Entre 500 y 600 menores centroamericanos ingresan ilegalmente a diario a EE.UU.

Por Publimetro Colombia

Managua, 27 jun (EFE).- Entre 500 y 600 menores de cero a 17 años ingresan de forma ilegal todos los días en EE.UU., afirmó la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, en el marco de la XIX Conferencia Internacional de Migración que se celebra en Managua.

“Tenemos entre 500 y 600 niños entrando a la frontera todos los días en las últimas 4 a 5 semanas, que estamos atendiendo con nuestro cuerpo consular”, dijo Magarín a periodistas.

El problema principal que enfrentan esos menores, una vez que son encontrados por las autoridades estadounidenses, es la atención especializada, según la funcionaria salvadoreña.

“Hay muchas cosas por mejorar para darles un espacio y una atención adecuada para niños y niñas, porque las patrullas están entrenadas para atender a adultos, por lo tanto las condiciones no son las más idóneas para menores”, explicó Magarín.

Las autoridades de los países centroamericanos esperan que “se respete el debido proceso legal que tiene Estados Unidos para que se privilegie la reunificación familiar”, señaló la funcionaria.

Contrario a los adultos, los menores no viajan a EE.UU. de forma ilegal en busca del “sueño americano”, sino aspirando a reencontrarse con sus padres o escapando de la violencia, afirmó Magarín.

Por esa razón, Guatemala, Honduras y El Salvador han iniciado tareas para atender a los menores una vez que sean devueltos a sus países de origen, sostuvo la fuente.

El secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Jen Johnson, anunció recientemente que los niños centroamericanos que crucen ilegalmente la frontera del país norteamericano serán deportados.

Más de 52.000 menores han ingresado en Estados Unidos de forma ilegal en lo que va de año, de acuerdo con cifras divulgadas por las autoridades norteamericanas.

Tegucigalpa, 26 jun (EFE).- Unos 77.243 menores centroamericanos ingresaron ilegalmente a EE.UU. entre 2009 y mayo de 2014, informó hoy el Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera, quien indicó que unos ocho instrumentos internacionales obligan a los estados a dar protección a esos niños.

Del total de menores que viajaron solos a Estados Unidos entre 2009 y mayo pasado, 27.579 proceden de Guatemala, 25.985 de Honduras y 23.679 de El Salvador, indicó Herrera en un comunicado.

Solo entre enero y mayo pasados ingresaron a Estados Unidos de forma ilegal 13.282 menores hondureños, es decir, un promedio de 88 niños por día, añade la información oficial.

De Guatemala, en tanto, salieron en los primeros cinco meses de este año 11.479 niños y 9.850 de El Salvador, apuntó.

La inseguridad, la violencia intrafamiliar, el narcotráfico, las pandillas, la pobreza, la exclusión y la necesidad de reencontrarse con sus padres son algunas de las causas que están generando la migración de niños a Estados Unidos, según Herrera.

La niñez que ha emigrado “ha sido vulnerada en sus derechos humanos por las causas que la han obligado a emigrar de Honduras y esa vulneración ha sido agravada por los atentados a su dignidad en los países de tránsito y de destino”, subrayó el ombudsman hondureño.

Herrera indicó que existen “responsabilidades compartidas” entre los países de origen, tránsito y destino de la inmigración, por lo que les exhortó a “asumir las obligaciones” y asegurar “la restitución de los derechos y reparaciones correspondientes”.

En el caso puntual de Honduras, Herrera indicó que “tiene la mayor responsabilidad” de la migración de niños e instó a las autoridades a “crear inmediatamente”, con el apoyo de la cooperación internacional, sistemas apropiados de “reintegración y reinserción social de migrantes retornados”.

Además, propuso promover “entornos democráticos más seguros con evidentes oportunidades de bienestar” en los diferentes municipios del país centroamericano con el fin de prevenir esas “migraciones forzadas” y establecer una vigilancia migratoria adecuada.

Según cifras divulgadas por las autoridades estadounidenses, más de 52.000 menores han ingresado en Estados Unidos de forma ilegal en lo que va de año.

El ombudsman hondureño destacó que “hay obligación nacional e internacional de proteger y defender” a los menores inmigrantes que están alojados en albergues en EE.UU. para que “les atiendan sus derechos humanos y sus libertades fundamentales, haciendo efectivo el interés superior del niño”.

Añadió que esas obligaciones se derivan del “Derecho internacional consuetudinario y Derecho Internacional de los Derechos Humanos” como se refleja en unos ocho instrumentos internacionales que obligan a los estados a “darle protección a niños inmigrantes”.

Entre esos instrumentos figuran la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Protocolo Facultativo relativo a la Participación de Niños en Conflictos Armados y el Protocolo relativo a la Venta de Niños, Prostitución Infantil y la Utilización de Niños en Pornografía, entre otros.

Los niños retenidos en albergues pueden “ser protegidos en los Estados Unidos de América conforme a diversas leyes o instrumentos jurídicos, como la ley sobre el ‘Niño Extranjero No Acompañado"”, apuntó Herrera.

El comisionado nacional exhortó también al Gobierno hondureño a “fortalecer su posición” en su exigencia del respeto de los derechos humanos de los menores hondureños retenidos en Estados Unidos y recomendó a los padres de familia que no permitan que sus hijos viajen solos a ese país por el grave peligro al que se exponen.

Washington, 26 jun (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, se reunió hoy con líderes religiosos y defensores de refugiados, con quienes abordó la crisis de los menores no acompañados que cruzan la frontera con México y la necesidad de una reforma migratoria.

Biden informó a los grupos de los esfuerzos del Gobierno para hacer frente a la “urgente situación humanitaria” causada por la entrada a EE.UU. de menores no acompañados y adultos indocumentados, que siguen ingresando al país en su mayoría procedentes de América Central, informó la Casa Blanca en un comunicado.

El vicepresidente también abordó los resultados de su reciente visita a Guatemala y El Salvador, donde se reunió con los mandatarios de ambos países, Otto Pérez Molina y Salvador Sánchez, respectivamente.

Biden y los líderes de Guatemala y El Salvador coincidieron en la necesidad de informar a la ciudadanía de los peligros de poner a los menores en manos de “coyotes”, así como la importancia de hacer frente a los desencadenantes de la migración, incluida la inseguridad y la falta de oportunidades económicas.

El vicepresidente se reunió también hoy con miembros de “Bibles, Badges y Business”, una coalición nacional de empresarios, líderes religiosos y representantes de la ley.

Biden les dio las gracias por “su liderazgo y los incansables esfuerzos” en sus comunidades a favor de la reforma migratoria y los animó a seguir defendiendo una reforma migratoria con sentido común.

El número de menores que entraron solos a EE.UU. superó los 52.000 en los últimos nueve meses y se prevé que rocen los 100.000 para finales de 2014.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo