Putin compara la ofensiva ucraniana con bombardeos nazis en la Guerra Mundial

Por Publimetro Colombia

Moscú, 29 ago (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, comparó hoy las acciones de las fuerzas militares ucranianas en el este prorruso con el bombardeo de Leningrado y otras ciudades soviéticas por parte del Ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

“Por triste que sea, esto me recuerda incluso a la Segunda Guerra Mundial, cuando los ocupantes fascistas-alemanes, sus tropas rodearon nuestras ciudades, como Leningrado, y dispararon contra esas poblaciones y sus habitantes”, dijo Putin durante el foro juvenil de Seliguer.

Putin tachó también de “error colosal” la negativa de Kiev de replegar las tropas ucranianas que han sido cercadas por los milicianos rebeldes a través del corredor que el jefe del Kremlin propuso anoche.

Moscú, 29 ago (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, en un gesto conciliador con Kiev tras ser acusado de invadir con sus tropas el este de Ucrania, pidió hoy a los separatistas prorrusos que abran un corredor humanitario para los soldados ucranianos cercados en los últimos días por las milicias rebeldes.

“Llamo a las milicias a abrir un corredor humanitario a los militares ucranianos cercados para evitar víctimas innecesarias y permitirles salir de la zona de combates para reunirse con sus familias, volver con sus madres, mujeres e hijos, prestar atención médica a los heridos”, se dirigió Putin a los rebeldes a través de un comunicado publicado esta madrugada por el Kremlin.

El líder ruso apuntó que “las milicias han logrado importantes éxitos al frenar la operación de fuerza de Kiev, que representa un peligro mortal para la población del Donbass (zona hullera que integra las rebeldes regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk) y que ya ha causado enormes pérdidas entre la población civil”.

“Debido a las acciones de los milicianos, un gran número de militares ucranianos que participan en la operación militar no de forma voluntaria sino por cumplir órdenes, han quedado cercados”, reconoció Putin.

El jefe del Kremlin reiteró una vez más su llamamiento a las autoridades ucranianas para “poner fin inmediato a las acciones militares, declarar un alto el fuego, sentarse a negociar con representantes del Donbass y resolver todos los problemas acumulados exclusivamente por la vía pacífica”.

Los separatistas, por su lado, aceptaron la propuesta de Putin pero a condición de que los soldados ucranianos rodeados entreguen sus armas antes de abandonar la zona de combates.

“Con todo el respeto a Vladímir Vladímirovich Putin, presidente del país que nos ayuda en primer lugar moralmente, estamos dispuestos a abrir un corredor humanitario a las unidades rodeadas con la condición de que entreguen sus armas y municiones para que éstos no puedan ser usados contra nosotros en el futuro”, dijo el líder de los rebeldes de Donetsk, Alexandr Zajárchenko.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, denunció ayer que tropas regulares rusas con armamento pesado entraron en territorio ucraniano para reforzar las filas de los separatistas y frustrar la victoria de las fuerzas de Kiev.

Según el mando militar ucraniano, los soldados rusos habrían participado en la exitosa contraofensiva contra las fuerzas gubernamentales lanzada por los rebeldes en la región de Donetsk y cuyo objetivo sería abrir un tercer frente a orillas del mar Negro.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, responsabilizaron a Rusia de la escalada de violencia en Ucrania y apuntaron a las denunciar de Kiev como la prueba de esa agresión. EFE

Moscú, 29 ago (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, justificó hoy la contraofensiva “militar-humanitaria” lanzada por los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania, ya que busca defender a la población civil.

“Puedo entender perfectamente a los rebeldes del sureste de Ucrania, del Donbass y de Lugansk, y porqué han llamado a la operación militar-humanitaria”, aseguró Putin durante el foro juvenil de Seliguer.

Putin subrayó que el objetivo de las acciones rebeldes es “hacer retroceder a la artillería de las grandes ciudades para que no puedan matar a la gente”, según informan las agencias locales.

“¿Y cuál es la respuesta de nuestros socios occidentales?. ¿Que (los milicianos) serán buenos sólo si se dejan despedazar y matar?. En eso se puede resumir su postura. Yo ya lo tengo asumido: sí, hay que sentarse a la mesa de negociaciones, pero por ahora hay que dejar a las autoridades de Kiev que disparen un poco”, dijo.

El líder ruso instó a Ucrania a renunciar a la política de “ultimátum” en relación con los separatistas prorrusos y a declarar un alto el fuego sin condiciones.

“Quien no deponga las armas será liquidado. ¿Acaso esa es una vía de negociación?. Eso es un ultimátum. Naturalmente, la gente que se echó a las armas para defender su vida y su dignidad no aceptó esas condiciones”, dijo.

Y comparó las acciones de las fuerzas militares ucranianas en el este prorruso con el bombardeo de Leningrado y otras ciudades soviéticas por parte del Ejército alemán durante la II Guerra Mundial.

“Por triste que sea, esto me recuerda incluso a la II Guerra Mundial, cuando los ocupantes fascistas-alemanes, sus tropas, rodearon nuestras ciudades, como Leningrado, y dispararon contra esas poblaciones y sus habitantes”, dijo.

Putin tachó también de “error colosal” que acarreará “grandes pérdidas humanas” la negativa de Kiev de replegar las tropas ucranianas que han sido cercadas por los milicianos rebeldes a través del corredor que el jefe del Kremlin propuso anoche.

Al respecto, explicó que decidió dirigirse a los insurgentes para que abran corredores humanitarios con el fin de permitir la salida de los soldados ucranianos “al ver la reacción de las madres y esposas de los militares” del país vecino.

“Esta es una tragedia también para nosotros. Por eso, me dirigí a los rebeldes para que abran corredores humanitarios”, dijo, a lo que los separatistas respondieron que sólo lo harán si las tropas dejan atrás su armamento.

También llamó a la comunidad internacional “a obligar a las autoridades ucranianas a abrir negociaciones concretas”, no sólo sobre cuestiones humanitarias, como el canje de prisioneros, sino “sobre los derechos” del sureste de Ucrania.

“Considero que lo que ocurre en Ucrania es nuestra gran tragedia común y hay que hacer todo lo posible para que termine lo antes posible”, señaló.

A lo que no aludió Putin fue a las acusaciones vertidas por el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y la OTAN sobre la presencia de tropas rusas en territorio ucraniano.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, tachó hoy esas acusaciones occidentales de “conjeturas” y les desafió a presentar pruebas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo