Isabel II visita la cárcel histórica en Belfast para reforzar el proceso de paz

Por Publimetro Colombia

Dublín, 24 jun (EFE).- La reina Isabel II de Inglaterra dio hoy “otro gran paso” a favor de la reconciliación en Irlanda del Norte al visitar en Belfast una antigua cárcel utilizada durante el pasado conflicto como centro de detención de católicos y protestantes.

Así lo afirmó el ministro principal norirlandés, el nacionalista Martin McGuinness, tras acompañar a la soberana, de 88 años, por el ahora recorrido turístico de la llamada Prisión de Crumlin de Belfast, en la segunda jornada de su visita de tres días a la provincia británica.

“La mayoría de la gente reconoce los esfuerzos efectuados por la reina en favor del proceso de paz y reconciliación y creo que mucha gente verá la vista a la cárcel con un gran asombro”, dijo McGuinness, “número dos” del Sinn Féin y excomandante del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

El dirigente republicano, partidario de la unificación de la isla de Irlanda, permaneció detenido durante un mes en 1976 en esa cárcel acusado de pertenecer al IRA, un cargo que fue después rechazado por un tribunal.

También les acompañó durante esta visita el ministro principal norirlandés, el protestante Peter Robinson, quien, a su vez, permaneció detenido en Crumlin en varias ocasiones durante la pasada década de los 80 por participar en manifestaciones contra el llamado Acuerdo Anglo-Irlandés (1985).

Aquel texto, firmado por Londres y Dublín, trataba de poner fin al conflicto norirlandés, pero se topó, sobre todo, con la oposición de la comunidad unionista, partidaria de la permanencia de Irlanda del Norte en el Reino Unido.

Tras su llegada ayer a Belfast para comenzar esta visita, la segunda en dos años, la monarca se desplazó al castillo de Stormont, sede del Parlamento autónomo norirlandés y de las instituciones del Gobierno de poder compartido entre protestantes y católicos.

Allí fue recibida por Robinson y McGuinness y mantuvo enTREVISTAS privadas con ambos, lo que dio pie a que el dirigente nacionalista y la soberana celebrasen su primer “cara a cara” a puerta cerrada.

McGuinness e Isabel II protagonizaron uno de los momentos más significativos del proceso de paz norirlandés cuando se dieron la mano en Belfast en junio de 2012, gesto que repitieron este año durante la visita al Reino Unido del presidente de la República de Irlanda, Michael D. Higgins, la primera con rango de Estado de un dirigente de Dublín al país vecino.

La reina y su esposo, el duque de Edimburgo, de 93 años, visitarán hoy los estudios de la cadena de televisión estadounidense HBO en Belfast donde se rueda la popular serie Juego de Tronos, así como el ayuntamiento de la capital del Ulster.

El miércoles concluirán su visita a Irlanda del Norte con una recepción organizada por la Legión Británica Real en la ciudad de Coleraine, al norte de la región, donde la soberana presentará un programa de actos conmemorativos de la I Guerra Mundial (1914-1918) .

Dublín, 24 jun (EFE).- La reina Isabel II de Inglaterra aseguró hoy que Irlanda del Norte es un “ejemplo” para el mundo por la capacidad de su gente para “superar sus diferencias”, tras más de 30 años de conflicto en la provincia británica.

La soberana efectuó esas declaraciones durante un banquete celebrado en su honor en el Ayuntamiento de Belfast, adonde llegó ayer para una visita de tres días a Irlanda del Norte, la segunda desde 2012.

“Sé que aún quedan muchos retos para el futuro y que lograr la paz no es siempre una tarea fácil. Pero habéis llegado muy lejos al conseguir convertir lo imposible en posible”, dijo Isabel II, de 88 años, a quien acompaña su marido, el duque de Edimburgo, de 93.

Destacó que el mundo “necesita ejemplos de transformaciones positivas en las que la gente supera sus diferencias”, como ha ocurrido en la región desde la firma en 1998 del acuerdo del Viernes Santo, al comienzo del proceso de paz.

“Confío -afirmó- en que Belfast continuará siendo un ejemplo vivo de eso y quiero agradeceros a todos los habitantes de esta ciudad el duro trabajo y la dedicación con la que la que habéis logrado la transformación”.

Antes de este acto, la reina y su marido visitaron la cárcel de Crumlin en la capital del Ulster, un centro de detención de católicos y protestantes durante el conflicto convertido ahora en una atracción turística.

La pareja real estuvo acompañada por el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y su adjunto en el Gobierno autónomo, el nacionalista y excomandante del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) Martin McGuinness.

El “número dos” del Sinn Féin pasó un mes detenido en Crumlin acusado de pertenecer al IRA en 1976, mientras que el líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) ingresó varias veces en esa prisión por participar en manifestaciones contra el Gobierno británico en la década de los 80.

Isabel II también se entrevistó hoy con algunas de las estrellas de “Juego de Tronos” en los Estudios Pain Hall de Belfast, donde la cadena estadounidense HBO rueda la popular serie de televisión.

La soberana pudo ver de cerca, aunque sin llegar a sentarse, una réplica del icónico Trono de Hierro de Westeros, el asiento real que, según el guión de la serie, solo es deseado por los monarcas más maquiavélicos.

El miércoles concluirá su visita a Irlanda del Norte con una recepción organizada por la Legión Británica Real en la ciudad de Coleraine, al norte de la región, donde la reina presentará un programa de actos conmemorativos de la I Guerra Mundial (1914-1918).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo