Casi 50 muertos en combates entre yihadistas y kurdos en el norte de Siria

Por Publimetro Colombia

Beirut, 31 jul (EFE).- Al menos 49 personas murieron ayer en choques entre combatientes kurdos y del grupo radical Estado Islámico (EI) en la región de Kobani, en la provincia septentrional siria de Alepo, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG precisó que catorce de las víctimas eran milicianos de las llamadas Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, mientras que 35 eran miembros del EI.

Los enfrentamientos se desarrollaron en las proximidades del pueblo Sheij Tahani, en el oeste de Kobani, de mayoría kurda.

Tras horas de combates, la calma volvió a la zona después de la pasada medianoche.

En un comunicado, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo explicaron que ayer lanzaron una operación en el marco de su campaña militar “Venganza de los Mártires” contra varias posiciones del EI en la parte occidental de Kobani.

El ataque kurdo comenzó a las 02.00 hora local del miércoles (11.00 hora GMT) y se prolongó a lo largo del día.

La nota asegura que los kurdos causaron decenas de bajas en las filas de los extremistas.

En las últimas semanas, el EI ha intentado tomar Kobani, lo que ha movilizado a las fuerzas kurdo sirias para su defensa.

A finales de junio, la organización radical suní proclamó un califato islámico en varias zonas de Irak y Siria.

Beirut, 31 jul (EFE).- El grupo radical Estado Islámico ha impuesto restricciones a la vestimenta de las mujeres en las zonas que controla en la provincia siria de Deir al Zur, fronteriza con Irak, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, los yihadistas han distribuido un comunicado en Deir al Zur (noreste) donde anuncian una serie de reglas para la indumentaria de las habitantes de la provincia.

Ordenan que las mujeres lleven un tipo de velo denominado “niqab”, que incluso tape los ojos “para que no moleste”. El “niqab” suele ocultar el rostro menos los ojos, aunque en ocasiones puede cubrir toda la cara.

Otra de sus instrucciones es que las sirias vistan con una “abaya” o túnica, que deben ponerse por encima del resto de la ropa.

Dicha túnica tiene que ser ancha, debe ir cerrada para no mostrar el atuendo que la mujer lleva debajo y no tener ningún tipo de estampado.

Asimismo, la organización extremista prohíbe a las mujeres calzar zapatos de tacón.

Y advirtió de que aquellas personas que violen estas restricciones recibirán un duro castigo.

El EI proclamó un califato islámico en las zonas que domina en Irak y Siria a finales de junio, tras avanzar sobre el terreno.

El Observatorio reveló ayer que los radicales habían vetado también la venta de tabaco normal y de pipa de agua en Deir al Zur.

Desde enero pasado, el EI aplica prohibiciones similares en la provincia de Al Raqa, su bastión principal en el territorio sirio, donde obliga a las mujeres a llevar “niqab” y exige un “impuesto” a los cristianos a cambio de su “protección”.

Beirut, 31 jul (EFE).- El ciudadano estadounidense Munir Mohamed Abu Salha ha aparecido en un vídeo publicado en internet tras su muerte explicando los motivos que le llevaron cometer un atentado suicida en mayo pasado en el norte de Siria.

En la grabación, que fue subida a Youtube el pasado lunes, pero que ha sido difundida en otras redes sociales en las últimas horas, Salha, que responde al apodo de Abu Hureira al Amriqui (Abu Hureira el Americano), afirma que la vida del “muyahed” (guerrero santo) es “increíble”.

“Esta es la mejor vida que he tenido. He vivido en América, sé como es, tienes todos los parques de ocio, restaurantes, comidas y todas esas porquerías, y los coches… ¿Pensáis que sois felices? No lo sois ni lo seréis nunca”, dice Salha.

El joven, de 22 años, hijo de un palestino y de una estadounidense de origen italiano, asegura que cuando estaba en su país se sentía “triste y deprimido”: “La vida apestaba”, sentencia.

“Todo lo que haces (en EEUU) es trabajar 40, 50, 60 horas a la semana y después vas y te lo gastas en basura”, indica Salha, que falleció en un atentado suicida el 25 de mayo en la provincia septentrional siria de Idleb.

En el vídeo, cuya autenticidad no pudo ser verificada de forma independiente, Abu Hureira destroza su pasaporte estadounidense y lo quema.

Además, detalla que para unirse a la “yihad” o guerra santa en Siria primero viajó a Estambul, a donde llegó con solo veinte dólares en el bolsillo, y que todo lo que consiguió después, incluida la ropa, fue gracias a los “muyahidines”.

Durante la grabación, de una media hora y titulada “La historia del emigrante americano”, alienta a los musulmanes a unirse a la “yihad” y amenaza a los “infieles”.

“Vosotros, infieles, pecadores, hemos venido a por vosotros”, advierte el joven, que aparece sentado con un fusil y la cabeza cubierta con un pañuelo, y adorna su discurso en inglés con palabras en árabe y frases religiosas.

El documento audiovisual acaba con la imagen del camión de la basura, donde supuestamente se escondió Abu Hureira para perpetrar el atentado.

El vídeo ha sido producido por el Frente Islámico de Medios de Comunicación Global, asociado a Al Qaeda.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Abu Hureira era miembro del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo