncer del EI no podrá expandirse a otros países”, añadió.

Kerry afirmó asimismo que sólo con bombardeos selectivos como los que lleva a cabo Estados Unidos en Irak desde hace tres semanas no basta para vencer al EI. “Se requiere una respuesta mucho más completa a nivel internacional”, subrayó.

El responsable de Exteriores y el secretario de Defensa, Chuck Hagel, trabajarán en las próximas semanas para forjar esa alianza que pidió Kerry.

Primero en la cumbre de la OTAN, donde tratarán de recabar el máximo apoyo entre sus aliados europeos, y después en un viaje a Oriente Medio, en el que buscarán colaboración entre los países más directamente amenazados por los yihadistas.

Estados Unidos además presidirá el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en septiembre, una ocasión que el Gobierno de Barack Obama aprovechará para ampliar esa coalición internacional frente a los yihadistas.

“Construir una coalición es un trabajo duro, pero es la mejor manera de enfrentar a un enemigo común. Cuando Saddam Hussein invadió Kuwait en 1990, el presidente George Bush (padre) y el entonces secretario de Estado, James A. Baker, no actuaron solos ni apresuradamente. Formaron metódicamente una coalición de países cuya actuación concertada dio paso a una rápida victoria”, esgrimió Kerry.

“Los extremistas pueden ser derrotados sólo cuando las naciones responsables y sus pueblos se oponen a ellos”, concluyó.

La muerte del periodista estadounidense James Foley a manos del EI, que trascendió este mes cuando los yihadistas publicaron un vídeo de su decapitación, ha sacudido a la opinión pública y ha incrementado la presión sobre Obama para que intervenga en Siria, como ya lo ha hecho en Irak, con bombardeos selectivos sobre posiciones del EI.

Washington, 29 ago (EFE).- La campaña de ataques aéreos lanzada por Estados Unidos para ayudar a las fuerzas iraquíes a hacer frente al grupo yihadista del Estado Islámico (EI) le cuesta una media diaria de unos 7,5 millones de dólares, informó hoy el Pentágono.

Esta es la cifra que dio el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, quien en una rueda de prensa señaló que desde el pasado 16 de junio han llevado a cabo cerca de 110 ataques aéreos contra los extremistas del EI.

Kirby explicó que el monto forma parte de los fondos autorizados para 2014 del Fondo de Contingencia de Operaciones Exteriores y no prevén excederse de lo aprobado. “Estamos dentro de nuestros límites en ese sentido”, señaló.

Los ataques se han concentrado en la recuperación y defensa de la presa de Mosul, considerada una infraestructura estratégica, ya que es una de las principales reservas de agua de Irak.

La presa fue recuperada el pasado 17 de agosto pero según el contraalmirante Estados Unidos continúa con la campaña puesto que el EI intenta recuperarla y los ataques continúan “casi a diario”.

Irak es escenario de un conflicto armado desde junio pasado, cuando insurgentes suníes encabezados por este grupo yihadista iniciaron una ofensiva en la mitad norte del país.

El EI efectuó rápidas conquistas y, a finales de ese mes, declaró un califato islámico en una franja de territorio que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

Estados Unidos evalúa la posibilidad de atacar también sus posiciones en suelo sirio, con el objetivo de frenar sus avances de manera más efectiva.

No obstante, ha insistido en que la solución al problema pasa por una estrategia de integración regional para combatir a los grupos más extremistas.

Washington, 29 ago (EFE).- Las fuerzas militares estadounidenses lanzaron hoy cuatro ataques aéreos más contra las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en las proximidades de la presa de Mosul, en el norte de Irak.

Los ataques, llevados a cabo por aviones de combate, destruyeron cuatro vehículos armados del EI, dañaron severamente otro vehículo armado y acabaron con otros tres de apoyo, según informó el Mando Central en un comunicado.

Desde el pasado 8 de agosto, Estados Unidos ha llevado a cabo un total de 110 ataques aéreos dentro de la operación aprobada por el presidente Barack Obama para apoyar a las fuerzas iraquíes y kurdas en su lucha contra el avance de los yihadistas en su territorio.

El Pentágono informó hoy de que esta campaña de ataques aéreos para ayudar a las fuerzas iraquíes a combatir el avance del EI le cuesta a Estados Unidos una media diaria de 7,5 millones de dólares.

Irak es escenario de un conflicto armado, con tintes sectarios, desde junio pasado, cuando insurgentes suníes encabezados por este grupo yihadista lanzaron una ofensiva en la mitad norte del país.

El EI efectuó rápidas conquistas y a finales de ese mes declaró un califato islámico en los territorios de Siria e Irak bajo su control.

Estados Unidos está evaluando la posibilidad de atacar también sus posiciones en suelo sirio, con el objetivo de frenar sus avances de manera más efectiva, pero ha insistido en que la solución al problema pasa por una estrategia de integración regional para combatir a los grupos más extremistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo