850.000 desplazados en un mes por el avance yihadista en Irak, según la OIM

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 29 ago (EFE).- El avance del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak ha provocado el desplazamiento forzado de 850.000 personas en un mes y elevado a 1,6 millones el número total de personas que han abandonado su hogar desde el pasado enero debido a la violencia.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reveló que los desplazados están en 1.577 lugares tras el agravamiento del conflicto armado en las provincias de Anbar y Nínive.

La mayoría de los que han huido han encontrado refugio en la región autónoma iraquí del Kurdistán.

“Números tan abrumadores apuntan a una crisis de largo plazo, en la que puede haber mucha gente más que necesite ayuda vital para salvar la vida”, dijo el coordinador de la OIM en Irak, Brian Kelly, en un comunicado.

Agregó que muchos desplazados que llegan al Kurdistán han huido de un lugar a otro durante semanas o meses, lo que explica el estado crítico en el que llegan.

Mosul y la ciudad de Sinyar son dos de los principales lugares de origen de una importante parte de los desplazados, que ahora viven en iglesias, mezquitas, escuelas, parques y edificios en construcción, sin agua corriente ni electricidad.

Irak es escenario de un conflicto armado de carácter religioso y étnico desde junio pasado, cuando insurgentes suníes iniciaron una poderosa ofensiva en la mitad norte del país. Existen pruebas de que han sido responsables de graves crímenes y exacciones contra la población civil.

Sus principales víctimas han sido las minorías religiosas, como los cristianos y los yazidíes.

Ante el riesgo de un genocidio, Estados unidos optó por apoyar a las fueras iraquíes y kurdas contra el EI y desde el pasado día 8 ha lanzado un centenar de ataques aéreos contra posiciones yihadistas.

Mosul (Irak), 29 ago (EFE).- Fuerzas especiales iraquíes y tropas kurdas han logrado cercar la estratégica localidad de Zemar, ubicada en el norte de Irak y en manos de yihadistas, contra quienes siguen combatiendo, informaron hoy a Efe fuentes de seguridad.

En los alrededores de Zemar, al menos 22 miembros del grupo radical Estado Islámico (EI) murieron hoy en enfrentamientos con fuerzas mixtas iraquíes y kurdas, indicó el jefe del Comité de Seguridad del Consejo local de la provincia septentrional de Nínive, Mohamed al Bayati.

El responsable aseguró que la lucha contra el EI en Zemar, a unos 35 kilómetros al oeste de la capital provincial, Mosul, comenzó ayer con una ofensiva de las tropas kurdas (“peshmergas”) y cuenta con el respaldo de aviones de combate estadounidenses.

Los enfrentamientos prosiguen y las fuerzas gubernamentales están a punto de irrumpir en esa zona, explicó Al Bayati, quien dijo que hasta ahora no han entrado porque los yihadistas han minado con explosivos instalaciones oficiales y los caminos que conducen al área.

Los artificieros, agregó, han comenzado a desactivar gran número de artefactos y barriles.

También señaló que los combatientes del EI volaron con bombas varias viviendas de responsables y oficiales locales y jefes de clanes.

Ayer, los yihadistas incendiaron tres yacimientos de crudo en Zemar, tras combates con las tropas kurdas.

Fuentes kurdas declararon a Efe que los terroristas perpetraron esa acción en los pozos de petróleo de la zona de Ain Zala, dependiente de Zemar, como represalia por las pérdidas sufridas a manos de los “peshmergas”.

Al menos trece extremistas murieron y varios de sus vehículos fueron destruidos en esos combates, según las fuentes.

Zemar, que depende administrativamente de Mosul, capital de Nínive, es una de las regiones que se disputan el Gobierno central de Bagdad y la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Las tropas kurdas eran responsables de la seguridad en esa localidad, pero se retiraron después de un ataque lanzado hace unas tres semanas por el EI, que tomó la población, los yacimientos de crudo y el oleoducto que traslada petróleo a puertos turcos.

Irak es escenario de un conflicto armado de carácter religioso y étnico desde junio pasado, cuando insurgentes suníes encabezados por ese grupo yihadista iniciaron una ofensiva en la mitad norte del país.

El EI efectuó rápidas conquistas y, a finales de ese mes, declaró un califato islámico en los territorios de Siria e Irak bajo su control.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo