Cameron, el gran perdedor de la cumbre europea

Por Publimetro Colombia

Londres, 26 jun (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, acude hoy a la cumbre europea como el gran derrotado por su firme oposición a la candidatura del luxemburgués Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea (CE).

En privado y en público, Cameron ha manifestado su rechazo a Juncker por considerarlo un político de la “vieja guardia”, que se opone a las reformas que él apoya para la Unión Europea (UE).

Para evitar la elección del luxemburgués, el jefe de Gobierno británico emprendió una intensa actividad diplomática, con llamadas telefónicas a sus colegas y un viaje a Suecia para hablar con su colega sueco, Fredrik Reinfeldt; el primer ministro holandés, Mark Rutte, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Cameron defiende que es competencia del Consejo Europeo la elección del presidente de la CE y considera que el Parlamento Europeo no debe tratar de imponer su voluntad.

Pese al rechazo de Cameron, Juncker cuenta con amplio respaldo entre los países de la UE y es candidato del ganador de las elecciones europeas de mayo, el Partido Popular Europeo (PPE).

Según indicaron hoy fuentes de Downing Street, residencia del primer ministro británico, es un “principio importante” que prevalezca la voluntad de los estados nacionales.

“Este es un principio importante, el del papel de los Estados y líderes nacionales en decidir a la persona que liderará la Unión Europea” pues “afectará al Reino Unido en los próximos cinco años”, dijo un portavoz de la residencia oficial de Cameron.

“Hemos dejado claro que pensamos que debe haber voluntad para encontrar un consenso. Ese debería ser el paso preferido”, agregó.

El ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, dijo hoy a la cadena BBC que “está bastante claro que hay un apoyo abrumador a Jean-Claude Juncker como jefe de la Comisión”, si bien consideró al Reino Unido como un importante socio comunitario.

“Es de vital interés para Suecia, pero también para Alemania y Holanda y muchos otros países europeos, mantener al Reino Unido en la Unión Europea”, subrayó Borg.

“Pero ahora estamos en una posición en la que está bastante claro que hay un apoyo abrumador, así que tenemos que aceptarlo”, dijo.

Detrás de la negativa de Cameron se escondían sus deseos de emprender una profunda reforma de la UE antes de poder convocar su prometido referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido.

Presionado por el ala más euroescéptica de su partido y visiblemente inquieto por el avance del antieuropeo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) en las elecciones europeas, Cameron ha prometido un plebiscito sobre la UE para finales de 2017, siempre y cuando su formación gane las generales de 2015.

Aunque aún no ha profundizado en las reformas que busca en la UE, el “premier” está a favor de modificar la libre circulación de trabajadores y también de cambios en materia de justicia.

Ante las discrepancias sobre la candidatura de Juncker, el primer ministro británico pidió que haya un voto en el Consejo Europeo si no hay consenso entre los líderes en la cumbre de hoy y mañana en Bélgica

Según el Gobierno británico, la canciller alemana y el primer ministro holandés estuvieron de acuerdo con Cameron en que debe haber un voto si no se consigue el consenso.

El abierto rechazo expresado por Cameron a Juncker motivó críticas en el Reino Unido, tanto desde sus propias filas conservadores como las de los partidos de la oposición.

El llamado ministro del Gabinete y extitular de Economía Kenneth Clark, uno de los miembros más proeuropeos del Partido Conservador, admitió hoy que tratar de presentar a Juncker como el “enemigo público número uno” ha sido “exagerado”, mientras el responsable británico de Empresas, el liberaldemócrata Vince Cable, opinó que Cameron no ha tenido mano negociadora.

Desde la oposición laborista, el portavoz de Exteriores, Douglas Alexander, criticó a Cameron por haber manifestado tan abiertamente su rechazo al exprimer ministro luxemburgués.

“Mi observación personal es que fue demasiado en público”, señaló Alexander, aunque los laboristas también expresaron su rechazo a la figura de Juncker.

“Si somos elegidos (los laboristas) como Gobierno británico el próximo mayo, puedo asegurar que vamos a trabajar por el cambio y la reforma en Europea”, subrayó Alexander.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo