El Parlamento de Ucrania rechaza la dimisión de Yatseniuk

Por Publimetro Colombia

Kiev, 31 jul (EFE).- La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania rechazó hoy la dimisión presentada hace una semana por el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que seguirá al frente del Gobierno a pesar de que se ha roto la coalición parlamentaria que lo sostenía.

“Hoy hay dos noticias en la economía mundial. La primera es que Argentina ha presentado suspensión de pagos. La segunda, que Ucrania no la ha presentado y que nunca lo hará”, dijo Yatseniuk tras la votación de los diputados, que dieron un apoyo abrumador a su Gobierno en una moción de confianza.

Apenas fueron 16 los parlamentarios que votaron a favor de su dimisión después de que el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, pidiera a la Rada que rechazara la decisión tomada en caliente por el primer ministro.

Yatseniuk dimitió ante la propia Rada después de que UDAR y Svoboda, dos de las tres formaciones que habían sostenido hasta ahora su Gobierno, abandonaran hace una semana la coalición parlamentaria.

Justificó entonces su decisión con el voto en contra de los diputados a una reforma fiscal propuesta por su Ejecutivo y al proyecto de ley que habría permitido vender a inversores extranjeros la mitad de todos los gasoductos ucranianos.

Las dos polémicas leyes, por cuya aprobación también se pronunció Poroshenko, volvieron hoy al hemiciclo ucraniano con distinta suerte, al menos de momento.

Por un lado, la Rada aprobó un nuevo impuesto temporal, equivalente al 1,5 por ciento sobre el salario bruto de todos los ucranianos, para financiar las necesidades de las tropas que combaten a los separatistas prorrusos en el este del país.

Poroshenko, en su intervención de hoy ante el Parlamento, señaló que la operación militar para recuperar el control sobre las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk le cuesta a Kiev unos 70 millones de grivnas (5,8 millones de dólares) al día.

Por otro lado, la votación del proyecto de ley para privatizar el 49 por ciento de la compañía estatal que posee todos los gasoductos del país fue aplazada para enmendar la normativa.

Kiev, 31 jul (EFE).- Más de cien civiles han muerto ya en Lugansk, capital de la región homónima en el este de Ucrania, como resultado de los combates entre las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos, informaron hoy las autoridades municipales de esa ciudad.

En las últimas semanas, esa ciudad habitada por medio millón de personas antes del inicio del conflicto armado y sus alrededores se han convertido en escenario de los combates más cruentos entre los dos bandos enfrentados en Ucrania.

“Tan sólo ayer, han muerto tres personas inocentes, entre ellas un adolescente de 15 años”, lamentó la asamblea municipal de Lugansk, un órgano municipal elegido en comicios democráticos celebrados mucho antes de la rebelión prorrusa que no reconoce Kiev.

Decenas de edificios de viviendas, casas particulares, infraestructuras y edificios públicos resultan todos los días dañados o completamente destruidos por fuego de artillería del que se acusan los dos bandos.

“El abastecimiento de víveres a la ciudad se ha suspendido, las existencias menguan todos los días. Las tiendas sólo venden productos alimenticios que les quedan en sus propias existencias” con la única excepción del pan, advirtió la asamblea municipal de Lugansk, que ha exigido en reiteradas ocasiones a Kiev que pusiera fin a la operación militar en el este de Ucrania.

Los trabajadores de los comercios “se despiden en masa para abandonar la región”, por lo que apenas queda personal para atender a los ciudadanos que siguen en la ciudad.

“Los mercados siguen abiertos, pero hasta un 85 por ciento de los puestos está cerrado. (…) En el mercado central funciona únicamente un puesto de venta de ternera”, lamentan las autoridades municipales.

El número de civiles muertos en los incesantes y cada vez más cruentos combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas no deja de crecer día tras día en todo el este de Ucrania.

Al menos 19 fallecidos como resultado de los combates ingresaron ayer en los depósitos de cadáveres de la ciudad de Donetsk, capital de la región homónima habitada por un millón de personas antes de que estallara el conflicto armado.

Otros 36 civiles, entre ellos al menos ocho niños, han muerto entre los pasados lunes y miércoles en la ciudad de Górlovka, a unos 40 kilómetros al noreste de Donetsk, por fuego de artillería.

Kiev, 31 jul (EFE).- Ucrania impuso hoy un impuesto de guerra del 1,5 por ciento sobre el salario mensual de las personas físicas para costear el conflicto con los rebeldes prorrusos que supone una gran carga para las arcas del Estado.

“Serán 15 grivnas por cada mil. Ese es el impuesto de guerra, aunque yo prefiero llamarlo el impuesto para el restablecimiento de la paz en el país”, aseguró el diputado oficialista Serguéi Sóbolev, autor de la iniciativa.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, cifró hoy en 70 millones de grivnas (5,6 millones de dólares) diarias el coste de la operación antiterrorista para aplastar la sublevación prorrusa en las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk que comenzó en abril pasado.

El impuesto de guerra forma parte de las nuevas leyes sobre presupuesto y política fiscal aprobadas hoy por la Rada Suprema o Parlamento después de que el actual primer ministro, Arseni Yatseniuk, amenazara con dimitir si esas medidas de ajuste no eran ratificadas.

“Hoy hay dos noticias en la economía mundial. La primera es que Argentina ha presentado suspensión de pagos. La segunda, que Ucrania no la ha presentado y que nunca lo hará”, dijo Yatseniuk después de que los diputados le confirmaran en el cargo de manera aplastante.

No obstante, no todos apoyaron el impuesto, ya que Oleg Tiagnibok, líder del partido nacionalista ucraniano Sbovoda (Libertad) y antiguo miembro de la coalición mayoritaria, opinó que la guerra debería financiarla el gran capital.

“No son los ucranianos de a pie quienes deben pagar este impuesto. Los ucranianos ya costean los chalecos antibalas, los cascos y los uniformes de sus hijos y amigos. El impuesto deberían pagarlo los oligarcas que fueron quienes nos han llevado a esta situación”, dijo.

La ley sí estipula que aquellos ciudadanos que tienen ingresos anuales que oscilaran el pasado año entre las 500.000 (40.000 dólares) y los 100 millones de grivnas (8 millones de dólares) paguen entre un 10 y un 25 por ciento de impuesto de guerra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo