El líder de Hamás amenaza con volver a asumir el control de Gaza

Por Publimetro Colombia

Gaza, 29 jun (EFE).- Uno de los principales dirigentes de Hamás en Gaza acusó hoy al gobierno de unidad palestino de ignorar la Franja y amenazó con la posibilidad de que el movimiento islamista retome su control.

En su página de la red social “Facebook”, Musa Abu Marzuq, el hombre que negoció la reconciliación con el partido nacionalista Al Fatah, responsabilizó directamente al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

“Si se sigue ignorando Gaza y considerando solo a la ANP en Cisjordania, como si Gaza no existiese, Hamás podría verse obligado a retomar el gobierno”, afirmó.

El movimiento islamista y el partido dirigido por Abás sellaron la reconciliación el pasado 23 de abril, siete años después de que ambos se enfrentaran por las armas y Hamás lograra expulsar a los nacionalistas de la Franja.

El pacto desembocó el pasado 2 de junio en un gobierno de unidad nacional transitorio, formado por tecnócratas, cuyo objetivo es reconstruir la deteriorada economía gazatí y preparar elecciones en un plazo de seis meses.

Sin embargo, poco después de que se pusiera en marcha surgieron las primeras divergencias, en particular relativas al pago de los salarios de los cerca de 50.000 funcionarios afines a Hamás en la Franja.

Los funcionarios, que dependían del dinero de Hamás, aun no han recibido su salarios, mientras que sus colegas de Al Fatah, que no trabajan desde que el movimiento islamista se hizo con el poder, sí han cobrado.

El sábado, los sindicatos afines a Hamás iniciaron una huelga y amenazaron con medidas de presión más duras si los salarios no se pagan en los próximos días.

Al hilo de esta polémica, Abu Marzuq se preguntaba hoy “si el verdadero objetivo (de Abás y el primer ministro palestino, Rami Hamdala, es derrumbar el gobierno de unidad.

¿Quién es el responsable ahora de los salarios de los empleados de Gaza? ¿Quién está a cargo de los pasos y las terminales fronterizos?”, interrogó.

“Se dijo que Abás no quería la reconciliación y que si se le daba Gaza no la querría. Hamás nunca creyó esta lógica y perseveró hasta que el gobierno de unidad fue formado. Ahora, Abás ha ido a diversos lugares del mundo, pero no a Gaza, así que no podemos considerar que se ocupe del pueblo de la Franja”, concluyó.

En la misma línea, esta tarde un parlamentario de Hamás solicitó a los cuatro ministros del Gobierno de unidad palestino que residen en Gaza que dimitan de sus cargos como protesta por el impago de los salarios.

Yehya Musa, veterano líder de Hamás en la franja, aseguró a los medios que “los líderes en Ramala no permiten a los ministros del Gobierno de unidad en Gaza hacer su trabajo adecuadamente y mantienen a su gente recibiendo sólo lo más básico para poder vivir”.

El parlamentario criticó al presidente Abás y a Hamdala, y aseguró que “Gaza no está en sus agendas. Desde la formación del Ejecutivo de unidad, nada ha cambiado”.

A comienzos de este mes, Hamás ya consiguió colocar al gobierno de unidad nacional contra la pared al cerrar todos los bancos y cajeros automáticos de la Franja durante ocho días, medida que puso Gaza al borde de la revuelta popular.

Jerusalén, 30 jun (EFE).- El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, ha exhortado hoy a la comunidad internacional a asumir responsabilidades en el conflicto de Oriente Medio y homologar su política activa con los resultados de sus propios informes para que la solución de dos Estados -Israel y Palestina- sea posible.

“Sin una acción internacional, las perspectivas para una paz justa y duradera seguirán siendo evasivas”, afirma el negociador palestino en un artículo de opinión que publica hoy el diario israelí Haaretz, y en el que acusa al actual Gobierno israelí de haber apostado por la colonización.

Erekat, que ha participado en todos los procesos negociadores con Israel desde hace dos décadas, afirma que la responsable de esta situación es la comunidad internacional.

“La falta de una acción decisiva internacional ha mitigado la voz de aquellos (en Israel) que quieren una solución negociada de dos Estados, y fortalecido a los extremistas que dirigen la coalición que gobierna Israel”, explica al pedir todo tipo de sanciones y medidas para que este país pague por la ocupación y por sus “violaciones de los derechos humanos”.

Erekat señala que entre la población israelí “no hay una gran preocupación” porque la indecisión de la comunidad internacional “permite a la ciudadanía mirar hacia otro lado y no ver a los millones (de palestinos) que son perseguidos en su nombre”.

En ese sentido, el dirigente palestino exhorta a apoyar aquellos en Israel que “prefieren la paz a la colonización”, antes de que sea demasiado tarde y se imponga definitivamente la voz de aquellos que a su juicio optan por la colonización, entre los que menciona al primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, y el de Comercio, Naftalí Bennet.

Sugiere que la comunidad internacional adopte medidas claras para distinguir el estatus de los colonos del resto de los israelíes, y la de que no se aliente directa o indirectamente la capacidad económica de empresas en territorio ocupado por Israel.

“Lo que se requiere son medidas más activas de terceros países para que homologuen su política en el terreno con sus declaraciones (a favor de la solución de dos Estados), y lo que es más importante, con el derecho internacional”, concluye al alabar recientes decisiones en ese sentido de países miembros de la UE, que no obstante considera insuficientes.

Israelíes y palestinos comenzaron a negociar sobre la base de una solución de dos Estados en 1993, pero en los últimos veinte años de contactos y procesos intermitentes han sido incapaces de concretar un acuerdo de paz.

La última ronda de negociaciones, que duró nueve meses y estuvo apadrinada por EEUU, terminó en abril de este año sin perspectivas de que el diálogo vaya a reanudarse. ¡

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo