Kiev y prorrusos se acusan de impedir acceso de expertos al lugar de tragedia

Por Publimetro Colombia

Kiev, 30 jul (EFE).- El Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos se acusaron hoy mutuamente de impedir el acceso de los expertos internacionales al lugar donde se estrelló hace dos semanas el avión malasio supuestamente derribado con 298 personas abordo.

Un día más, los combates entre las fuerzas ucranianas y los prorrusos impidieron hoy a los investigadores internacionales acceder al lugar donde fue derribado el vuelo MH17, una zona bajo control de los sublevados próxima a la frontera con Rusia.

“Estamos buscando una ruta segura al lugar de la catástrofe, porque el equipo (de investigadores) estará integrado por unas cien personas, y debemos encontrar una ruta segura para permitir que estas personas puedan trabajar”, dijo hoy en Kiev el jefe de la misión de observadores de la OSCE en Ucrania, Ertugrul Apakan.

Kiev, que ha lanzado una amplia ofensiva contra Shajtiorsk, Torez y Snezhnoe -las tres ciudades más próximas al territorio donde han caído los restos del Boeing 777 malasio- insiste en que su intención es recuperar el control de esta zona controlada por los prorrusos para garantizar la seguridad para los investigadores.

Al mismo tiempo, acusa a los separatistas de “escenificar tiroteos” en el lugar de la tragedia para impedir que los expertos internacionales puedan acceder a la zona.

“Dos veces había salido la misión (de expertos) y dos veces tuvo que parar. Sabemos que (los milicianos) primero les dejar ir, luego escenifican tiroteos y les dicen que hay que volver”, dijo el viceprimer ministro ucraniano, Vladímir Groysman.

Por su parte, los rebeldes de la autoproclamada república popular de Donetsk aseguraron que la misión “no ha podido empezar su trabajo (…) por el continuo cañoneo de la zona por las tropas ucranianas”.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, que exige a los prorrusos el acceso de los expertos internacionales al lugar del siniestro del avión malasio, autorizó hoy la celebración mañana de una ronda de consultas con los separatistas en Minsk con este fin.

“Ucrania presentará mañana a través de sus representantes en el grupo de contacto (formado por Kiev, Moscú, la OSCE, con participación de los rebeldes) serias exigencias sobre el acceso de los expertos internacionales al territorio del siniestro del avión”, explicó Groysman.

Estados Unidos y la Unión Europea, que adoptaron ayer sendas sanciones económicas contra Rusia, no dudan en exigir directamente a Moscú que facilite el acceso de los expertos al lugar de la tragedia custodiados por los milicianos prorrusos.

En un comunicado conjunto consensuado con los Veintiocho, los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión de la UE, José Manuel Durao Barroso, manifestaron ayer “enfado y frustración por los retrasos a la hora de proporcionar acceso internacional a la zona del siniestro”.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, calificó hoy de “absurdas” esas exigencias de Occidente tras apuntar a que Rusia no maneja a placer a los separatistas ni puede tampoco poner fin a los combates entre los dos bandos.

“Si tan seguros están de que sólo Rusia puede hacerlo, podría proponer que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe una resolución que invite a Rusia a desplegar allí a sus tropas pacificadoras y garantizar un perímetro de seguridad alrededor del lugar de la catástrofe”, dijo Lavrov.

Agregó que “por supuesto se trata de una propuesta que parte desde el absurdo de la situación actual, pero incluso el absurdo debe tener unos límites”.

Mientras, el número de civiles muertos en los incesantes y cada vez más cruentos combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas no deja de crecer día tras día.

Al menos 19 fallecidos como resultado de los combates ingresaron hoy en los depósitos de cadáveres de la ciudad de Donetsk, capital de la región homónima habitada por un millón de personas antes de que estallara el conflicto armado.

Otros 36 civiles, entre ellos al menos ocho niños, han muerto en los últimos tres días en la ciudad de Górlovka por fuego de artillería del que se acusa los dos bandos.

Las tropas ucranianas continúan su ofensiva contra esa ciudad a unos 40 kilómetros al noreste de Donetsk, importante plaza fuerte de los secesionistas prorrusos considerada estratégica para lanzar una amplia ofensiva contra la capital regional desde el norte.

Bruselas, 30 jul (EFE).- Los investigadores internacionales consideran que los combates entre fuerzas ucranianas y prorrusas en los alrededores del lugar del accidente del vuelo MH17 no cesarán en los próximos días, por lo que se encuentran en una situación “difícil” para poder acceder el área del desastre.

“Desafortunadamente no esperamos que la situación de seguridad mejore en los próximos días”, señaló el jefe de la misión de repatriación de las víctimas, Pieter-Jaap Aalbersberg, en un comunicado difundido por el Gobierno holandés en La Haya.

“Las posibilidades que tenemos para llegar al lugar del accidente a corto plazo parecen reducirse para nosotros”, lamentó. “Hay demasiado combate que impide a nuestra gente viajar por la zona”, indicó el holandés.

Tanto el lunes como el martes se hicieron dos viajes de “reconocimiento”, liderados por la Organización para Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), para evaluar si el trayecto entre Dónetsk y el lugar del accidente era seguro, indicó.

“Hasta el momento la ruta está siendo considerada como insegura y por ello no logramos viajar hasta el área del desastre con el grupo de expertos” australianos y holandeses, afirmó Aalbersberg, quien reiteró que los investigadores tienen que poder trabajar en un entorno seguro.

“Debido al cruce de fuego en el área, ello no es posible actualmente. Ésa es la realidad con la que tenemos que lidiar”, agregó el encargado de la repatriación del resto de cuerpos de las 298 víctimas fallecidas el 17 de julio pasado, cuando un Boeing de de Malaysia se estrelló en el este de Ucrania, presuntamente por el impacto de un misil disparado desde territorio prorruso.

No obstante, sostuvo, a través de intensas consultas con la OSCE, las autoridades ucranianas y las australianas, los analistas siguen intentando acceder a la zona de la tragedia.

“Mañana intentaremos de nuevo viajar al lugar, tras consultar con la OSCE. Ello depende por supuesto del análisis de seguridad”, explicó Aalbersberg.

“Nos encontramos en una situación difícil, Seguiremos negociando con la OSCE para lograr cuanto antes acceso al la zona del accidente. Nuestro objetivo sigue siendo recuperar los restos humanos y las pertenencias personales para sus familias”, dijo.

El holandés indicó además que hoy ha habido consultas con las autoridades malasias, a fin de integrar a expertos de esa nacionalidad a la misión.

Con ello, ésta se quedará conformada por expertos internacionales de Holanda, Australia y Malasia, dijo.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, se reunió hoy con su homólogo malasio, Najib Razak, para abordar la respuesta al accidente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo