Los líderes de UE designarán al presidente de la Comisión y renovarán el apoyo a Kiev

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 25 jun (EFE).- Los líderes de la UE celebrarán el jueves y el viernes próximos su cumbre semestral, en la que buscarán el consenso para decidir si encomiendan la dirección de la Comisión Europea (CE) al luxemburgués Jean-Claude Juncker, además de analizar la situación de Ucrania o evaluar los progresos en cambio climático.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) comenzarán el jueves su cita semestral, que marcará el fin de la presidencia griega de turno, en la ciudad belga de Ypres, donde conmemorarán el centenario del inicio de la I Guerra Mundial.

Tras esa ceremonia, los veintiocho dirigentes comunitarios celebrarán una cena informal en la que habrá un intercambio de puntos de vista sobre las prioridades y la agenda estratégica de los próximos cinco años, explicó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Ese debate les llevará a abordar un asunto que les ha dividido desde las elecciones europeas de mayo pasado: la designación del candidato que tomará las riendas políticas de la CE hasta 2019 en sustitución del actual presidente, José Manuel Durao Barroso.

Sobre la mesa está el nombre del ex primer ministro de Luxemburgo y del Eurogrupo, el conservador Juncker, aspirante a ese puesto por parte del Partido Popular Europeo (PPE), la familia política que ganó los comicios europeos en el conjunto de la UE, y que suscitó el rechazo de varios países, encabezados por el jefe del Gobierno británico, David Cameron.

Las negociaciones lideradas por Van Rompuy han logrado eliminar las reticencias de la mayoría de los países, mientras que en la Eurocámara sus grandes grupos, incluido el socialista, lo respaldan porque el PPE fue el partido más votado.

“Las consultas (de Van Rompuy) con los países continúan hasta que se tome la decisión”, dijeron hoy fuentes diplomáticas.

Se espera que en la cena de Ypres Francia e Italia expongan de nuevo la necesidad de relajar las reglas de consolidación fiscal para potenciar el crecimiento, como condición para apoyar a Juncker, a quien ven como representante de esas restrictivas políticas económicas.

Cameron se ha quedado, pues, solo en obstaculizar el nombramiento de Juncker, a quien no considera apropiado para ese puesto, y se espera que muestre su disconformidad solicitando el viernes una votación formal de los jefes de Estado y Gobierno, una decisión que requiere de mayoría cualificada según indican los tratados europeos.

Las mismas fuentes afirmaron que, “si hay un Estado miembro que solicita una votación, se vota y ya está”.

“Hay la clara intención de tomar una decisión sobre el (nombre del) próximo presidente de la CE”, señalaron las fuentes.

Precisaron que las decisiones sobre otros altos cargos de la UE, como el próximo presidente del Consejo Europeo o el alto representante para la Política Exterior, “se tomarán más adelante. Primero, el presidente de la CE”.

Otras fuentes diplomáticas avanzaron la posibilidad de que esos otros nombramientos se traten en una cumbre extraordinaria que se celebraría después del 15 de julio, fecha límite en el Parlamento Europeo para votar al nuevo líder del Ejecutivo comunitario.

La reunión del viernes, ya en Bruselas, comenzará por la firma de sendos acuerdos de asociación con Georgia y Moldavia, así como de los puntos pendientes que quedaban del de Ucrania, a cuyo presidente, Petró Poroshenko, se ha invitado para que realice una evaluación de la conflictiva situación en su país.

Los Veintiocho dedicarán espacio a discutir la agenda comunitaria para potenciar el crecimiento económico, la competitividad y la creación de empleo, un debate en el que como siempre está invitado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

A continuación abordarán y definirán las orientaciones generales legislativas en áreas de libertad, seguridad y justicia, y evaluarán los progresos hechos en la lucha contra el cambio climático.

Los Veintiocho, tras esos debates, volverán de nuevo al punto de partida en Ypres: la designación del próximo presidente de la CE.

Fuentes diplomáticas insistieron en que los líderes solo se tienen que pronunciar el viernes sobre el sucesor de Barroso.

Sin embargo, no se descarta que se aborden los nombramientos para otros cargos como el del futuro presidente permanente del Eurogrupo, un puesto que todavía se tiene que crear y para el que hay varios aspirantes, entre ellos el ministro español de Economía, Luis De Guindos, y los responsables del área económica de Francia y Holanda.

A ese respecto, fuentes diplomáticas españolas consideraron que De Guindos “tiene posibilidades” de ser el próximo presidente a tiempo completo del Eurogrupo, cargo que no impediría que España ocupe otro en una “buena cartera económica” en la CE, afirmaron.

Está previsto que España esté representada en las ceremonias de Ypres por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, y que a la cena se incorpore el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, procedente de un viaje a Guinea Ecuatorial para participar en la cumbre de la Unión Africana.

Berlín, 25 jun (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró hoy su respaldo al luxemburgués Jean-Claude Juncker como futuro presidente de la Comisión Europea (CE) y aseguró que “no será ningún drama” que sea elegido por una mayoría cualificada de los socios comunitarios.

En su intervención ante el pleno del Bundestag (parlamento alemán) durante el debate presupuestario, Merkel respondió sin citarlo al primer ministro británico, David Cameron, que rechaza a Juncker y previsiblemente pedirá una votación sobre el futuro presidente de la CE en el Consejo Europeo que comienza mañana.

En esa cumbre, explicó Merkel, los veintiocho debatirán sobre los contenidos de la agenda para los próximos cinco años y también sobre las personas más adecuadas para encabezar las principales instituciones comunitarias.

Para elegir al presidente de la Comisión Europea, recordó, “es suficiente una mayoría cualificada”.

Ratificó así su apuesta por Juncker, el candidato de los populares europeos en las elecciones al Europarlamento, y recibió los aplausos de los diputados alemanes, que habían visto como en las últimas semanas la prensa nacional especulaba sobre la posibilidad de que su canciller apoyara a un candidato alternativo al luxemburgués para salvar las reticencias de Cameron.

A pesar de restar importancia al hecho de que Juncker pueda ser designado presidente de la Comisión sin unanimidad, Merkel aseguró que continuará en los próximos días manteniendo contactos con el resto de socios comunitarios “con espíritu europeo”.

Fuentes gubernamentales de Alemania indicaron que Juncker cuenta con una “inmensa mayoría” en el Consejo Europeo y dieron por supuesto que el conservador luxemburgués será finalmente, este viernes, el candidato de los 28 para presidir la CE.

El “objetivo” del Gobierno de Merkel es seleccionar en esta cumbre en Bruselas a un candidato para la presidencia de la CE que pueda ser votado y aprobado en la Eurocámara en la primera sesión de esta nueva legislatura.

Sin embargo, estas fuentes consideraron poco probable que los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) acuerden la asignación de otros puestos europeos como el de presidente del Consejo Europeo, el de jefe del Eurogrupo y el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Con respecto al Reino Unido, señalaron que algunos de los puntos de la “agenda estratégica” que van a consensuar los líderes europeos para esta legislatura -como la reducción de las trabas burocráticas o la profundización del mercado común- van a satisfacer a Cameron.

Bruselas, 25 jun (EFE).- El grupo de la Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D) en el Parlamento Europeo confirmó hoy a Martin Schulz como su candidato a presidir la Eurocámara en la votación que llevarán a cabo los eurodiputados la próxima semana en Estrasburgo.

Si el próximo 1 de julio la Eurocámara avala a Schulz, el alemán se convertirá en el primer presidente de la historia en repetir en el puesto.

El S&D y el Partido Popular Europeo (PPE) han pactado repartirse en dos turnos de dos años y medio la presidencia de la Eurocámara en esta octava legislatura que está a punto de iniciarse y como ya es costumbre en el hemiciclo europeo, informó ayer la formación conservadora.

Así, Schulz asumiría la presidencia hasta 2017 para después dar el testigo a un eurodiputado del PPE, que ejercería de presidente hasta las elecciones de 2019.

En la reunión de grupo celebrada hoy, los 191 eurodiputados y eurodiputadas socialistas han elegido los nueve vicepresidentes del grupo, incluido el español Enrique Guerrero, que repite en el cargo.

Schulz destacó en un comunicado que los socialdemócratas europeos reclamarán a la nueva Comisión Europea que “se comprometa con políticas que mejoren la vida diaria de quienes más han padecido la recesión y la austeridad, y sobre todo de las personas sin trabajo y de las menos privilegiadas en nuestras sociedades”.

Por otro lado, respecto a la flexibilización de los objetivos de déficit que reclaman Francia e Italia, Schulz ha destacado que su grupo “siempre ha cuestionado el modo en que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento se ha diseñado y aplicado”.

“La nueva Comisión deberá desarrollar una estrategia para subsanar carencias y para que las reglas existentes se apliquen de manera que estimulen la inversión pública y sustenten un crecimiento sostenible más fuerte y la creación de empleo”, dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo