El Ejército iraquí se vuelca para recuperar Tikrit de los insurgentes suníes

Por Publimetro Colombia

Bagdad, 28 jun (EFE).- El Ejército de Irak centró hoy sus esfuerzos en la ofensiva que ha lanzado para arrebatar a los insurgentes el control de la ciudad de Tikrit, a unos 170 kilómetros al norte de Bagdad y cuna del fallecido dictador Sadam Husein.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, general Qasem Ata, señaló en una rueda de prensa que sus fuerzas avanzaron hacia Tikrit, capital de la provincia de Saladino, lo que llevó a “huir de forma masiva” a los supuestos terroristas.

Ata precisó que entre ayer y hoy murieron decenas de combatientes rebeldes en los combates en Saladino, aunque no dio cifras de las bajas en las filas del Ejército.

Entre los fallecidos citó a un líder militar de los insurgentes en el norte de la mencionada ciudad, identificado como Abu Abdel Hadi.

Las otras muertes se registraron en la ciudad de Samarra, localidad a 40 kilómetros al sur de Tikrit que las tropas controlan y han establecido como punto de partida en su camino hacia la ciudad natal de Sadam.

En la ofensiva participan tanques y vehículos blindados, mientras que la aviación iraquí bombardea posiciones de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Una fuente del hospital público de Tikrit informó de que han recibido víctimas por los bombardeos con aviones y artillería lanzados hoy contra la mayoría de sus barrios.

Según fuentes militares, las fuerzas gubernamentales han llegado a las afueras de Tikrit, donde han pasado a controlar la sede del gobierno local.

Sin embargo, fuentes tribales y testigos negaron a Efe que las tropas se hayan acercado hasta ese punto y explicaron que los insurgentes controlan la mayor parte de la carretera que une Tikrit con Samarra, paralela al río Tigris.

De acuerdo a esas últimas versiones, las fuerzas leales al Gobierno del chií Nuri al Maliki se enfrentan a los insurgentes en la localidad de Makishifa, a solo 12 kilómetros de Samarra, con muertos en los dos bandos.

Hace dos días, las fuerzas de seguridad iraquíes dijeron haber recuperado la Universidad de Tikrit y varias aldeas próximas al norte de esa ciudad.

Los radicales han tomado varias partes de Tikrit, incluidos algunos palacios de la época de Sadam, y han ejecutado a cientos de soldados y civiles, acciones que la ONU ha calificado de “crímenes de guerra”.

Ayer, la organización Human Rights Watch apuntó que había identificado dos sitios donde supuestamente el EIIL masacró a entre 160 y 190 hombres hace dos semanas.

Más al norte, en la ciudad de Mosul, tomada el pasado 10 de junio por el EIIL, las fuerzas iraquíes también han atacado por aire varios de sus barrios, informó la televisión oficial Al Iraqiya, que anunció la muerte de Omar al Ahmed, un antiguo jefe militar del anterior régimen, bajo los bombardeos.

A los yihadistas se han unido seguidores del ilegalizado partido Al Baaz, de Sadam, y combatientes tribales suníes contrarios a la discriminación que dicen sufrir por parte de Al Maliki.

Al sur de Bagdad, en la provincia de Babel, al menos 22 efectivos de las fuerzas del orden iraquíes y decenas de terroristas murieron en combates en la zona de Yarf Asajr, apuntaron fuentes policiales.

Las operaciones militares también prosiguieron en la provincia occidental de Al Anbar, feudo del EIIL, que pretende crear un califato islámico en Irak y Siria.

Sus avances han alarmado a países de la región como Jordania y Arabia Saudí, mientras que Estados Unidos ha pedido a los rebeldes sirios que contengan a los extremistas, contra quienes también combaten en el noreste de Siria.

Además, Washington reconoció que utiliza aviones no tripulados armados para sobrevolar Bagdad y proteger su embajada en la capital iraquí y a los asesores militares destacados en el país.

Por el momento las autoridades estadounidenses no han autorizado los aviones no tripulados para bombardear a los insurgentes, como ha pedido Al Maliki.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha insistido en que para lograr respaldo internacional Irak debe antes formar un gobierno de unidad nacional, a lo que se niega el primer ministro.

La máxima autoridad chií en Irak, el ayatolá Ali al Sistani, también está presionando a Al Maliki y ayer pidió un acuerdo político antes del martes, cuando se celebrará la primera sesión del Parlamento elegido en abril.

Bagdad, 28 jun (EFE).- Al menos 22 soldados y policías iraquíes murieron hoy y otros 25 resultaron heridos en duros enfrentamientos con los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) al sur de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Decenas de terroristas murieron también en esos choques, que se desencadenaron en la zona de Yarf Asajr, a 50 kilómetros al norte de Hila, capital de la provincia de Babel, según las fuentes.

Además, el Ejército iraquí causó daños materiales en sus vehículos y se incautó de sus armas y equipamiento.

Irak se encuentra inmerso en una grave crisis desatada por el avance de grupos insurgentes encabezados por el EIIL, que el pasado día 10 se hizo con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí ha progresado por otras zonas del norte y el centro.

El Ejército de Irak centró hoy sus esfuerzos en la ofensiva que ha lanzado para arrebatar a los insurgentes el control de la ciudad de Tikrit, a unos 170 kilómetros al norte de Bagdad y cuna del fallecido dictador Sadam Husein.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo